ROGER MATEOS Y JELENA PROKOPLJEVIC: “LA PURGA CONTRA EL TÍO DE KIM JONG UN BUSCA CONSOLIDAR SU LIDERAZGO MONOLÍTICO”

Mateos

Roger Mateos y Jelena Prokopljevic, autores de Corea del Norte, utopía de hormigón.

COREA DEL NORTE VUELVE A ESTAR DE ACTUALIDAD, PERO ESTA VEZ NO POR UNA ESCALADA DE TENSIÓN CON COREA DEL SUR O ESTADOS UNIDOS, SINO POR UN TERREMOTO POLÍTICO INTERNO CASI SIN PRECEDENTES. El tío del líder supremo, Kim Jong Un, ha sido ejecutado y su extenso círculo de colaboradores están siendo represaliados, por presuntas actividades “contrarrevolucionarias”.

Por esta razón hemos decidido entrevistar al periodista Roger Mateos (subjefe de Política del diario catalán ARA) y a la arquitecta Jelena Prokopljevic (especializada en arquitectura socialista), ambos son autores de la más que recomendable obra Corea del Norte, utopía de hormigón (Muñoz Moya Editores, 2012).  Asimismo, Mateos ya ha publicado otros trabajos igualmente interesantes sobre este país: El país del presidente eterno: crónica de un viaje a corea del norte (2006) y Soldados del gol. Fútbol, patria y líder en Corea del Norte (2013).

Agradecemos a ambos que hayan aceptado responder estas cuestiones para nuestro blog, que permiten comprender las dinámicas políticas de este hermético país.

¿Qué relación mantenía el actual dictador norcoreano, Kim Jong Un, con su tío, recientemente ejecutado por “traición”?

Kim Jong Un fue ascendido como líder supremo de Corea del Norte al morir su padre, Kim Jong il, en diciembre de 2011, sin haber podido consolidarse como sucesor. Su juventud (entonces tenía menos de 30 años) e inexperiencia despertaban dudas sobre si sería capaz de mantener la estabilidad política, después de que su abuelo Kim Il Sung (entre 1945 y 1994) y su padre Kim Jong il (1994-2011) gobernaran con mano de hierro el país. La maquinaria propagandística empezó a ensalzar sus virtudes, pasó a ser objeto de absoluta glorificación, como sus antecesores.

Kim

Fotografía de Kim Jong Un (foto de la revista Time).

Pero al mismo tiempo un círculo de altos jerarcas rodeaban a Kim Jong Un y orientaban la dirección del país. Uno de las más influyentes eminencias grises era su tío Jang Song Thaek (marido de la hermana de Kim Jong il), que ocupaba cargos importantes en el Partido del Trabajo de Corea y fue nombrado vicepresidente de la Comisión Nacional de Defensa (el órgano de mayor trascendencia, presidido por el líder supremo). Teóricamente, Jang Song Thaek debía tutelar la consolidación de Kim Jong Un en el poder, sin que ninguna de las estructuras del Estado cuestionase el liderazgo heredado de su padre.

¿Qué conclusiones pueden sacarse de la ejecución del tío de Kim Jong Un?

De momento, y a falta de poder reunir mayor información, sólo es posible formular algunas conjeturas sobre la abrupta caída de Jang Song Thaek, que ha cogido por sorpresa a absolutamente todos los analistas especializados en el régimen norcoreano. Pero sí pueden sacarse unas primeras conclusiones:

a)  Purga insólita. Pese a que el estado norcoreano está considerado como uno de los sistemas totalitarios más férreos de la historia, la purga de Jang Song Thaek y su entorno (todos sus colaboradores están siendo apartados de sus cargos, degradados y, en algunos casos, ejecutados o encarcelados), por su alcance y repercusión, sólo tiene dos precedentes comparables en las casi siete décadas de historia del país: a mediados de los años cincuenta (Kim Il Sung purgó cuadros y altos cargos prosoviéticos y prochinos para consolidar su poder y su independencia con respecto a Moscú y Pekín) y a finales de los años sesenta (otra purga de Kim Il Sung, para consolidar del todo su poder internamente y evitar un contagio del agitado periodo de la Revolución Cultural en China).

jang_song-thaek

Imagen de Jang Song Thaek compareciendo ante el tribunal que le juzgó (foto de Reuters).

b) Difusión sorprendente. Los medios de comunicación norcoreanos han dado amplia difusión a la purga e incluso a la ejecución de Jang Song Thaek, han denunciado a viva voz sus presuntos crímenes “faccionalistas, contrarrevolucionarios y antipartido”, hasta el punto de ofrecer fotografías del momento en que Jang fue detenido en plena reunión del Politburó y de instantes antes de ser ejecutado tras ser condenado a muerte por un tribunal militar.

c)  Reforzamiento del liderazgo monolítico de Kim Jong Un. La propaganda oficial ha denunciado que Jang cometió algunos de los peores crímenes que se pueden cometer: desobedecer órdenes del líder supremo, conspirar contra él, querer ascender todavía más en el escalafón, en definitiva, socavar el liderazgo monolítico del máximo dirigente, un pecado imperdonable en Corea del Norte, donde ahora se multiplican los ya permanentes llamamientos a cerrar filas en torno al líder y manifestarle una inquebrantable fidelidad.

d) Continuismo. Si alguien albergaba esperanzas de cambio con el ascenso de Kim Jong Un (que estudió en un instituto en Suiza) a finales de 2011, ha podido comprobar que no será tan fácil. No se atisban reformas importantes del sistema, más allá de una modernización de la imagen externa e interna a nivel cosmético (cada vez más oferta de bienes de consumo procedentes de China).

¿Cuáles pueden ser las causas ocultas de esta purga?

Oficialmente, Jang ha sido denunciado por sus actividades “faccionalistas y antipartido” que pretendían cuestionar el liderazgo único de Kim Jong Un y acaparar más poder para sí mismo, para seguir enriqueciéndose ilícitamente, malvendiendo recursos nacionales en el exterior, manteniendo sus negocios “corruptos”, disfrutando de “lujos” capitalistas en sus visitas periódicas a China, gastándose dinero público en casinos y prostitución en sus estancias en el país vecino…

foto 4

La arquitectura norcoreana pretende plasmar las tesis del socialismo autóctono (foto de R. Mateos y J.  Prokopljevic)

.

Extraoficialmente, puede afirmarse que el hecho de viajar regularmente a China no es extraño para la élite política norcoreana. Pero Jang tenía fama de defensor de una cierta apertura económica según el modelo chino. China es aliado estructural del régimen norcoreano, no desea que caiga para que las bases norteamericanas en Corea del Sur no avancen hasta la misma frontera con China, a Pekín le interesa mantener el estado tapón norcoreano, pero las nuevas generaciones de dirigentes chinos no están nada cómodas con el comportamiento impredecible de Pyongyang e incluso han apoyado sanciones internacionales por su programa nuclear.

Una de las hipótesis de la fulminante caída de Jang consistiría en que las autoridades chinas habrían contactado con él para que presionara y abanderara un sector dentro de la élite norcoreana favorable a las reformas al estilo chino. Kim Jong Un y sectores del ejército y el Partido lo habrían considerado una amenaza para su poder y habrían temido ceder cada vez más a la influencia directa de Pekín, algo que hasta ahora habían conseguido evitar Kim Il Sung y Kim Jong il. Circula incluso un rumor (difícilmente contrastable) según el cual Jang, en uno de sus viajes a China, se habría reunido con Kim Jong Nam, otro de los hijos de Kim Jong il y hermanastro del actual líder supremo, que fue descartado en su día como posible sucesor por su inclinación hacia la vida capitalista y que, desde su residencia en China, dejó claro en alguna de sus esporádicas declaraciones que no suscribe el actual sistema norcoreano. Una reunión con Kim Jong Nam, sin duda, habría sido considerada por Kim Jong Un una auténtica traición y una amenaza verosímil a su poder.

foto 1

Fotos del dictador coreano y de su padre. El culto a la personalidad llega a todos los rincones del país (foto de R. Mateos y J.  Prokopljevic).

¿Qué diferencias pueden identificarse entre el mandato de Kim Jong Un y el de su padre?

Al morir Kim Il Sung en 1994, Kim Jong il recibió el cetro del poder en pleno declive económico del país, sin la ayuda del derrumbado bloque socialista, con un sistema obsoleto, castigado además por las sanciones y las catástrofes naturales que arruinaron las cosechas en los siguientes tres años. Se entró en el periodo más negro de la historia reciente de Corea del Norte, una devastadora hambruna que convulsionó el país pero que, contra todo pronóstico, no llevó al colapso del régimen político. El férreo control sobre la sociedad pudo mantener la estabilidad interna. Y para evitar dar muestras de debilidad al exterior, Kim Jong il ordenó potenciar la disuasión militar: proclamó la política Songun, de prioridad militar. El gasto armamentístico se comió gran parte de los pocos recursos disponibles. La prioridad era armarse hasta los dientes (incluso desarrollar el programa nuclear hasta obtener la bomba atómica, en 2006) para evitar una invasión como la de Iraq.

A Kim Jong Un le ha tocado gestionar una época de mayor bonanza y crecimiento económico, la propaganda lo proyecta como una encarnación de su abuelo (Kim Il Sung era mucho más jovial y carismático que el marcial Kim Jong il) y busca ganarse mayores simpatías entre la población ampliando la oferta de bienes de consumo. Pero Kim Jong Un ha declarado en varias ocasiones que sigue confiando en la política Songun, da máxima importancia a la disuasión militar, no renuncia al arma nuclear. Además, se mantiene el desmesurado culto a los líderes y se sigue idealizando la doctrina Juche (también llamada ahora “kimilsungismo-kimjongilismo”).

¿Cuáles son los principales elementos de la idea Juche, la ideología que impregna el régimen de Corea del Norte?

Se trata de una versión propia del marxismo-leninismo más extremo, aplicado según el patrón estalinista pero con numerosas peculiaridades. La más llamativa: ningún otro régimen comunista ha alcanzado las cotas de idolatría a los líderes norcoreanos, tratados como verdaderos semidioses, seres superiores enviados por alguna fuerza sobrenatural a tierras coreanas para liberar a la patria. La idea Juche contiene un fuerte componente de nacionalismo coreano, las apelaciones patrióticas son constantes, las referencias al enemigo norteamericano y japonés (tachados de imperialistas invasores) también se reproducen sin tregua.

Utopía hormigónUno de los elementos más llamativos de Corea del Norte es su arquitectura. ¿De dónde viene este patrimonio monumental en uno de los países considerados más pobres del mundo?

La arquitectura ha sido desde hace décadas una de las máximas prioridades del régimen, sobre todo para convertir la capital, Pyongyang, en el gran escaparate del país a ojos del mundo entero. El desarrollo arquitectónico se percibe como una de las claves para plasmar físicamente el “paraíso socialista” que se aspira construir en Corea del Norte. De ahí la ingente cantidad de recursos invertidos para crear una escenografía magnificente. Sobre todo ello profundizamos en el libro “Corea del Norte, utopía de hormigón” (www.nkarchitecture.com).

Los comentarios están cerrados.