ENTREVISTA A ISIDRO GONZÁLEZ: “LOS JUDÍOS DEL NORTE DE ÁFRICA APOYARON A FRANCO”

 

EL HISTORIADOR ISIDRO GONZÁLEZ es, sin duda alguna, el experto académico más destacado en el estudio de la presencia de los judíos en la España del siglo XX. Lo testimonian sus numerosas obras al respecto: La cuestión judía y los orígenes del sionismo (1881-1905); España ante el problema judío (1988); El retorno de los judíos (1991); Las relaciones España-Israel y el conflicto de Oriente Medio (2001); Los judíos y la Segunda República (2004).

Ahora ha publicado un libro sugerente y que rompe estereotipos: Los judíos y la guerra civil española.  En él -con una labor concienzuda que recurre a archivos, prensa y fuentes orales- demuestra que la situación de los judíos en nuestro conflicto de 1936-1939 distó mucho de encajar con los tópicos imperantes.

Por una parte, porque la parte más significada de la comunidad judía del norte de África apoyó al general Franco resuelta y quizá sin su aval la sublevación  no hubiera triunfado. Por otra parte, porque la República, a la vez que defendió a los judíos en la Sociedad de Naciones (el ente antecesor de la ONU) ante su persecución por el Tercer Reich, estableció numerosos filtros legales que dificultaron su entrada en España. El profesor González ha accedido a ser entrevistado por nuestro blog para abordar estas y otras cuestiones desmitificadoras que contiene su último trabajo.

¿Los judíos españoles se dividieron ante la Guerra Civil ?

En efecto, así ocurrió. Aunque la idea generalizada y mas extendida es que los judíos apoyaron de manera masiva al bando republicano, las investigaciones de mi libro Los Judios y la guerra civil española demuestran claramente que no fue así. Utilizando una documentación inédita se llega a la conclusión de que los judíos del norte de África apoyaron muy eficazmente al bando sublevado con aportaciones económicas importantes y contribuyeron también a él con operaciones logísticas, contactos, gestiones de compras, etc. Y no lo escondieron: las cantidades que entregaron aparecen tipificadas en los periódicos del norte de África. Igualmente, pusieron edificios a disposición de los alzados y publicaron proclamas de apoyo en periódicos fuera del Protectorado, en lugares como en Tánger. A la vez, apoyaron al bando franquista una parte de los judíos del norte de Italia y un determinado sector de sionismo, en el que destacó el conocido líder Wladimir Jabotinski.

Por otra parte, los judíos de Europa, de EE.UU. y una gran parte de América Latina apoyaron al bando republicano a través de dos vías principales: la propaganda en la prensa y la aportación de recursos humanos por medio de las Brigadas Internacionales. La razón de este apoyo es más sencilla y menos compleja que en el caso anterior: el bando sublevado representaba para los judíos a sus mayores enemigos: el nazismo y el fascismo. De ahí que estos desplegaran grandes campañas mediáticas de apoyo al bando republicano, muy especialmente en la prensa norteamericana. Este apoyo fue más numeroso que el recibido por los alzados y ha quedado como una especie de foto fija en la posteridad.

Isidro González, Los judíos y la Guerra Civil española, Hebraica Ediciones (http://www.libreriahebraica.com/catalog/default.php?cPath=1), 340 pp., 32 euros.

 ¿Por qué el régimen de Franco emitió o toleró la propaganda antisemita si recibía ayuda de los judíos ?

Porque al recibir ayuda de los alemanes para satisfacerles tenía que magnificar este antisemitismo estratégico. Pero, de hecho, a través de su generales Franco hizo llegar a los judíos norteafricanos el mensaje de que aunque oyeran proclamas antisemitas no les hicieran caso, pues no se tomarían medidas contra ellos y les advertía que formaban parte de la estrategia para recibir ayuda de los alemanes, al tener que contemporizar con ellos.

Este hecho se refuerza con las declaraciones que hicieron el propio Franco y otros miembros de su régimen a la prensa norteamericana: en ellas nunca aparecían manifestaciones antisemitas, sino todo lo contrario, ya que pensaban siempre en el efecto contrario para su causa que podían tener tales proclamas en EE.UU..

 ¿Por qué parte de los judíos apoyó a Franco ?

La razón última de este apoyo radica en varias causas: la estrecha relacion que mantenían los judíos del protectorado de Marruecos con las tropas españolas, que venía ya desde el comienzo de la época colonial; la protección que estas tropas dispensaban a las comunidades judías que sufrían los ataques de los árabes; y también por el control que tenian los sublevados sobre el territorio y, por tanto, no les quedaba mas remedio que ayudarles. Pero este apoyo al bando sublevado de muchos judíos (comerciantes, banqueros, etc.) no fue forzado, pues no veían con buenos ojos al republicano, ya que estaba sostenido por anarquistas y consideraban que en caso de que éste triunfara se convertirían en sus primeras víctimas.

Aunque no es tan conocida, también hubo una aportación al bando franquista de judíos del norte de Italia a través de campañías de seguros. Por último, debe mencionarse el soporte de determinados sectores del sionismo, cuyo caso mas conocido fue el de su citado líder Wladimir Jabotinski. Estos apoyaron a Franco debido a que ello suponía luchar contra movimientos comunistas, anarquistas, etc. que iban contra su concepción del Estado de Israel.

¿La República fue tan projudía como se cree?

Lo fue de cara al exterior, cuando comenzaron las persecuciones a los judíos en Alemania en 1933 y defendió su causa en la Sociedad de Naciones. Pero cuando los judíos, invocando precisamente estos gestos republicanos, pretendieron refugiarse en España, las autoridades les pusieron dificultades, aduciendo siempre motivos económicos para su absorción, como el paro o la crisis económica. No ocurrió así cuando una minoría judía de élite solicitó su entrada: entonces se estimuló como propaganda exterior, como fue el caso del físico Albert Einstein o el del pintor Marc Chagall. En suma,  fue una política maniquea e influida de modo indudable por los problemas interiores que aquí había.

Durante la Guerra Civil la propaganda judía fue muy intensa a favor del bando republicano y muchas organizaciones judías francesas, britanicas y norteamericanas colaboraron abiertamente con él. Sin embargo, los medios de comunicación republicanos mencionan muy poco esta realidad. Asimismo, en ellos se puede apreciar ciertas connotaciones antisemitas y hoy aún es un enigma porqué el bando republicano guardó silencio sobre este apoyo.

 

 Los judíos pudieron constituir un 15% de efectivos de las Brigadas Internacionales, pero la República lo silenció.

¿Cuál fue la presencia judía en las Brigadas Internacionales?

Este tema quizá sea el que más se empieza a conocer ahora, si bien ya teníamos información a través de la historiografía extranjera, con los trabajos de Arno Lustiger y otros estudiosos. Según los cálculos más razonables, fueron aproximádamente unos 8.000 los voluntarios judíos sobre un total de 40.000 brigadistas, lo cual supondría un 15% de su total, una cantidad importante.

Además, conviene hacer algunas  precisiones  al respecto, pues en la estructura de las mismas  había una unidad judía con entidad propia: la Botwin, integrada en la XIII brigada Domwroski y con un periódico publicado en Yidis. Y al tiempo que la mayoría de las unidades estaban integradas por diversas nacionalidades -como polacos, norteamericanos o alemanes- también había judíos. A ello hay que añadir que muchos judíos -según Lustiger- estaban integrados en las unidades de sus países de procedencia y no figuraban como tales, así que es posible que su cifra global fuese más elevada de lo que se considera.

La mayoría de estos judíos más tarde escribieron libros, artículos y crearon organizaciones en recuerdo de su apoyo al bando republicano y su lucha contra el fascismo. Sin embargo, la presencia judía en la Guerra Civil se conoce más por las informaciones del bando franquista, como un elemento de propaganda contraria, que del republicano. Por otra parte, en los archivos soviéticos las fichas de los brigadistas judíos contienen el nombre y apellidos sin aparecer para nada su condicion de judíos, lo que según Lustiger fue un síntoma de intentar desvincular a los judíos de su participación en la contienda de España por parte de Stalin y vincularlo solo a los comunistas (se conocen purgas contra ellos). Esta relación entre los judíos y las Brigadas y la URSS es un problema más complejo de lo que a simple vista parece y necesita aún más estudio.

[Esta entrevista -como el resto de contenidos del blog- puede reproducirse citando su procedencia]

Los comentarios están cerrados.