EL POPULISMO QUE VIENE (141): NOSTALGIA DE DICTADURA: ANTE LA HUELGA GENERAL, “VUELVA GENERAL”

ANTE LA HUELGA GENERAL DEL PASADO DÍA 29, el ultraderechista Nudo Patriótico Español [NPE] llevó a cabo esta campaña reivindicando al dictador. En su página web la argumentó en estos términos: “No se trata, como dicen por ahí, de una burla a los trabajadores. Se trata de un guiño a gente que pudiera sernos más o menos afín, una burla a los sindicatos vendidos del sistema y por último, un pequeño homenaje a la figura del Caudillo”.

Este colectivo se constituyó como una asociación –según su dirigente Eduardo Arias– “con la finalidad de responder a la Ley de Memoria Histórica e intentar que el patriotismo político español construya su propia alternativa política”.  En su web afirma hallarse “a una línea política muy próxima al falangismo en todos  los terrenos: moral, filosófico, político, económico y social”.

La entidad se sitúa en un plano claramente opuesto al de la derecha populista autoproclamada “identitaria”, pues -según Arias- “el identitarismo justifica y aviva el separatismo para acabar en secesionismo. Un patriota español no puede ser identitario”.

Esta propaganda ante la huelga del NPE se comenta, en buena medida, por sí misma: una idealización de Franco asociada al orden público, la paz y el progreso; la prosperidad del ayer en contraste con el caos de hoy (“Quieren acabar con todo”). No es un leitmotiv nuevo: durante la Transición la demanda del retorno del dictador se plasmó en un lema que evidenció su imposible materialización: “Franco resucita, España te necesita”.

En este marco, el NPE evidencia la continuidad de la ultraderecha tradicional, con un  discurso nostálgico y aparentemente minoritario, frente a la postindustrial emergente.

Los comentarios están cerrados.