EL POPULISMO QUE VIENE (107): EL DOBLE LENGUAJE DE XAVIER GARCÍA ALBIOL

L'alcalde de Badalona i la presidenta del PPC a l'entrada dels jutjats.Xavier García Albiol, alcalde badalonés del PP, y Alicia Sánchez- Camacho (imagen de TV3).

¿CÓMO SE DEBE INFORMAR SOBRE LA DERECHA POPULISTA? La semana pasada hemos tenido la oportunidad de ver un tratamiento informativo muy pertinente de la asistencia al juzgado de Xavier García Albiol -alcalde de Badalona por el PP- a declarar, dado que SOS Racismo le ha presentado una querella por efectuar manifestaciones de xenofobia.

Como era previsible, García Albiol aprovechó la ocasión para efectuar una soflama en su favor y presentarse como víctima de una conspiración política para acabar con su carrera. Le escoltó para la ocasión la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, para que quedara claro que el partido le arropaba.

TV3 ofreció declaraciones de ambos, en las que Sánchez-Camacho denunció que se quería silenciar a “Xavi” [sic] García Albiol y el PP por la vía judicial  (como puede verse clicando aquí). Sin embargo, Jesús García, en el diario El País (8/IX/2011) realizó un ejercicio interesante en su artículo “García Albiol, prudente ante el fiscal y ‘valiente’ en la calle”: contrastó lo que decía el dirigente popular en la calle con lo que decía ante el tribunal. Y las diferencias eran apreciables, como muestra este destacado:

Ateniéndonos a las palabras del alcalde badalonés, sorprende su alegato de descargo, en la medida que lo justifica por ser víctima de la “presión mediática”. Es decir, primero convoca a los informadores para que escuchen su argumentario populista y luego lamenta ante el juez actuar así por la presión de los medios de comunicación que él ha reunido. No deja de ser una reacción sorprendente.  Más aún cuando al ir a declarar al juzgado mostró un perfecto autocontrol ante los periodistas presentes, reflejando que tenía muy claro lo que tenía que decir ante el magistrado y lo que tocaba decir en la calle.

Por lo demás, que un futuro partido de gobierno como el PP se preste a estigmatizar a un colectivo designándolo como una “plaga de delincuentes” es inquietante. Tales discursos casan bien con una ultraderecha antisistémica, pero poco con un partido responsable y que debe andar con tiento con la demagogia, cosa que -al parecer- no es el caso de los populares catalanes. Sin embargo, el alcalde badalonés se justifica alegando que su discurso le permite erigirse en un dique de contención ante la ultraderecha.

Los desmentidos de García Albiol debidos a  patinazos populistas no son algo nuevo en el PP: Sánchez Camacho ya tuvo que retirar un videojuego interactivo -”Alicia Croft”- de su campaña electoral en noviembre del 2010 porque en él que ha cometido un significativo desliz: abatiendo “inmigrantes ilegales” que saltaban en paracaídas el jugador ganaba puntos. Se retiró de modo apresurado el juego porque desde el PP se alegó que donde decía “inmigrantes ilegales” debía decir “mafias ilegales” (cabe deducir de ello que si las mafias son “legales” este partido no debe tener ninguna preocupación hacia las mismas).

Anglada haciendo una ofrenda floral ante el monumento a Rafael de Casanova.

Estos juegos malabares con el léxico de la dirección del PP -a caballo de lo que ha dicho y lo que realmente quería decir- le convierten en Cataluña en un vaporoso partido populista, que recurre a  García Albiol como ariete y figura visible de este discurso, pero lo suscribe el conjunto de su dirección. Recordemos en tal sentido que Sánchez Camacho acusó al expresidente de la Generalitat Jordi Pujol de haber priorizado la inmigración musulmana en lugar de la de origen hispano en aras de proteger su proyecto de “construcción nacional”.

Y es que paso a paso, el PP catalán empieza a constituir un populismo españolista poliédrico, de ahí posiblemente que la PxC marque distancias ideológicas y parezca modular un discurso catalanista cada vez más visible, como ha testimoniado la asistencia de su presidente, Josep Anglada, a la ofrenda floral del 11 de septiembre a Rafael Casanova.

Los comentarios están cerrados.