EL POPULISMO QUE VIENE (102): EL MOVIMIENTO “ANTICHUSMA” FRANCÉS

Video de la manifestación convocada por el Bloc Identitaire en París el 23 de octubre de 2010.

EL PASADO MAYO PUBLICAMOS UNA ENTRADA sobre milicias ultraderechistas en Atenas. Nos parece oportuno al respecto recordar el caso francés del autodenominado “mouvement anti-racaille” (movimiento antichusma o antigentuza), en la medida que pretende combatir al “enemigo interior” identificado con el universo degradado de la banlieue y que ganó visibilidad pública el pasado 23 de octubre de 2010 en el curso de una manifestación en París organizada por el Bloc Identitaire.

Esta entidad (con la que la Plataforma per Catalunya [PxC] mantiene vínculos) pretende federar a colectivos juveniles de distintas sensibilidades) y un eje de su discurso antiglobalización es la oposición a la “racaille”, alusión –señala el diario ABC– “a inmigrantes pobres, los franceses musulmanes o de raza negra que viven en los suburbios de las grandes ciudades”, pues es un movimiento “anti mundial y pro local”, según afirman sus pancartas.

Propaganda del BI que alude a un “racismo antiblanco”.

La oposición a la “racaille” ha generado consignas e imaginería como la que mostramos, que insta a la juventud a defender Francia de los “antifranceses”: “¿Me insultas por que soy blanca?” pregunta la joven del cartel. En esta lucha el joven “identitario” debe unirse para hacer frente al enemigo, como apunta el cartel inferior.

anti racaille.jpg

De este modo, en las elecciones cantonales parciales celebradas en Niza en el 2009, el candidato del BI asumió como eslogan electoral una contraposición entre su carácter autóctono y  la “racaille” con dos gráficos porcentajes:

En suma, el BI impulsa una frontera imaginaria que opone al joven francés blanco con la gentuza del suburbio, caracterizada como una multitud antipatriótica frente a los pretendidos “auténticos galos”.

Veremos que da de sí la exaltación del temor al suburbio, pues es un pánico urbano de largo recorrido histórico en Francia, como reflejó el ensayo de Henry Rey La peur des banlieues (Presses de Sciences Po, 1996), vinculando los miedos urbanos con el ascenso y el discurso del FN. ¿Originarán este tipo de manifestaciones algún tipo de escuadrismo suburbano?

Los comentarios están cerrados.