EL POPULISMO QUE VIENE (116): “CATALUNYA ÜBER ALLES!”, UN RETRATO DE LA CATALUÑA MENOS COMPLACIENTE

Trailer de la película. Catalunya x sobre tot [Cataluña por encima de todo], partido que recuerda a la PxC, es uno de los elementos del film.  

EL CINEASTA RAMÒN TERMENS, en su flamante film Catalunya Über Alles! (expresión que remite al himno germano: “Deutschland, Deutschland über alles, über alles in der Welt“; “Alemania, Alemania por sobre todo, por sobre todo en el mundo”), retrata a la Cataluña menos complaciente y se acerca con una muy personal combinación de dureza e ironía a las entrañas del malestar que engendra el populismo catalán.

La película reúne tres historias muy distintas que discurren en un pueblo leridano (Almacelles) y giran en torno a las inquietudes sociales y políticas que desembocan en discursos y actitudes populistas. El nexo conductor entre ellas lo crean los distintos protagonistas de la cinta, que se cruzan y entremezclan en el terceto de episodios.

El primer relato narra como un violador excarcelado no puede rehacer su vida al ser estigmatizado por parte de la población (que le acusa de ser un agresor sexual en potencia) y, finalmente, presionado por su entorno, acaba suicidándose.

El segundo lo protagoniza un inmigrante africano que habla catalán y logra trabajar en una empresa especializada en presionar a morosos (llamada el cobrador del frac catalán) y su éxito le lleva a establecerse por su cuenta. Cuando ha logrado acomodarse económicamente,vence en los comicios locales de un partido populista -Catalunya x sobre tot- y decide abandonar la localidad con su familia.

El tercer y último relato se centra en un homicidio efectuado por un empresario al disparar a un ladrón que ha robado su domicilio, suceso que parece inspirarse en el caso del yerno de la familia de joyeros Tous. Acusado de asesinato, es absuelto por un jurado popular gracias a su proyección mediática como esposo y padre de familia intachable, algo que el espectador comprueba con sorpresa que dista mucho de corresponderse con la realidad.

El resultado es una película sugerente y de agradecer en un contexto caracterizado por la proliferación de discursos de exaltación de Cataluña carentes de autocrítica. Termens nos acerca a un país en el que arraigan discursos críticos con la inmigración, obsesiones de seguridad y una agresividad social que emerge de modo tan destructivo como súbito.

En suma, es una obra para reflexionar sobre la Cataluña que suele aparecer mucho en el apartado de sucesos y poco en el de política y sociedad, cuando existe una íntima conexión entre los tres ámbitos. Felicitamos desde aquí a su director por su sana ambición de ir a contracorriente.

Los comentarios están cerrados.