EL LÍO DEL REY CON CARRERO BLANCO: ¿EL ALMIRANTE LE HABRÍA PERMITIDO ACABAR CON EL FRANQUISMO O NO?

rey-carrero-valcarcel

Juan Carlos, siendo príncipe, con Luis Carrero Blanco y el presidente de las Cortes, Alejandro Rodríguez de Valcárcel en 1970.

¿HUBIERA SIDO POSIBLE EFECTUAR UNA DEMOCRATIZACIÓN A JUAN CARLOS DE HABER SOBREVIVIDO EL ALMIRANTE LUIS CARRERO BLANCO A FRANCO?

Es difícil valorar si se habría producido la instauración de una democracia de haber sobrevivido Carrero a la muerte de Franco, pues -como es sabido- éste fue víctima de un atentado de ETA el 20 de diciembre de 1973 que ha generado diversas conjeturas, tema ya analizado en este blog.

En esta ocasión, nos interesa mostrar que la respuesta que ha ofrecido el Rey a la pregunta formulada al inicio del artículo en dos ocasiones distintas ha incurrido en una flagrante contradicción, que exponemos a continuación.

El Rey afirmó que así habría sido

Juan Carlos, cuando era príncipe, tenía en alta estima a Carrero, pues éste fue su principal valedor para que en 1969 Franco le designara oficialmente como sucesor a título de Rey. En este marco, en enero de 1970 el almirante le sorprendió agradablemente al decirle que cuando Franco muriese le presentaría su dimisión.

Por esta razón, el monarca no vio en Carrero un obstáculo a sus proyectos y así lo comentó a su biógrafo José Luis de Vilallonga en 1993: “Carrero no hubiera estado en absoluto de acuerdo con lo que yo me proponía hacer. Pero no creo que se hubiera opuesto abiertamente a la voluntad del Rey […] Simplemente hubiese dimitido”, manifestó.

Carrero

El Rey ha hecho afirmaciones contradictorias sobre qué habría hecho Carrero de haber sobrevivido a Franco.

Tal punto de vista ha sido sostenido por otras figuras de distinto perfil, como el coronel José Ignacio San Martín, quien fue responsable del Servicio Central de Documentación [SECED] (los servicios de información del almirante, también conocidos como SDPG, Servicio de Presidencia del Gobierno).

Este militar, buen conocedor de la psicología e ideario del almirante, manifestó una valoración similar en relación a la incapacidad de Carrero de evitar la democratización del país de haberse mantenido al frente de sus destinos al ser coronado Juan Carlos y se pronunció en estos términos:

Carrero hubiera preferido un golpe de Estado, eso sí lo sé, a que el Régimen se hundiera. O sea, Carrero…, por cierto si hubiera vivido y el Rey le hubiera dicho que cesara, se hubiera ido a su casa, pero eso no quita que en su fuero interno él prefería que el Ejército se hubiera lanzado a a calle antes que se hubiera venido totalmente abajo el Régimen en el que él creía.

El Rey también afirmó lo contrario

Sin embargo, la supuesta flexibilidad de Carrero ante el Rey no estaría tan clara si nos atenemos al testimonio de la reina Sofía, pues ésta ha opinado que la Transición hubiera sido imposible de sobrevivir el almirante al dictador: “si hubiese muerto Franco antes que Carrero […], es muy posible que Carrero no hubiese dado paso al rey”.

cortes_franquistas

No está claro que Carrero le hubiera permitido al Rey demoler el régimen de Franco (iamgen de las Cortes del régimen).

En este sentido, Carrero se manifestó poco dispuesto a derribar el franquismo, incluso de la mano de un monarca: “Ningún Rey o Regente puede alterar en ningún aspecto el sistema institucional porque aunque el pueblo español no lo toleraría nunca, quedan en último extremo las Fuerzas Armadas”, afirmó en una ocasión.

Abundando en este aspecto, el conocido ensayista y académico Josep Ramoneda el pasado 20 de diciembre publicó un artículo en El País, coincidiendo con el 40º aniversario del asesinato del almirante (“Pequeñas historias con importancia”), en el que reprodujo un testimonio del monarca en sentido contrario al que afirmó a Vilallonga y que data de septiembre de 1999.

¿Qué afirmó entonces Juan Carlos I sobre Carrero? Pues -según Ramoneda- dio a entender lo contrario de lo que comentó a Vilallonga (la cursiva es nuestra): “Si esto [el atentado] no hubiera ocurrido tu y yo no estaríamos ahora aquí”. “Yo no, usted no lo sé”, contesté. “Yo tampoco”, me dijo. E insistí: “¿Por qué?”. “Porque las condiciones que Carrero me habría puesto yo no las habría podido aceptar“.

Conclusión: según el Rey, ignoramos lo que habría hecho Carrero

Como puede apreciarse, el Rey ha afirmado por una parte que Carrero no le habría supuesto ningún problema para demoler el edificio franquista porque le habría presentado la dimisión incondicional. Por otra parte, comentó que las condiciones que éste le habría impuesto para reinar no se lo hubiera permitido.

Parece imposible, pues, establecer con claridad si hubo un compromiso por parte de Carrero hacía el futuro monarca para dimitir con o sin condiciones. Sería deseable en este aspecto que el Rey aclarase a qué “condiciones” se refirió al hablar con Ramoneda y deshiciera este embrollo para poder conocer de forma cabal los pensamientos del almirante asesinado.

Los comentarios están cerrados.