RAJOY O EL RETORNO DEL “CHANTAJE” A LA POLÍTICA ESPAÑOLA

Rajoy-Barcenas

Portada de ABC (16/VII/2013) sobre el “chantaje” de Bárcenas.

VUELVE EL “CHANTAJE” A LA POLÍTICA ESPAÑOLA: SI EN LOS AÑOS NOVENTA OCUPÓ LA AGENDA POLÍTICA DEL ÚLTIMO MANDATO FELIPISTA (1993-1996), AHORA OCUPA LA DE RAJOY.

En el diario Ara (1/VIII/2013) hemos publicado un análisis al respecto, del que reproducimos parcialmente a continuación.

Como puede apreciarse en el texto, sostenemos que existen analogías entre ambos períodos. Recordemos que durante la última legislatura felipista se acusó desde el gobierno al exbanquero Mario Conde de realizar un “chantaje” al ejecutivo de Felipe González (sobre esta cuestión, véase el primer capítulo de nuestro ensayo El pueblo contra el parlamento, que puede leerse aquí).

portada-elpueblocontraelparlamento

Portada de El pueblo contra el parlamento.

Consideramos importante incidir en este tema porque -como exponemos en nuestra obra-, consideramos que el caso Bárcenas puede tener importantes consecuencias, en la medida que puede suponer el inicio de un nuevo ciclo de populismo en España.

*****

“El ‘chantaje’, de González a Rajoy”

“Las mentiras no se documentan”, afirmó Mª Dolores de Cospedal el 8 de julio. Aludía así a presuntos sobresueldos ilegales cobrados por líderes populares, según documentos de Luis Bárcenas. A su vez, el PP denunció un intento de chantaje al gobierno urdido por Bárcenas al filtrar SMS que intercambió con Mariano Rajoy. El portavoz del partido, Carlos Floriano, afirmó que los mensajes eran la “prueba de un chantaje del que Bárcenas no obtuvo nada”.

Lo más llamativo de este asunto es que constituye un déjà-vu del vivido durante el último mandato de Felipe González (1993-1996), cuando el ejecutivo conoció acusaciones de corrupción y, sobre todo, de terrorismo de Estado por los Grupos Antiterroristas de Liberación, GAL (comandos activos en Francia entre el 1983 y el 1987 contra supuestos etarras). Recordemos que entonces el PSOE también denunció que todo ello respondía a un chantaje, en este caso orquestado por el exbanquero Mario Conde (que dispondría de información del tema perjudicial para el gobierno), y un González renuente a comparecer en el Congreso, como Rajoy, negó categórico la existencia de vínculos oficiales de los GAL: “No hay pruebas ni las habrá”, dijo.

[…]

¿Qué diferencias relevantes existen entre la crisis felipista y la rajoyista? Hay una de clara: la pugna contra González se sustentaba en una alternativa de gobierno, el PP liderado por Aznar, que permitía la continuidad del sistema político sin grandes traumas. En cambio, el actual radica en una lucha interna del bloque derechista, provocada aparentemente por la venganza de Bárcenas contra la cúpula del partido. El resultado es un desgaste interno de la formación y del ejecutivo, con la irrupción de facciones (visible en el nuevo protagonismo de Esperanza Aguirre) y tensiones internas (patentes en las declaraciones de Aznar críticas con Rajoy), sin que se divise una alternativa: un PSOE en horas bajas no remonta posiciones en las encuestas. Por todo ello, si no hay cambios sustanciales, el asunto puede facilitar un colapso del bipartidismo.

*****

Puede leerse todo el artículo del diario ARA de forma gratuita registrándose aquí:

El “xantatge”, de González a Rajoy

XAVIER CASALS 
“L as mentiras no se documentan “, afirmà M. Dolores de Cospedal el 8 de juliol. Al·ludia així a presumptes sobresous il·legals cobrats per líders populars, segons documents de Luis Bárcenas. Al seu torn, el PP denuncià un intent de xantatge al govern ordit per Bárcenas en filtrar SMS que intercanvià amb Mariano Rajoy. El portaveu del partit, Carlos Floriano, afirmà que els missatges eren la ” prueba de un …

Vols veure aquest contingut complet?

CREA’T UN USUARI

Podràs veure gratuïtament un contingut Premium cada dia

Registra’t

Los comentarios están cerrados.