EL PARTIT ESPINALTIÀ O COMO LA MARGINALIDAD GANA CENTRALIDAD EN CATALUÑA

PE

Portada del portavoz del Partit Espinaltià en febrero de 1999 exigiendo un plebiscito por la independencia.

EN LA POLÍTICA CATALANA ACTUAL IMPERA UNA TENDENCIA LLAMATIVA: GANAN CENTRALIDAD DISCURSOS QUE HABÍAN SIDO MARGINALES.

Ilustran esta realidad el ascenso electoral de la Plataforma per Catalunya [PxC], la vertebración de Ciutadans [C’s] desde la protesta lingüística (que tradicionalmente había estado confinada a los manifiestos) y, sobre todo, los ejes de debate y movilización del independentismo extraparlamentario de los años ochenta.

Nos referimos a temas sostenidos por los sectores más extremos antaño del arco político, como la denuncia de los problemas que supuestamente genera la inmigración extranjera; la defensa de la viabilidad económica de una Cataluña independiente; la afirmación de una subordinación «colonial» de Cataluña respecto al Estado; la asunción amplia del fracaso de la vía autonómica; o las demandas de un plebiscito para la independencia. En este último aspecto nos parece interesante destacar el escaso eco que en los años noventa tuvo el Partit Espinaltià [PE].

El Partit Espinaltià o el precursor de la independencia plebiscitaria

El singular Partit Espinaltià [PE] fue constituido por seguidores de Carles Muñoz Espinalt (1920-1993), creador de la llamada “psicoestética” (véase al respecto nuestro estudio Ultracatalunya)Tras su muerte, algunos de sus seguidores pasaron a la acción política en 1995 y promovieron un Front pel plebiscit per la independència de Catalunya [Frente por el plebiscito por la independència de Cataluña].

Sus promotores preconizaban realizar una consulta con esta pregunta: “Voleu una Catalunya independent i vinculada a Europa, bo i separant-se d’un Estat intermediari que duplica els impostos dels ciutadans i dificulta la nostra peculiar vida política?” [¿Queréis una Cataluña independiente y vinculada en Europa, separándose de un Estado intermediario que duplica los impuestos de los ciudadanos y dificulta nuestra peculiar vida política?”].

PEsp

Símbolo del Partit Espinaltià.

Para realizarlo intentó recabar apoyos entre entidades cívicas y consistorios de toda Cataluña, aunque con escaso éxito. En 1997 los promotores del referendum constituyeron el PE, con la meta de llevarlo a cabo, y en las elecciones autonómicas de 1999 solo obtuvieron 799 votos.

Las consultas sobre la independencia: la vía del PE se impone una década después

Sin embargo, una década después, la vía plebiscitaria de acceso a la independencia se ha instalado en la política catalana precisamente a partir del impulso local, que era el buscado por el PE. Ello se materializó con las llamadas consultas populares por la independencia.

Recordemos que estos conformaron referendos locales sobre la independencia sin validez legal que organizaron entidades cívicas. Bajo el lema “Catalunya decideix” [“Cataluña decide”] se efectuaron en 554 municipios (de un total de 947) entre septiembre de 2009 y abril de 2011.

Los votantes fueron convocados a las urnas con esta pregunta: “¿Está usted de acuerdo en que Cataluña sea un Estado de Derecho, independiente, democrático y social, integrado en la Unión Europea?”. Los gestionó una apartidista Coordinadora Nacional per la consulta sobre la independència y participó en ellos casi el 19% del censo previsto: la nada despreciable cifra de 884.508 personas.

catalunyadecideix

Bajo el lema “Catalunya decideix” cerca de 900.000 personas votaron la independencia.

Además, quien fue un cabeza de lista del PE, Santiago Espot, lideró en los últimos comicios locales la candidatura de Solidaritat Catalana per la Independència [SI] al consistorio barcelonés, como se recordó críticamente por parte de sectores del independentismo.

En suma, lo que antes era un discurso marginal ha cobrado centralidad política. Ello testimonia el proceso de gran envergadura ya aludido que experimenta la política catalana  y que -empleando una expresión inglesa- podría definirse como “from the margins to mainstream”.

Los comentarios están cerrados.