EL POPULISMO QUE VIENE (62): ¿AUTO-WIKILEAKS NEONAZI EN ALEMANIA?

 

File:Nationaldemokratische Partei Deutschlands.svg

EL PARTIDO NACIONAL-DEMÓCRATICO ALEMÁN [Nationaldemokratische Partei Deutschlands, NPD] HA PROTAGONIZADO UN BOCHORNOSO EPISODIO POLÍTICO EN ALEMANIA al filtrarse nada més y nada menos que 60.000 correos internos revelando sus debates internos y estrategias a seguir en relación a su candidatura al Land de Sajonia-Anhalt y su eventual unión con la Unión del Pueblo Alemán [Deutsche Volksunion, DVU].

El NPD tiene su origen en 1964, cuando el Partido Conservador/Partido del Reich Alemán [Deutsche Konservative Partei/Deutsche Reichspartei, DKP/DRP] se convirtió en Partido Nacionaldemocrático Alemán y devino paraguas del tejido asociativo de la extrema derecha y es uno de los cuatro actores políticos que se disputan la primacía en la ultraderedcha germana (véase su historia en nuestro ensayo Ultrapatriotas).

Si algo ponen de relieve las informaciones filtradas ahora es que en el seno de la formación perdura en buena medidad su neonazismo fundacional, visible tanto en la terminología impertante entre la militancia y las dudas entre convertirse en un partido “respetable” o mantener sus vínculos con el neonazismo.

A continuación reproducimos la información publicada al respecto por la agencia oficial de noticias germana Deutsche Welle el día 15 de este mes, de la que es autora Valeria Risi y editora Emilia Rojas-Sasse.

Papelón neonazi

 
Si bien no está prohibido, el NPD es observado por la constitución alemana.
Militantes del NPD (foto de la Deutsche Welle).
 
Más de 60.000 e-mails internos del partido alemán de extrema derecha (NPD) fueron filtrados a varios medios de prensa alemanes. Documentos del racismo y el caos reinante en el partido.
 
Los correos electrónicos, enviados entre marzo 2010 y enero 2011, incluían comunicaciones entre los líderes del NPD, así como indicaciones a las agrupaciones regionales, facturas, listas de miembros y contratos de préstamos. Dentro del partido se dice que esto fue obra de “proveedores criminales”. Pero, aún no está claro si la comunicación digital fue lanzada por un propio camarada desde la central del partido o si fue el resultado de una fuga de Internet.

Lo que sí está claro es que los e-mails documentan el racismo abierto del partido ultraderechista. Un alto funcionario del NPD bávaro, por ejemplo, emplea el ofensivo término “Kanacken”  para describir a extranjeros, en especial aquellos de aspecto sureño. Un neonazi conocido de Aschaffenburg reflexiona sobre el “movimiento nacionalsocialista”.

Entre los medios alemanes que recibieron los correos se encuentran el diario Taz y el semanario Der Spiegel, que verificaron la autenticidad de los mails. No obstante, el vocero de prensa del partido ultraderechista dijo que “los medios deberán demostrar ante tribunales el contenido de veracidad de las cartas, que posiblemente fueron manipuladas. Los abogados del NPD se valdrán de todas las posibilidades jurídicas para alcanzar el procesamiento penal de estas acciones criminales.”

Estrategia electoral

Los e-mails ponen al descubierto la estrategia electoral del NPD en 2011, concentrándose sobre todo en Sajonia-Anhalt, donde se elige un nuevo parlamento el próximo 20 de marzo. La extrema derecha apuesta a obtener finalmente más del cinco por ciento de los votos y acceder así al tercer parlamento de un Estado federado alemán.

Pero el camino hacia el parlamento es arduo y “sólo se podrá recorrer con éxito valiéndose de una batalla gigantesca de material informativo”, dice un correo electrónico del 12 de octubre de 2010. Por ahora los ultraderechistas no tienen un peso significativo en la política alemana y se debilitan con reproches mutuos y peleándose por pequeñeces.

File:Udo Voigt-Rudolf Hess.jpg

Udo Voigt -líder del NPD- en un acto público con una imagen de Rudolf Hess.

“¡Cuidado! ¡Enemigo leyendo!”

En su página web el NPD reacciona a las recientes publicaciones de la prensa alemana exclamando “¡Cuidado! ¡Enemigo leyendo!” y presenta todo como una campaña para difamar y dividir al partido.

De hecho los correos electrónicos publicados dejan al descubierto los problemas internos del  Partido Nacionaldemócrata de Alemania. Uno de ellos es la fusión con su antiguo competidor, la Unión del Pueblo Alemán (DVU), que si bien fue celebrada por el presidente del NPD, no contó con la aprobación de todos los simpatizantes. Pero sobre todo queda en claro que el partido lucha con su imagen pública. Actualmente el NPD oscila entre el apoyo declarado a neonazis violentos y el presentarse como un partido burgués, íntegro y ultraderechista.

Los comentarios están cerrados.