EL POPULISMO QUE VIENE (152): LAS TRES LECCIONES DE GRECIA SOBRE LA ULTRADERECHA Y EL NEONAZISMO

Un diputado de Amanecer Dorado agrede en televisión a dos diputadas de izquierda.

GRECIA OFRECE TRES LECCIONES INTERESANTES SOBRE LA ULTRADERECHA Y EL NEONAZISMO. Al menos así lo consideramos a tenor de la reciente evolución del país tras las elecciones celebradas el pasado 17 de junio, en la que triunfaron los partidos pro-rescate.

Recordemos los resultados, que muestra este gráfico y podemos comparar con los ya publicados en este blog y su análisis en mayo de este año.

foton

 Gráfico de las últimas elecciones griegas, celebradas el 18 de junio (publicado por El País, 18/VI/2012).

¿Cuáles son als tres lecciones a las que nos referimos?

1. La existencia de una moderna derecha populista no significa que sea inviable  el retorno y ascenso de movimientos nazifascistas en Europa occidental.

Después de casi 40 años de la eclosión de la nueva derecha populista parecía que el discurso neofacista o neonazi de la posguerra estaba condenado a la marginalidad y sus seguidores solo podían aspirar a convertirse en una tendencia de un partido de la nueva extrema derecha, tras adoptar un lenguaje políticamente correcto y hacer gala de un etnodiferencialismo alejado del racismo (es decir, exaltar las diferencias culturales como absolutas, evitando discursos racistas).

Pues bien, la Grecia del 2012, sumida en una profunda crisis económica, ha dado la espalda no solo a los partidos tradicionales, sino también a la nueva derecha populista, representada aquí por Laikós Orthódoxos Synagermos (LAOS, Alerta Popular Ortodoxa o Concentración Popular Ortodoxa). Esta formación, liderada por un periodista y exdiputado de Nueva Democracia, Georgios Karatzaferis, obtuvo en el 5,6% de los sufragios en las elecciones legislativas del 2009 y 15 escaños. Tras participar en el gobierno de unidad, en los comicios de mayo vio descender sus apoyos al 2.9% de los sufragios y en los de junio ha caído al 1.5% de los votos.

En ambos comicios el partido neonazi  Chrysí Avgí, Amanecer Dorado (o también Alba Dorada o Aurora Dorada) parece haberle sustituido como extrema derecha, relegando a LAOS a la marginalidad.  No está de más

Por consiguiente, en situaciones de crisis extrema, los movimientos nazifascistas pueden remplazar a la nueva derecha populista.

Amanecer Dorado ha creado un banco de sangre propio únicamente para griegos.

2. La imagen pública agresiva de un movimiento nazifascista amplificada por los medios de comunicación no tiene porque perjudicarlos. Al contrario.

El papel de los medios de comunicación en el ascenso del extremismo siempre es objeto de debate y es difícil ponderar su función. En cualquier caso, lo cierto es que la publicidad de las acciones más sonadas de Amanecer Dorado  no le ha reportado desgaste alguno.

Recordemos al respecto la orden dada a los representantes de medios de comunicación para levantarse al entrar el líder de la formación,  Nikolaos Michaloliakos, a la rueda de prensa posterior a las elecciones por sus fornidos guardaespaldas; la agresión a un inmigrante que protagonizó la hija del mismo, Urania Michaloliakos; y la agresión de un diputado del partido neonazi a dos diputadas helenas en un plató de televisión, que puede verse en el video del inicio de esta entrada, apenas una semana antes de los últimos comicios.

Debe remarcarse que –como recogió La Vanguardia (11/VI/2012)– una vez que expiraron las 48 horas que estuvo vigente la orden de arresto dictada por la Fiscalía contra el diputado neonazi que protagonizó el episodio, Ilias Kasidiaris, éste reapareció en un acto público y alegó que todo estaba “preparado” para provocarle durante el programa. “Se dieron cuenta de que, como muchos griegos, me llenaría de rabia que me abofeteasen con insultos. Lo cual es lógico. Y, por tanto, prepararon las condiciones para provocar en mí una reacción extrema”, afirmó.

Pues bien, nada de ello parece haber afectado los resultados del partido en las urnas, que se han mantenido casi incólumes, con un 7% de los votos en los dos comicios, si bien sus votos experimentaron un leve descenso, pasando de 438.910 en mayo a 425.980 a junio.

Distribución de alimentos 7.11 (fotos, vídeo)

Militantes de Amanecer Dorado repartiendo alimentos, según su web.

3. El ingreso en el Parlamento  para estas formaciones no es incompatible con una agresiva presencia de milicias en la calle.

De este modo, la agencia EFE produjo un reportaje (“Los neonazis griegos toman la calle tras su conquista del Parlamento”) reproducido en diversos medios de comunicación el dia 7 de este mes que era tan ilustrativo como inquietante al respecto.

En él expone que muchos inmigrantes denuncian amenazas de seguidores de Amanecer Dorado para que cierren sus negocios, desplegando milicias al respecto, como narró un testimonio presencial,  el pakistaní Ahmet Nadim,  amo de un videoclub del barrio ateniense de Nikea:

“El sábado 23 de junio llegaron unos 30 o 35 neonazis. Algunos venían en moto y todos iban armados con palos y protegidos con  cascos. Entraron en mi tienda y me dijeron: “No te queremos aquí. Este es nuestro país y no el tuyo. Vete. Tienes una semana para cerrar esta tienda”.

Su caso dista mucho de ser el único y se produce en un barrio, Nikea, que fue un bastión comunista. Siguiendo la información de EFE, en los últimos comicios más del 60 % de los sufragios fueron a la izquierda (Syriza y Partido Comunista, especialmente) pero Amanecer Dorado fue el tercer partido más votado, con casi el 9 %.

Por otra parte, añade la información, desde que en mayo se inauguró la oficina local del partido neonazi, los ataques se han incrementado en el barrio. Según Yavied Aslam, presidente de la comunidad pakistaní de Grecia, en los últimos tres meses, unos 300 inmigrantes han resultado heridos en agresiones racistas.

Las milicias, pues, pueden actuar con notable violencia independientemente de que el partido esté presente en el Parlamento.

Conclusión

El balance provisional de una situación helena todavía  lejos de estabilizarse en lo que respecta a la ultraderecha es claro: la irrupción de la nueva derecha populista en el Parlamento e incluso su participación en el gobierno no indica que se haya producido una defunción irreversible del nazifascismo heredero de los movimientos de entreguerras en diversa medida (véase al respecto la entrevista a Nikolaos Michaloliakos hecha en mayo de 2012 por un medio francés).

En una situación de crisis extrema éste último puede resurgir en términos parecidos a los de su época. Es decir, combinando la actividad política legal con el escuadrismo callejero y captar a un electorado obrero y popular que se había mantenido fiel a la izquierda.

El pasado, en definitiva, puede volver sin requerir un gran cambio político, más allá de atemperar un racismo explícito cada vez más para recurrir a una xenofobia altamente virulenta.  Es más, cabe plantearse seriamente si la falta de un lenguaje políticamente correcto y los actos de violencia puede ser activos electorales.

Los comentarios están cerrados.