EN LAS ELECCIONES DEL 2010 SOLO EL PP Y ERC ANUNCIARON QUE SE CELEBRARÍA UNA CONSULTA SOBRE LA INDEPENDENCIA. CIU NI LO APUNTABA

En las elecciones catalanas del 2010  solo ERC defendió un referéndum por la independencia y el PP lo vaticinó.

CUANDO SE ACERCA UNA NUEVA CONSULTA ELECTORAL en Cataluña, si miramos los espots electorales de la campaña del 2010, observamos que entonces solo dos partidos anunciaron la celebración de un referéndum por la independencia: el Partido Popular [PP] y Esquerra Republicana de Catalunya [ERC].  En el de la coalición Convergència i Unió [CiU], hoy gran abanderada del mismo, ni siquiera se vislumbraba tal posibilidad.

A continuación reproducimos los tres vídeos electorales citados de la campaña del 2010.

1. El espot de ERC: “gente valiente” para luchar por la independencia

En el espot de ERC el anuncio de un referéndum se contempla al final del mismo y no era una novedad, pues  formaba parte del discurso central del partido.

De hecho, su antiguo secretario general, Josep-Lluís Carod-Rovira, en el 2008 publicó el ensayo 2014,  en el que postulaba celebrar un referéndum por la independencia en septiembre del 2014, al cumplirse los tres siglos de la derrota austracista. Así pues, el plebiscito que impulsaba ERC formaba parte del paisaje político catalán.

Para quien desconozca el catalán, el anuncio muestra a una joven que toma decisiones que exigen coraje, como marchar al extranjero a estudiar y trabajar, concebir un hijo cuando está en el paro y, por descontado, pugnar por un referéndum de la independencia.

2. El espot del PP: de la ficción a la realidad

El espot del PP es el más llamativo: cuando se proyectó en la campaña, parecía mera política ficción al lanzar un alarmista mensaje de futuro: mostraba a un parado que, un año después de las elecciones (en noviembre del 2011), se quejaba de que el gobierno de CiU solo estaba pendiente de la independencia y no de los problemas sociales como el suyo y se veía a Artur Mas pactando un referéndum por la independencia con Carod-Rovira.

Así pues, los estrategas de comunicación del PP (posiblemente sin planteárselo) fueron los que mejor vaticinaron el escenario político catalán más inmediato y avanzaron la principal crítica al discurso de CiU: que la independencia se anteponía a las políticas sociales. De hecho, hoy el programa de CiU se centra en la soberanía y efectúa pocas propuestas concretas.

3. El espot de CiU: la independencia no aparece ni se la espera

A diferencia de los espots anteriores, en el de CiU la independencia no aparecía: el anuncio se centraba en Artur Mas, que concurría a las elecciones como candidato de la coalición por tercera vez y aludía simplemente a “una Cataluña mejor”. No había más contenido: el candidato era la gran apuesta.

Conclusión: la política catalana entre la ficción a la realidad

Lo expuesto nos lleva a concluir tres consideraciones en relación a la política catalana.

1. Constituye una realidad muy fluida y que experimenta cambios con gran rapidez, en la que el eje identidario se ha impuesto de manera aplastante al social. Ello conlleva relegar a un  segundo plano la situación social y plantea un horizonte con un eventual aumento tensiones internas en el eje divisorio Cataluña-España.

2. Los cambios rápidos que experimenta pueden hacer que una aparente ficción en noviembre del 2010 (la expuesta en el anuncio del PP) se convierta en una realidad menos de dos años después, lo que indica el rumbo poco previsible que ha adquirido. Sobre todo, refleja cómo la deriva explícita hacia la independencia de su partido central, CiU, ha trastocado el escenario y el mapa político, pese a que ésta era literalmente inexistente en su mensaje central hace apenas dos años.

3. Con el anuncio del referéndum por la independencia, el populismo plebiscitario se ha entronizado en Cataluña, hasta el punto que el Partit dels Socialistes de Catalunya [PSC]  lo ha asumido. El “oasis catalán”, pues, es ya el “oasis populista”.

Los comentarios están cerrados.