EL POPULISMO QUE VIENE (119): ¿LA PxC QUIERE AMPLIAR MERCADO ELECTORAL? LOS LATINOAMERICANOS EN LOS MENSAJES DEL PARTIDO

EL NUEVO VIDEO ELECTORAL DE LA PLATAFORMA PER CATALUNYA [PxC] en esta ocasión también ha tomado la burka como metáfora del futuro que supuestamente aguarda a una sociedad catalana islamizada. Titulado “Ojos entre rejas”, su mensaje reitera el de su campaña municipal: el integrismo musulmán puede acabar imponiéndose de manera dramática. No se sabe cómo, pero aparentes disparos hacen pensar en violencia.

Sin embargo, el vídeo de sus juventudes (les Joventuts Identitàries per Catalunya) apunta en otra dirección. En él asistimos a las dificultades de convivencia de una mujer mayor debido al ruido que hacen sus vecinos hispanoamericanos (así parece desprenderse de la música que se oye).

Según el comunicado de la PxC que lo ha hecho público, con este mensaje  “se extrae el respeto y el cuidado que nuestra sociedad tiene que restablecer hacia la gente mayor que trabajó fuerte para construir la sociedad que hoy tenemos y que hemos de valorar”. Es decir, apunta una explícita inquietud por dirigirse a la tercera edad.

Consideramos conveniente remarcar este hecho, ya que con ocasión de un acto en Valencia celebrado este octubre para expandir la PxC, su líder Josep Anglada manifestó que “el problema real tanto de Catalunya como de Valencia es la inmigración. Al final la verdadera amenaza es que en el futuro se hable árabe o castellano con acento ecuatoriano. Eso es lo que nos preocupa realmente” (la cursiva es nuestra).

Ante esta preocupación de Anglada,  es interesante señalar que el punto 5.3 de la Declaración programática de la PxC no ve con malos ojos a la inmigración de América Latina (la cursiva también es nuestra):

“PxC propone, en cualquier caso, una alternativa a la actual política de inmigración que fije cuotas de procedencia y reduzca a cero el contingente islámico. PxC no permitirá en ningún caso una afluencia incontrolada de extranjeros mientras tengamos la posibilidad de cubrir las necesidades con ciudadanos autóctonos, comunitarios europeos y de los países del este, o en cualquier caso de aquellos de América Latina con los cuales hemos tenido relaciones históricas y a los que hemos aportado nuestra cultura, tradiciones y principios morales cristianos“.

¿Hay un cambio en esta visión? ¿Busca ampliar así horizontes electorales la PxC (que finalmente no se ha presentado a las elecciones legislativas en el conjunto de  España, tal como Anglada nos comunicó en mayo) ? Es pronto para señalarlo.

En cualquier caso, una cosa está clara: los inmigrantes tienen una integración difícil para el dirigente de la Plataforma, ya que para que dejen de inquietarle no basta con que hablen castellano, sino que deben hacerlo sin que su procedencia se denote en el acento.

Los comentarios están cerrados.