POLÉMICA EN ALEMANIA (1): EL BANQUERO SOCIALDEMÓCRATA SARRAZIN CONMOCIONA ALEMANIA AL ALUDIR A UNA “IDENTIDAD GENÉTICA” JUDÍA Y A UNA AMENAZA MUSULMANA

    

ANTE El GRAN ESCÁNDALO que han generado en Alemania las declaraciones del controvertido político socialdemócrata Thilo Sarrazin al presentar su libro significativamente titulado Alemania se disuelve: cómo ponemos en juego nuestro país, hemos considerado pertinente publicar la extensa crónica de las mismas de la agencia oficial de noticias Deutsche Welle, editada por  José Ospina-Valencia  y que puede consultarse en: http://www.dw-world.de/dw/article/0,,5955001,00.html  

Debe destacarse que ello no es una novedad en el discurso de este político (véase aquí otras intervenciones polémicas también recogida por esta agencia: http://www.dw-world.de/DWelle_WSSearch/dynamic/globalsearch.seam).  Consideramos de interés la noticia porque refleja como discursos directos con planteamientos populistas xenófobos pueden proceder de políticos de izquierda y crear un clima de opinión que los hace respetables. Merece destacarse que el caso de Sarrazin no es aislado, pues en Francia ha destacado en el mismo sentido polémico el líder socialista Georges Frêche, que ha merecido el apodo de “Le Pen de izquierdas” (véase por ejemplo: http://www.elmundo.es/elmundo/2007/01/27/internacional/1169915548.html).

A la espera de conocer el contenido del libro (no es extraño que los discursos impresos sean más moderados o matizados que los orales), su lanzamiento ha mostrado la faz “políticamente incorrecta” de Sarrazin con una alusión a los genes de los judíos muy explícita. Esta es la crónica de la DW:

El socialdemócrata Thilo Sarrazin ha provocado gran polémica en Alemania con una nueva entrevista de promoción de su nuevo libro en la que acusa a los inmigrantes y sobre todo a los musulmanes de los males del país.

 Tratando de responder a la pregunta de si existe una “identidad genética”, Sarrazin, también antiguo responsable de las finanzas de la ciudad-Estado de Berlín, defendió que “todos los judíos comparten un gen particular, así como los vascos tienen un gen determinado que los distingue de otros”.

En ese sentido, en la entrevista que hoy publican los dominicales “Welt am Sonntag” y “Berliner Morgenpost”, recalcó que las peculiaridades culturales de un pueblo “no son una leyenda”, sino que determinan “la verdadera realidad de Europa” y alertó del peligro de islamización que corre Alemania en las próximas décadas. 

Merkel: “Comentarios son totalmente inaceptables”  

La canciller alemana Angela Merkel atacó hoy con dureza a Sarrazin. “Los comentarios son totalmente inaceptables”. “También son excluyentes, desprestigian a grupos completos en la sociedad”, dijo a la televisión ARD. Merkel añadió que Sarrazin obstaculiza los necesarios esfuerzos de integración y afirmó que espera reacciones del Bundesbank respecto a las declaraciones del funcionario. Se manifestó “muy segura de que también se vaya a hablar al respecto en el Bundesbank”, entidad que es un rótulo para todo el país, “importante hacia adentro, pero también importante hacia afuera”. 

Eso es sólo el preámbulo del libro, “Deutschland schafft sich ab – Wie wir unser Land aufs Spiel setzen”, (Alemania se disuelve: cómo ponemos en juego nuestro país), que él mismo presentará el lunes en Berlín. En la página de ventas por Internet Amazon ya está en lo alto de la lista. 

En él argumenta que los turcos, el primer grupo de población inmigrante en Alemania, y los árabes suponen una enorme carga para el país y critica su falta de integración y su negativa actitud. “En toda Europa los inmigrantes musulmanes se integran claramente peor que el resto de grupos”, continuó. “Las razones para ello no son étnicas, sino que aparentemente se encuentran en la cultura del Islam”, añadió.  

 Sarrazin: “Musulmanes tienen más hijos” 

En su obra Sarrazin advierte del peligro de que se produzca “el fin de la cultura alemana”. Los turcos y los inmigrantes árabes tienen más descendencia que la población autóctona por lo que según sus cálculos, en tres generaciones, es decir a finales de siglo, para la mayor parte de la población de Alemania la cultura originaria del país podría serle extraña, señala. En ese sentido, Sarrazin, famoso en Alemania por crear frecuentemente controversias en la opinión pública, llama a proteger “los valores occidentales y la propia cultura del pueblo”.

Pese a que el socialdemócrata recalca que sus postulados no son racistas, con ellos ha desatado la mayor polémica del verano en todo el país. Las críticas aumentan por segundos desde todos los frentes, incluso desde las filas de su propio partido, algunos de cuyos miembros han pedido su expulsión. 

“Las declaraciones que llaman al racismo o al antisemitismo no tienen nada que buscar en la política”, aseveró hoy el ministro alemán de Asuntos Exteriores, el liberal Guido Westerwelle, en entrevista con el dominical “Bild am Sonntag”. 

“Cada provocación tiene sus límites”  

“Cada provocación tiene sus límites y Sarrazin, miembro de la junta directiva del Bundesbank, los ha superado con sus equívocos e incomprensibles comentarios”, agregó por su parte el ministro alemán de Defensa, el cristiano social Karl Theodor zu Guttenberg. Para el también conservador Wolfgang Schäuble, que Sarrazin perteneciera a su partido haciendo ese tipo de afirmaciones sería “una vergüenza”. 

Por su parte, el presidente de la comunidad turca en Alemania, Kenan Kolat, habló de “racismo intelectual que daña la imagen de Alemania tanto fuera como dentro de su territorio” y llamó a efectuar “denuncias masivas por instigación al odio entre los pueblos”. Por último, el Consejo Central de los Judíos en Alemania acusó hoy al político de fomentar el odio y el racismo en Alemania. “Definitivamente, ha sobrepasado la línea roja”, subrayó su vicepresidente, Dieter Graumann, en declaraciones a dpa [DW].

“Alguien que intenta definir a los judíos por sus características genéticas, incluso cuando lo haga con una intención positiva, tiene una manía racista que no comparte el judaísmo”, dijo este fin de semana a dpa [DW] Stephan Kramen, otro de los líderes de la comunidad judía.

Los comentarios están cerrados.