EL POPULISMO QUE VIENE (122): ESPAÑA, UNO DE LOS PAÍSES MÁS CRÍTICOS CON LA INMIGRACIÓN

POR SU INNEGABLE INTERÉS, aconsejamos la lectura del resumen de las conclusiones del estudio Transatlantic Trends: Immigración, patrocinada por la fundación BBV (ver PDF) : tt_inmigration_informe_15122011). Éste abarca Estados Unidos, Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido y muestra que las actitudes críticas hacia la inmigración no se han acentuado con la crisis, pero es significativo el elevado porcentaje de ciudadanos que las suscribe.

A continuación reproducimos a continuación esta información de Olga R. Sanmartín publicada en El Mundo (15/XII/2011) que destaca sus aspectos más llamativos.

****

Más de la mitad de los españoles cree que los inmigrantes son una carga

Los españoles suspenden la política migratoria del Gobierno saliente. Sólo el 29% considera que el Ejecutivo socialista ha hecho sus deberes en esta materia, frente a un 65% que considera que ha realizado un mal o un muy mal trabajo.

Lo dicen los datos de la encuesta anual ‘Trasatlantic Trends: Inmigración’, un estudio llevado a cabo por The German Marshall Fund of the United States, en colaboración con la Fundación BBVA, que analiza las percepciones de los ciudadanos en relación con los venidos de fuera.

El trabajo, que se ha presentado esta mañana en Madrid, se ha realizado también en EEUU, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia, donde son incluso más críticos con las políticas migratorias llevadas a cabo por sus respectivas administraciones.

Según la encuesta, Alemania es el país más favorable hacia la inmigración y Reino Unido el más crítico, seguido de España, Italia y EEUU, “en donde las actitudes negativas son algo más moderadas”. En un espacio intermedio la German Marshall sitúa a Francia.

El año pasado, al ser consultados por esta misma cuestión, hubo un 66% de españoles que expresó su disconformidad con la gestión del Gobierno de los flujos migratorios. Es decir, no hay apenas diferencia de un año para otro, como tampoco la hay en la imagen que tienen los españoles de los inmigrantes.

‘Primavera árabe’

“Lo más importante del estudio de este año es que, pese a la crisis y a la situación de los inmigrantes desplazados por la ‘primavera árabe’, no hay cambios respecto a la actitud de los españoles hacia la inmigración”, ha destacado Jacques Maquet, coordinador del Departamento de Estudios Sociales y Opinión Pública de la Fundación BBVA. En otras palabras: aunque los ciudadanos cada vez están más preocupados por la situación económica, no lo han pagado con los extranjeros.

No obstante, la inmigración es considerada como un problema por el 58% de los españoles y sólo el 31% ve en ella una oportunidad; el 50% cree que hay demasiados extranjeros y se tiende a sobreestimar significativamente el porcentaje de inmigrantes que viven en España: actualmente representan el 12,2% de la población, pero los entrevistados creen erróneamente que son casi el doble.

También se equivocan al considerar -la mayoría lo hace- que hay más inmigrantes en España sin papeles que con ellos. La inmensa mayoría (74%) se muestra preocupada por la inmigración ilegal, aunque no por la legal, y un poco más de la mitad (57%) cree que a los que se encuentran en situación irregular se les debería exigir que vuelvan a sus países de origen.

Los musulmanes, los peor considerados

Asimismo, hay un 55% de encuestados que cree que los extranjeros son una carga para los servicios sociales, el mismo porcentaje de los que piensa que los inmigrantes hacen que bajen los salarios de los españoles. Sólo un 36% cree que quitan el trabajo.

En el resto de países donde se ha realizado la encuesta, la respuesta a si los inmigrantes constituyen una carga ha tenido un resultado muy similar al obtenido en España.

La mayoría de los entrevistados españoles considera que los inmigrantes, en general, están bien integrados (así lo dice el 62%), aunque no ven con tan buenos ojos a los musulmanes (sólo el 29% dice que están bien integrados). Eso sí, hay una visión globalmente positiva sobre la integración de las llamadas ‘segundas generaciones’, que son los hijos de los inmigrantes.

Los comentarios están cerrados.