EL POPULISMO QUE VIENE (14): EL “ALBIOLISMO” SE LANZA AL RUEDO

XAVIER GARCÍA ALBIOL (a la izquierda) es el dirigente del PP de Badalona (http://www.ppbadalona.com/el_candidato.php)  que esta semana se ha perfilado como un nuevo político dispuesto a pescar en las mismas aguas del rechazo al multiculturalismo y a determinados colectivos de inmigrantes por ser presuntamente problemáticos. Así, el “albiolismo” se ha sumado al “angladismo” representado por Josep Anglada y su PxC y al “figuerolismo” que encarna Mateu Figuerola y su PxCat (escindido de la PxC) en Cervera (http://www.mateufiguerola.com/).

García Albiol lo ha hecho repartiendo el domingo 25 de abril un folleto reclamando más seguridad en el más puro estilo leghista, al tener en su punto de mira a los gitanos rumanos. Interpelado sobre la cuestión, arguyó que parte del colectivo rumano gitano “se ha instalado a delinquir y a robar”. Esta es la descripción del panfleto según ABC (26/IV/2010, “ICV llevará a la Fiscalía el folleto contra la comunidad rumana de Badalona“): “tiene en su portada una imagen de dos mujeres con velo bajo el título ‘Tu barrio es seguro? ‘. En su interior, aparece el lema ‘+ Seguridad’ al lado del logotipo del PP. También aparecen varias fotografías de protestas vecinales, donde se pueden leer pancartas que rezan: ‘El alcalde no nos escucha’, ‘Contra la inseguridad, por la dignidad’, ‘Por la dignidad del barrio’ o ‘Queremos igualdad de derechos `También pagamos impuestos! ‘. En la contraportada, aparece una instantánea del presidente del grupo del PP en Badalona, Xavi García Albiol, y se puede leer: “Estoy a sólo dos concejales de ganar las elecciones municipales. Si en 2011 soy el alcalde os aseguro que: Podremos salir por el barrio con la seguridad de no ser acosados o atracados. Quien viva en Badalona tendrá que adaptarse a nuestras normas y costumbres”. Puede verse el folleto en el video que adjuntamos.

García Albiol repartió los panfletos con la dirigente del partido en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho. Como era previsible, la iniciativa despertó una gran controversia política y mediática y Sánchez-Camacho y la dirección del PP -por boca de Mª Dolores de Cospedal- plegaron velas y la desautorizaron. El tema no es menor. Ello tiene todas las tintas de obedecer no solo a una cuestión ideológica, sino también electoral: en España, según datos oficiales del Ministerio de Trabajo e Inmigración, a 31 de diciembre de 2009 en España vivían 751.688 ciudadanos rumanos  de los que cerca del 90% son población activa. Como ciudadanos europeos, tienen derecho a votar en las elecciones municipales españolas (http://www.larioja.com/rc/20100426/sociedad/genova-desmarca-folletos-racistas-201004261357.html). Es decir, hay mucho en juego en términos políticos y miles de votos potenciales para el PP se pueden ir por la borda debido al folleto de marras.

Sánchez-Camacho dio una patética excusa para justificar su actuación junto a García Albiol: afirmó que ojeó “de manera muy rápida” el folleto. Es decir, no se molestó en leer la propaganda que repartía  (lo que no debió ser por la cantidad abundante de letra que contiene). Ello comporta una pregunta obvia: ¿Si algún día gobierna leerá lo que firme o lo “ojeará muy rápido”?

¿Una iniciativa impulsiva o una jugada calculada?

 Tras las idas y venidas del PP cabe preguntarse si el episodio ha sido una iniciativa impulsiva de García Albiol o bien éste responde a una estrategia. Por nuestra parte, ateniéndonos a su trayectoria, nos inclinamos por la segunda posibilidad: visto que su campaña en las elecciones municipales de 2007 le otorgó dos ediles más en la ciudad gracias a un controvertido video (que mostraremos próximamente), esta nueva actuación subrayaría el perfil nacional-populista que García Albiol quiere imprimir a su acción política.

Con ello, este importante cuadro dirigente del PP estaría creándose su propia base de poder local en el seno de la organización, de modo que si los éxitos en la urnas le avalan, quedaró blindado ante las críticas procedentes de sus filas, a la par que gozará de una importante y peligrosa autonomía política. De este modo, en caso de peleas internas, dispondrá de un feudo badalonés y eventualmente metropolitano en el que el PPC tendría serios problemas de competición en las urnas.

Este tipo de liderazgos son poco conocidos en España, pero relativamente habituales en los grandes partidos de Europa. Por ejemplo, las elecciones regionales francesas lo han  puesto de manifiesto con el caso del socialista Georges Frêche, que ha protagonizado diversas polémicas en el seno del PS por sus opiniones “políticamente incorrectas” y en algunas ocasiones propias de la derecha radical.

En suma, el “albiolismo” demuestra cómo -una vez más- la política catalana se rige por dinámicas locales que tienen su origen en la actuación de ediles que actúan con autonomía de las cúpulas de sus respectivos partidos, como ha sucedido en Vic relación al empadronamiento de inmigrantes “sin papeles” o en Ascó con la decisión de la mayoría del consistorio de proponer la candidatura de esta localidad como sede de un cementerio de residuos nucleares.

Trabajando gratis para Anglada

Nos atrevemos a vaticinar que este tipo de dinámicas políticas -protagonizadas por ediles que actúan con autonomía de sus partidos- ganarán protagonismo en los comicios locales del 2011 en Cataluña y, probablemente, empezarán a hacerlo en el resto de España, en buena medida en función de la experiencia catalana.

Eso sí, a la espera de las elecciones municipales, García Albiol está trabajando gratuitamente para la campaña electoral autonómica de Anglada.

Los comentarios están cerrados.