¿PASOLINI FUE ASESINADO POR FASCISTAS? RECORDAMOS AL AUTOR DE “FUERA DEL PALACIO”

¿Fue asesinado Per Paolo Pasolini por neofascistas?

LA MUERTE DE PIER PAOLO PASOLINI, cuando han trascurrido ya 36 años de la misma, continúa siendo un misterio. El 3 de noviembre de 1975 Italia despertó conmocionada por el asesinato nocturno en un descampado de Ostia de Pasolini. Un adolescente, Giuseppe Pelosi –entonces con 17 años- manifestó haberle propinado una paliza brutal y después pasó con un vehículo por encima del cuerpo. Dijo haber actuado en solitario en el marco de una relación homosexual.

Pasolini, nacido en 1922, era entonces un destacado referente de la izquierda italiana. Había cultivado la crítica, la poesía y la narración y como cineasta dejó films tan notables como El evangelio según San Mateo (1964), El Decamerón (1971) o su última obra, Saló o los 120 días de Sodoma (1975). Ésta transcurría en la mussoliniana República Social Italiana y causó gran revuelo el sadismo que atribuyó a sus protagonistas.

Sin embargo, en el 2005 Pelosi declaró que no mató a Pasolini, sino que cuando estaba con éste surgieron tres hombres de improviso que golpearon a su acompañante mientras le llamaban “comunista, maricón, guarro”, pero silenció el crimen de los neofascistas por las amenazas que estos le hicieron.

Paralelamente, la aparición de un texto inédito de Pasolini que debía figurar en su novela póstuma e inacabada, Petróleo, parece corroborar el móvil político de su muerte al aludir a escándalos de figuras públicas. Su homicidio, pues, no habría tenido nada de espontáneo y se suma a los enigmas de la Italia de los “años del plomo”.

Una metáfora que hizo fortuna: “Fuera del Palacio”

Por lo que respecta al populismo, un tema central de este blog, merece destacarse que el año de su muerte, Pasolini publicó un artículo titulado “Fuori dal Palazzo” [“Fuera de Palacio”]  en Il Corriere della Sera (1/VIII/1975) que acuñó un término que haría fortuna en Italia: “Il Palazzo” como símbolo del poder y los poderosos, que eran objeto de tratamiento informativo permanente, mientras lo que ocurría “fuera de Palacio” carecía de interés: “Las amas de casa viven en la página de sucesos; Fanfani o Zaccagnini, en la historia”, escribió.

Los “indignados” asaltan la Bolsa, “un Palacio” en metáfora de Pasolini.

Hoy “Il Palazzo” es el término que simboliza el poder y aún está en boga entre la izquierda. No hay mejor metáfora del populismo plebiscitario que los “indignados”, concentrados en “la Plaza” (ágora del pueblo), contra “el Palacio” (la Bolsa). Un legado metafórico apenas visible en España de Pasolini, pero muy descriptivo en los tiempos actuales.

Puede leerse “Fuori di Palazzo” y otros artículos de este polifacético creador  en la versión castellana de sus Cartas luteranas (Trotta, Madrid, 1997) y también son recomendables sus Escritos corsarios (Ediciones del oriente y del mediterráneo, Guadarrama, 2009).

Los comentarios están cerrados.