EL ASCENSO DE LA ULTRADERECHA MODIFICA LAS POSICIONES DE LA DERECHA, PERO TAMBIÉN DE LA IZQUIERDA

front-nationalLa irrupción de la extrema derecha puede alterar el conjunto del sistema político. Cartel del Front National.

¿LA ECLOSIÓN DE LA ULTRADERECHA EN LAS INSTITUCIONES SÓLO PROVOCA CAMBIOS EN LA DERECHA? Esta idea se halla muy extendida en medios políticos y periodísticos.

En este aspecto, se considera que cuando irrumpe un partido de extrema derecha con éxito en las urnas, el espectro de la derecha se radicaliza al competir en temas que las formaciones de ultraderecha hacen bandera, como pueden ser la inmigración, la inseguridad, el antieuropeísmo o un nacionalismo radical.

Ello es cierto, pero se tiende a olvidar que no solo cambia el espectro de la derecha, sino también el de la izquierda, especialmente en el caso de los partidos socialistas.

¿Por qué se produce este cambio?

Derecha populista y nueva izquierda: un cambio de sistema

En general, como han reflejado estudios de politólogos, la nueva derecha populista tiende a emerger de modo simultáneo a una nueva izquierda porque se ha producido un desgaste de las formaciones tradicionales que crea nuevos espacios políticos de competición.

Esta nueva izquierda es redistributiva en el ámbito económico y libertaria en el político y cultural, encarnándola los partidos ecologistas. A su vez, la nueva derecha es defensora del libre mercado, política y culturalmente autoritaria y la plasman  formaciones de derecha populista. Su irrupción pareja fue un fenómeno que tuvo lugar en Europa occidental durante los años setenta y ochenta del siglo pasado.

En España tal situación no se ha producido y solo en Cataluña se ha apreciado este proceso, al emerger en el ámbito institucional la Plataforma per Catalunya [PxC] y la Candidatura d’Unitat Popular [CUP].

El esquema que reproduce la figura 1 refleja como en los años setenta y ochenta del siglo pasado el eje político en Europa occidental había cambiado al irrumpir la derecha populista (Radical Right, RR) y los partidos ecologistas (GREEN) y muestra cual era entonces el posicionamiento de Liberales (LIB), socialdemócratas (SD) y liberales (LIB) De este modo, la línea punteada indica como había sido hasta entonces el sistema político.

esquemapartidospopulistas-1

El esquema procede del interesante estudio colectivo de  E. Meijers, (ed): Populism in Europe (Green Europe Foundation, planerverlag, Austria, 2011), p.  53, concretamente del capítulo de S. L. de Lange, W. van der Brug e I. Baller, “Adversaires or Competitors? The Rise of Green and Radical Right-wing Populist Parties”, pp. 47-66.

portadapopulismPortada del estudio Populism in Europe (2011).

No obstante, sobre la creación de esta nueva estructura de oportunidades relativa a la emergencia de la nueva derecha e izquierda, es imprescindible el estudio ya clásico de H. Kitschelt y A. J. McGann, The Radical Right in Western Europe (The University of Michigan Press, Ann Arbor, 1997 [1ª ed. 1995]), especialmente pp. 13-19.

Por consiguiente (y volviendo al tema que nos ocupa), la nueva derecha populista y la nueva izquierda libertaria hicieron eclosión de modo simultáneo y paralelo.

Este es el primer dato a tener en cuenta: la ultraderecha irrumpió en un proceso de cambio global del sistema político y fue, a la vez, uno de sus catalizadores.

El sistema político se polariza en los valores de la derecha

Con el paso del tiempo, la institucionalización de los partidos de la nueva derecha ha provocado un reposicionamiento del conjunto de partidos.

En consecuencia, si analizamos la evolución de los sistemas polítcos europeos occidentales en las  dos últimas décadas (años noventa del siglo XX y primera década del XXI) constatamos que el eje derecha/izquierda ha perdido peso frente al eje que contrapone valores libertarios y autoritarios, con un mayor alineamiento de los partidos socialistas en torno a los segundos. Así lo plasma la figura 2.

esquemapartidospopulistas-2

Este es el segundo dato a tener en cuenta: La irrupción de la ultraderecha no conforma un fenómeno aislado, sino que indica una tendencia de cambio del conjunto del sistema político.

Nueva derecha y nueva izquierda: ¿Minoritarias pero influyentes?

A modo de conclusión queremos destacar que la irrupción de los partidos de la nueva ultraderecha puede ser indicativa de cambios políticos potenciales de gran calado.

Asimismo, el peso electoral e institucional de ésta última y el de la nueva izquierda puede ser inferior a la influencia de su discurso. Este último, por su estridencia y radicalidad, puede modificar al conjunto de los actores políticos al forzarlos a reposicionarse en términos de valores libertarios y autoritarios.

En síntesis, es un error reducir los cambios que puede provocar la eclosión de la ultraderecha al ámbito de la derecha, pues puede suponer un reposicionamiento del conjunto de partidos o un cambio sistémico.

Los comentarios están cerrados.