EL POPULISMO QUE VIENE (78): NUESTRO PRONÓSTICO DEL 22-M: SEÍSMO ELECTORAL Y LABORATORIO POLÍTICO

LAS ELECCIONES LOCALES DEL 22-M SERÁN UN SEÍSMO ELECTORAL. Esta es nuestra tesis sostenida en El oasis catalán (1975-2010): ¿Espejismo o realidad?, publicado en abril de 2010, en lo que Cataluña se refiere y que puede ocurrir en otras partes de España.

Cuando decimos un seísmo, nos referimos a que las fuerzas del “pentapartido oficial catalán” (CiU, PSC, PP, ERC e ICV-EUiA) pueden sufrir una erosión susbtancial con la irrupción de candidaturas de nuevos actores políticos, como la Plataforma per Catalunya [PxC], Ciutadans [C’s], Solidaritat Catalana per la Independència [SI], las Candidatures d’Unitat Popular [CUP], las Candidatures Alternatives del Vallès [CAV] y diversos rótulos locales, como la Coordinadora Reusenca Independent [CORI], Gent de Gramanet o Gent per Salt. Tal como afirmamos en nuestro ensayo citado, estas candidaturas comparten protesta y defensa de la identidad local.

¿Por qué sucederá esto?

Porque el sistema catalán está cambiando desde abajo en un proceso que se visualizó en los comicios del 2003 y se acentuó en los del 2007. Actualmente las formaciones de protesta (encarnadas notablemente por la PxC, las CUP o rótulos como la CORI) están ya presentes en 12 de las 41 capitales de comarca de Cataluña, repartidas por todo el territorio (de lo que se infiere su tendencia expansiva).

Es más: en la mayoría de capitales comarcales y ciudades de más de 20.000 habitantes los comicios del 2007 conformaron consistorios más plurales y con un protagonismo creciente de candidaturas independientes. Un caso ejemplar ha sido el del consistorio de Cervera (Lleida), cuyos 13 ediles se repartieron en los comicios de 2007 entre 7 partidos: CiU, PP, PSC, ERC, PxC, Independents de la Segarra y Solucions i Futur. 

En este contexto, si observamos el sistema político catalán “desde arriba”, a través de elecciones legislativas o europeas, sus cambios son invisibles. Si lo hacemos desde el plano medio, atendiendo a los comicios autonómicos, la elevada abstención y la irrupción de C’s o SI observamos tanto cambios de actitud del electorado como del propio sistema de partidos. Finalmente, una mirada “desde abajo”, a partir de los comicios municipales y la realidad local, muestra una erosión importante y sostenida de los partidos tradicionales.

Un sistema político erosionado

“Los tiempos están cambiando”, cantaba Bob Dylan. Y lo hacen de modo apenas perceptible para los medios de comunicación, sólo atentos a los fenómenos estridentes (como el éxito de C’s) y no a los cambios silenciosos: el asalto de nuevos actores políticos a los ayuntamientos. Este domingo la tendencia descrita se acentuará y puede dar sorpresas también en España, con la entrada de la populista Unión Cordobesa en el consistorio de esta ciudad andaluza.

Los comentarios están cerrados.