EL DILEMA EUROPEO DE LA PxC: ¿QUÉ SOCIOS ESCOGER?

abril 26, 2014

marine-y-josep

Josep Anglada y Marine Le Pen en un encuentro del 2012 (foto de www.alertadigital.com)

TRAS LA CONTROVERTIDA EXPULSIÓN DE JOSEP ANGLADA POR PARTE DE  LA CÚPULA DIRIGENTE DE LA PLATAFORMA PER CATALUNYA [PxC]  (1 Y 2) SE PLANTEA UNA IMPORTANTE CUESTIÓN: ¿QUÉ ALIANZAS EUROPEAS ARTICULARÁ ESTA FORMACIÓN ?

Debe tenerse en cuenta que las fuerzas más afines a la PxC han sido hasta ahora el Freiheitliche Partei Österreichs [FPÖ], el Vlaams Belang [VB] y la Lega Nord [LN] (defensora de la secesión del norte de Italia y del referéndum de independencia catalán), que son partidarias de naciones en sentido étnico y no de Estados nación.

No obstante, el actual líder de la PxC, Robert Hernando, ha manifestado que su referente europeo es el Front National de Marine Le Pen, notoriamente jacobino. De hecho, la aproximación de la formación al FN se saldó en diciembre del 2013 con la disolución de la delegación de PxC en Perpiñán.

diputados-italianos-bandera-estelada

Diputados de la Lega Nord luciendo camisetas con la bandera separatista catalana en el parlamento italiano (foto del blog Terra i Poble).

Como puede apreciarse, escoger unos socios europeos (LN, FPÖ y VB) u otros (FN) supone una importante cuestión de definición ideológica de la PxC.

De hecho, Enrique Ravello (secretraio de relaciones intrenacionales del partido) fue expedientado por defender la convocatoria del plebiscito catalán sobre la independencia, lo que le llevó a abandonar la formación. A su vez, desde las filas de la LN se ha criticado a la PxC por ser un partido “españolista”.

9a7f0bf980eabc0549a2ac0ee1000479_L

Enrique Ravello y Filip de Winter (dirigente del VB) sosteniendo una bandera independentista catalana (imagen de Eloccidental.es).

Asimismo, debe recordarse que la PxC firmó un acuerdo con el FPÖ favorable a la autodeterminación de los pueblos en mayo del 2010, como comentamos en este blog.

pxc-fpo

Anglada firmando su manifestación autodeterminista con el líder del FPÖ, Heinz-Christian Strache, en mayo del 2010.

En suma, será importante analizar como se reposiciona la PxC dentro de la extrema derecha europea por lo que ello implica en la situación política de Cataluña. En este sentido no está de más recordar que el partido se ha alineado de modo simultáneo con tesis regionalistas, autonomistas y formalmente autodeterministas.

 


ENTREVISTA A MARCEL FARINELLI (2): “EL ALGUER FUE UN TERRITORIO PRIVILEGIADO EN LOS PLANES DE INGENIERÍA SOCIAL FASCISTA”

abril 19, 2014

Farinelli

Marcel A. Farinelli.

CÓRCEGA Y CERDEÑA SUELEN SER ANALIZADAS COMO REALIDADES DISTINTAS, SIN EMBARGO FORMAN UNA SOLA Y ELLO SE HA PLASMADO EN LA EVOLUCIÓN DE SUS RESPECTIVOS NACIONALISMOS. El historiador sardo Marcel A. Farinelli (l’Alguer, 1978)  lo ha analizado de modo amplio y con brillantez en su reciente tesis doctoral leída en la Universidad Pompeu Fabra titulada Un Arxipèlag invisible : la relació impossible de Sardenya i Còrsega sota nacionalismes, segles XVIII-XX (2013).

9788492758784_L38_04_h.smallIgualmente, Farinelli, licenciado en Historia Contemporánea en la Università degli Studi di Firenze, ya había mostrado su capacidad investigadora en un más que interesante estudio sobre el fascismo en l’Alguer que desde aquí recomendamos: El feixisme a l’Alguer (2010). Este tema, además, lo aborda en esta segunda parte de la entrevista que nos concedió. Quienes quieran conocer sus reflexiones pueden seguirle en su blog.

Por nuestra parte, le agradecemos su ambilidad y generosidad al repsonder a nuestra cuestiones por email.

*****

Usted ha analizado igualmente la actuación del fascismo en el Alguer. ¿Ésta presentó alguna peculiaridad?

En muchos aspectos, en esta población pasó lo mismo que en una ciudad provinciana de la Italia insular o meridional. El fascismo fue allí un fenómeno con muy poca vitalidad: los primeras camisas negras fueron menos de diez y aumentaron cuando Mussolini tomó el poder en 1922. Pero hay dos hechos que merecen ser destacados.

partito-sardo-d-azione-tessera-rilasciata-il-30-6-1948~16284741En primer lugar en toda Cerdeña los fascistas, que eran muy pocos, tenían el problema de los veteranos de la Gran Guerra, que se habían organizado en el Partido Sardo de Acción, pedían  una autonomía, la república y cierta revolución social. Eran en su mayoría pastores y campesinos hartos de los socialistas, que solo se ocupaban de los obreros y mineros. De este modo, los fascistas tenían que arreglarse con ellos para ganar apoyos en la isla.

Asimismo, los sardistas tenian su organización paramilitar de autodefensa, los camisas grises, y despuès de la marcha sobre Roma de Mussolini en octubre de 1922 hubo enfrentamientos violentos entre estos y las camisas negras que causaron dos muertes. En Cerdeña, los seguidores de Mussolini no estaban tan implantados como en Italia del norte, así que cuando el líder fascista se instaló en el poder intentó resolver el problema con promesas: si los sardistas entraban en bloque en las filas fascistas, aceptaría las reformas que estos planteaban. Entonces el movimiento sardo se dividió y nació el sardofascismo,.

¿Qué era el sardofascismo?

Configuró una peculiar connivencia de nacionalistas sardos y italianos que dio un matiz especial al fascismo local, al menos durante los años veinte. Pero luego los fascistas marginaron a quienes provenían del sardismo, decretando el fin de reformas como las cooperativas de pastores o la posibilidad de vender directamente el queso sin pasar por los mediadores “continentales”. No obstante, continuó cierta permisividad hacia un discurso sardista en el plano cultural, evidentemente inocuo para el régimen.

El otro elemento es que el Alguer fue un territorio privilegiado para los planes de ingeniería social de los fascistas. Una de sus obsesiones era lograr la homogeneidad completa de la población; es decir, “hacerlos italianos”, cosa que estaba pendiente des de la unificación del país en 1860.

Ello se haría mediante la propaganda, la educación, la militancia en el partido, y -sobre todo- a través de la creación de nuevos centros habitados, donde las nuevas generaciones pudiesen crecer en perfecto estilo itálico y fascista. Uno de estos lugares se planeó a las afueras del Alguer: Fertilia.

Inauguración de Fertilia el 8 de marzo de 1936.

Ésta se halla tan solo a seis kilómetros de la ciudad y hoy constituye un importante testimonio arquitectónico del pasado, ya que -a pesar del descuido de algunos edificios- muestra los gustos estéticos del régimen mussoliniano. Su centro estaba destinado a ser el ayuntamiento de una vasta área rural dividida en parcelas asignadas a “colonos” (como se les nombraba). La tierra se debía obtener del saneamiento de una zona pantanosa, mientras todos los habitantes debían ser originarios del norte de Italia.

IrredentismoLa idea era crear un vivero de italianos fascistas, como en muchos otros casos, donde las nuevas generaciones hubiesen podido crecer lejos de la mala influencia de la cultura urbana.

De este modo, en las paredes de las casas de campo, se leían sentencias como “si las cunas están vacías, la nación envejece y decae” o “el arado hace el surco, pero es la espada quien lo defiende”. Además, siendo el Alguer un lugar donde el uso del idioma catalán permanecía, su destino, como sucedía con otras minorías no reconocidas en Italia, era desaparecer bajo el influjo italianizador del nuevo centro.

Mussolini fue muy claro en este aspecto desde los inicios de su actuación en el poder, cuando declaró que esas minorías eran reliquias históricas, aunque no pensó en tomar medidas drásticas como efectuar una deportación masiva (lo que sí hizo en Dalmacia y Istria). Su idea era absorber o neutralizar a estas realidades, en muchos casos con la construcción de nuevos centros urbanos y la migración interna.

Asimismo, en Cerdeña existió una base de Gladio. ¿Puede explicar brevemente qué fue Gladio y por qué estableció una base allí?

Gladio fue una estructura militar secreta del gobierno italiano que funcionó desde los años cincuenta hasta mediados de los noventa. Su objetivo era organizar la resistencia armada ante una invasión soviética o un golpe de Estado comunista, y sus componentes tanto militares como civiles. Estos recibían un adiestramiento en tácticas de guerrilla y sabotaje, y tenían a su disposición armamento de guerra, oportunamente escondido en zulos o a veces en los mismos cuarteles de los carabinieri.

Operazione_Gladio (2)

Logotipo de la red clandestina anticomunista Gladio. 

Aún hoy permanecen muchos puntos obscuros sobre el tema, aunque es posible que los gladiatori participasen en operaciones contra la izquierda extraparlamentaria italiana, así como en intentos de golpe de Estado en los años sesenta y los setenta, cuando existía cierta proximidad entre neofascistas y esta estructura secreta.

¿El Alguer tuvo algún protagonismo en este ámbito?

En esta historia el Alguer tiene cierto papel, ya que Cerdeña es la parte de Italia donde se concentra la casi totalidad de las áreas destinadas a actividad militar. Y, naturalmente, se ha verificado una cantidad anormal de leucemias o malformaciones en los sitios más cercanos a los campos de tiro donde los ejércitos, la marina, la aviación y las industrias de la OTAN prueban sus últimas armas.

En Cerdeña se encuentra una importante base naval, sede entre 1974 y el 2008 de la flota de submarinos nucleares estadounidenses (La Maddalena-S. Stefano); se hallan los polígonos de tiro para la aviación más importantes (Salto de Quirra o Pedras de Fogu) y la sede del gobierno en caso de invasión: Punta Pollina (también conocida como Torre Pollina), en el territorio del Alguer.

Aquí, en una zona de difícil acceso desde tierra y mar, ha existido y aún existe, un centro donde se adiestraban los gladiatori, así como personal de otros países de la OTAN (España incluida). Existe confusión sobre el emplazamiento de esta base, pues también se ha ubicado en otro promontorio, Capo Marrargiu, lo que ilustra la confusión reinante en torno a su ubicación.

Torre Pollina

Vista aérea de Torre Pollina.

Los gladiatori llegaban a la base secreta con los ojos vendados, dentro de un avión sin enseñas ni ventanas, para aprender allí a confeccionar un coche bomba o realizar acciones de sabotaje y luego poder ponerlas en práctica en sus países. Es altamente probable que muchos de los atentados realizados en Italia durante los “años de plomo” (en los años 70-80), o de los que se han producido durante la “guerra sucia” de España contra ETA, hayan sido perpetrados por individuos entrenados aquí.

Cuesta creerlo, pero, después de haberme mudado del Alguer y de Cerdeña, nunca he vuelto a oír tantos aviones militares sobrevolar mi casa o tantas explosiones lejanas y sin motivo aparente. Puede que Cerdeña sea unos de los lugares más militarizados del Mediterráneo occidental y solo en el Alguer se encuentran, aparte de las instalaciones que ya he nombrado y las fortificaciones que quedan de la Segunda Guerra Mundial, un aeropuerto militar y -por lo menos- tres sitios destinados a las telecomunicaciones de la aviación, todos absolutamente of-limits o de acceso no permitido.


LA PROCLAMACIÓN DE LA SEGUNDA REPÚBLICA EL 14 DE ABRIL DE 1931: NADIE JUGÓ LIMPIO

abril 14, 2014

Proclamación de la Segunda República en Madrid el 14 de abril de 1931.

¿FUE LA PROCLAMACIÓN DE LA SEGUNDA REPÚBLICA ESPAÑOLA  EL 14 DE ABRIL DE 1931 TAN ESPONTÁNEA COMO SE AFIRMA? Siguiendo la petición de diversos lectores, recuperamos un apunte historiográfico del blog sobre aquella jornada mitificada por unos y denostada por otros. Tras indagar al respecto, consideramos que en aquellas horas ni el rey Alfonso XIII ni los líderes republicanos jugaron límpiamente. Así lo publicamos en nuestro estudio Franco y los Borbones (2005)  y en el extenso artículo “14 de abril de 1931. ¿Jaque mate al rey?”, Clío, 54 (abril 2006), pp. 20-29, escrito con la asesoría del catedrático de historia Enric Ucelay-Da Cal. A continuación ofrecemos una versión reducida de nuestra tesis sobre la jornada del 14 de abril. Se trata del breve texto de polémica, “14 de abril de 1931: ¿Un golpe de Estado?”,  publicado en Andalucía en la Historia, 20 (abril 2008), p. 6.

*****

“14 de abril de 1931: ¿Un golpe de Estado?”

El 14 de abril de 1931 es una de las fechas más idealizadas de nuestra historia. En esa jornada se proclamó la Segunda República en un marco de fair play político aparentemente encomiable. Alfonso XIII partió del país el día antes, tras conocer el resultado de las elecciones municipales que daban el triunfo a los republicanos en grandes ciudades, y las masas salieron alborozadas a la calle a celebrar el nuevo régimen. Sin embargo, las últimas investigaciones demuestran que ni el Rey ni sus oponentes jugaron con la elegancia que crónicas y testimonios transmiten. Por una parte, Alfonso XIII esperó un golpe militar a su favor. En Cartagena, antes de subir al crucero que le llevó a Marsella preguntó si se había declarado el estado de guerra. Ya en su destino, inquirió de nuevo “si se ha iniciado ya en alguna parte de su Reino la reacción monárquica”. Según el historiador Eduardo González Calleja, hasta las 23.00 horas del día 13, “Berenguer, el marqués de Hoyos y el general Emilio Mola estuvieron intentando en el palacio de Buenavista la proclamación de la ley marcial” y parecía que el Rey había “entrado en el juego, dando alas a esta desesperada iniciativa”. Posteriormente, el ex Rey explicó que marchó al exilio por carecer de tropas a su disposición: “Hubiera necesitado fuerzas y no disponía de ellas. [El general] Cavalcanti se me ofrecía gallardamente para una resistencia desesperada… Pero era él solo”. descarga

Manifiesto de Alfonso XIII tras proclamarse la II República. El monarca partió al exilio al carecer de tropas que le secundaran.

Por otra parte, la oposición republicana tampoco jugó limpio el 14 de abril. El historiador Enric Ucelay-Da Cal señala que esa jornada los republicanos sacaron las masas a la calle para provocar una “toma revolucionaria de los ayuntamientos, que la radio difundió y estimuló en el marco de una operación en buena medida coordinada a golpe de teléfono y por telégrafo”. La maniobra situó al gobierno del almirante Juan Bautista Aznar en un callejón sin salida, pues tanto si éste se rendía como si mandaba disparar a los manifestantes no restauraba la normalidad constitucional, que era su meta al convocar los comicios celebrados. Si ordenaba ametrallar a la multitud se encaminaba hacia una dictadura más brutal que la precedente de Miguel Primo de Rivera. Y si permanecía pasivo, la República existía de hecho en la calle, una realidad que se impuso. Ucelay-Da Cal concluye que estas maniobras republicanas, “gracias a su invisibilidad”, dieron como resultado “el golpe de Estado más perfecto de toda la historia española” al salvar las apariencias de vulnerar la legalidad.

images

Los líderes republicanos llevaron las masas a la calle y situaron al gobierno en un callejón sin salida.

En suma, los dos actores políticos del 14 de abril –monarca y oposición- apostaron por la carta golpista. Ello no fue excepcional, pues desde 1808 los cambios de régimen se imponían en España por esa vía y esa jornada fue un hito más de una larga secuencia.


ENTREVISTA A MARCEL FARINELLI (1): “CÓRCEGA Y CERDEÑA FORMAN UN ARCHIPIÉLAGO INVISIBLE AL TENER SUS ISLAS NACIONALISMOS DE SIGNO OPUESTO”

abril 9, 2014

 

Farinelli

Marcel A. Farinelli.

CÓRCEGA Y CERDEÑA SUELEN SER ANALIZADAS COMO REALIDADES DISTINTAS, SIN EMBARGO FORMAN UNA SOLA Y ELLO SE HA PLASMADO EN LA EVOLUCIÓN DE SUS RESPECTIVOS NACIONALISMOS. El historiador sardo Marcel A. Farinelli (l’Alguer, 1978)  lo ha analizado de modo amplio y con brillantez en su reciente tesis doctoral leída en la Universidad Pompeu Fabra titulada Un Arxipèlag invisible : la relació impossible de Sardenya i Còrsega sota nacionalismes, segles XVIII-XX (2013).

9788492758784_L38_04_h.smallIgualmente, Farinelli, licenciado en Historia Contemporánea en la Università degli Studi di Firenze, ya había mostrado su capacidad investigadora en un más que interesante estudio sobre el fascismo en l’Alguer que desde aquí recomendamos: El feixisme a l’Alguer (2010). Este tema, además, lo aborda en la segunda parte de esta entrevista. Quienes deseen conocer sus reflexiones pueden seguirle en su blog.

Por nuestra parte, le agradecemos su ambilidad y generosidad al repsonder a nuestra cuestiones por email.

*****

Sostiene en su tesis que Córcega y Cerdeña forman un “archipiélago invisible”. ¿Qué quiere decir con esta expresión?

Un archipiélago es un hecho geográfico muy evidente: dos o más islas que distan entre si unos pocos kilómetros o un tiempo muy corto de navegación forman un único conjunto. Entre Córcega y Cerdeña hay unos escasos 12 kilómetros, y no obstante, nadie “ha visto” el archipiélago, por el mero hecho de que aquí se han desplegado nacionalismos opuestos. El brazo de mar que separa las dos islas es una frontera entre Italia y Francia, frontera que ha sido caliente en diversas ocasiones. Entre los años ochenta del siglo XIX y el final de la Segunda Guerra Mundial estos dos países han estado continuamente enfrentados por ganar un espacio de influencia en el Mediterráneo, un conflicto diplomático, económico y, finalmente, militar.

italiaObviamente, en ese período se ha estimulado la animadversión entre los habitantes de las dos islas, mientras crecía a su vez la desilusión de una parte de la población por el encaje de estas dos áreas periféricas en los respectivos conjuntos nacionales. Así los corsistes –tanto si hablaban de autonomía como de independencia– eran para las autoridades francesas simplemente separatistas que deseaban la anexión a Italia, mientras por parte italiana y sarda era latente el temor a que el gobierno cediese Cerdeña al vecino galo, a cambio de una expansión en el noreste de la Península (como ya había pasado en 1859-1860, cuando se cedieron Niza y Saboya a cambio de Lombardía).

La situación degeneró durante la dictadura fascista de Benito Mussolini. Lo hizo tanto, que durante la posguerra en Córcega cualquier tipo de planteamiento autonomista o regionalista era sinónimo de simpatías fascistas e irredentistas. Ello llegó hasta el punto de que cuando empezaron las primeras actuaciones de los militantes nacionalistas más radicales en los años setenta, que decidieron tomar las armas, se decía que estos eran sardos y que actuaban para anexar Córcega. Incluso los grupos paramilitares que conducían una guerra sucia contra los nacionalistas, conocidos como FRANCIA o les barbouzes, repartían propaganda en la cual se acusaba los sardos y el gobierno italiano.

El resultado es que todo eso ha producido en ambos vecinos cierta voluntad mutua de ignorarse  y estos dos pueblos mediterráneos han vivido de espaldas, sobre todo desde que se creó la Italia unificada. El discurso nacional francés e italiano, y en cierto sentido también el corso y el sardo, han hecho que ese archipiélago haya sido invisible tanto para sus habitantes como para muchos observadores externos y, en particular, para los historiadores.

armi sardegna e corsica - copia

Las armas de Cerdeña y Córcega testimonian su proximidad.

Las islas han tenido han conocido nacionalismos radicales de signo opuesto -izquierdista y conservador- en el siglo XX. ¿Por qué?

Durante el siglo XIX en ambas islas se han manifestado movimientos centrífugos similares; es decir se manifestaron ciertas reacciones a la modernización y a la construcción del Estado-nación, tal y como se produjo en Cataluña o Euskadi. Pero cuando estos movimientos pasaron a desplegar una política de masas después la Gran Guerra (1914-1918), ya se puede apreciar una diferenciación entre los sardos, con un discurso más social y revolucionario, y los corsos, arraigados en unas posiciones más conservadoras y un discurso más étnico. Esa diversidad se agudiza en los movimientos que, nacidos durante los años setenta del siglo XX, han llegado hasta hoy planteando la independencia de una forma más clara que sus predecesores. Esta diferenciación se puede interpretar como consecuencia de los años del fascismo italiano.

Después la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), tanto por parte de la izquierda francesa como de todas la fuerzas políticas, todo lo que se refería a autonomía regional olía a fascismo y, en el caso especifico corso, a irredentismo italiano. Autonomía o región eran casi sinónimos de fascismo, debido al hecho de que los movimientos que en los años veinte y treinta reclamaban más autonomía local encontraron el apoyo de los fascistas italianos o los nazis alemanes.

FNLC

Activistas del FNLC.

Durante los años sesenta y setenta, cuando el movimiento estudiantil era fuerte a Francia, los nacionalistas corsos vieron cómo la izquierda manifestaba solidaridad y simpatía hacia le emancipación de colonias, mientras ellos eran ignorados o directamente acusados de ser de derechas.

No debemos olvidar que la isla cobró un papel destacado en las sublevaciones militares que llevaron al general Charles de Gaulle al poder en 1958 y luego intentaron deponerlo en 1961 motivadas para no perder Argelia. Y cuando finalmente esta colonia logró su independencia, una parte de sus habitantes de origen europeo, junto con muchos árabes pro-franceses, fueron realojados en Córcega, obteniendo tierras recién saneadas donde plantar viñas u olivares.

Este hecho desencadenó un duro enfrentamiento entre pieds-noirs (descendientes de los colonos europeos de Argelia), árabes y corsos, en el cual los últimos interpretaban el apoyo del Estado a los repatriados como un intento de eliminar la etnia corsa, casi un genocidio planificado mediante la migración. Esta situación fue la raíz del nacionalismo armado que floreció a partir de mitad de los setenta y cuyo grupo más conocido ha sido el Frente de Liberación Nacional de Córcega.

DSCN6658_2

Propaganda de Su Populu Sardu ante la pretendida situación colonial de la isla (ilustración de Su Populu Sardu, número de diciembre 1975-enero de 1976).

¿Y en Cerdeña qué sucedió?

En Cerdeña ocurrió todo lo contrario, ya que los sardistas de los años veinte y treinta, a pesar de que muchos pasaron al fascismo, mantuvieron cierta reputación de opositores. Aunque Emilio Lussu, líder de los autonomistas sardos después el final de la Gran Guerra, llegó al punto de entrar en el partido fascista para “sardizar” este movimiento, al final se convirtió en una pesadilla para Mussolini. Basta decir que fue uno de los pocos en lograr escapar de Lipari, un islote donde el régimen confinaba a todos los opositores.

Los autonomistas sardos, a diferencia de los corsos, formaban parte de las fuerzas políticas consideradas antifascistas y perfectamente aceptadas en el sistema político italiano, siguiendo la pauta de otros partidos italianos dividiéndose en derecha e izquierda.

Mientras los corsos no encajaban en el discurso izquierdista de sus compañeros en las universidades del continente, los sardos sí que lo hacían en Roma, Bolonia y Florencia. De este modo, en la capital italiana se pudo formar un colectivo que reivindicó la independencia de Cerdeña desde una perspectiva marxista, antiimperialista i anticolonialista (Su Populu Sardu). Se hablaba entonces de la isla como si fuese la Cuba del Mediterráneo, expresión impensable en boca de un nacionalista corso de aquellos tiempos.

 

453px-Mpsemigrados1

Manifiesto de los años setenta del siglo XX en el que Su Populu Sardu invita a los emigrantes sardos a la movilización con este lema: “¡Emigrados!: Luchamos para volver, volvemos para luchar!” (imagen de Wikipedia)

Mientras en las manifestaciones de la izquierda italiana era fácil ver una bandera sarda, en las de Francia no sucedía lo mismo con las de Córcega. Eso no quiere decir que los nacionalistas corsos fuesen reaccionarios y los sardos progresistas, sino que en Córcega no ha cuajado un discurso independentista y de izquierda hasta ahora.

Los motivos pueden ser, además de lo expuesto respecto a la dinámica política interna a la isla, el hecho de que no ha existido, más allá de los trabajadores del puerto, un núcleo de obreros, campesinos, pastores o artesanos destacado para que cuaje un mensaje izquierdista. Mientras Córcega no ha tenido un sector industrial, Cerdeña sí. Y esta última, sobre todo, ha vivido una importante etapa de desarrollo de este sector en los años sesenta y setenta. El fracaso de estas políticas económicas explica en buena parte el color político del nacionalismo sardo a finales de los setenta. En definitiva, desde el punto de vista de los costumbres, ambas sociedades tienen su punto conservador.


MARINE LE PEN: EL NACIMIENTO DE LA ESTRELLA DE LA DERECHA POPULISTA

abril 3, 2014

 

affiche-de-marine-le-pen-une-autre-voix

 “Otra voz” distinta de todas las demás. El cartel del FN muestra a Marine Le Pen como la única alternativa al conjunto de partidos.

El pasado domingo 30 de marzo, mientras se celebraba la segunda vuelta de las elecciones locales francesas, publicamos este artículo que reproducimos a continuación en Agenda pública, www.eldiario.es.

Lo hacemos así al considerarlo de interés para nuestros lectores y lectoras, ya que el texto muestra la reciente evolución del Frente Nacional, inseparable de su cambio de liderazgo y la nueva estrategia que éste último ha supuesto y en la segunda vuelta a consolidado en gran medida los resultados de la primera.

De este modo, ha obtenido una quincena de alcaldías de localidades de más de 10.000 habitantes y unos 1.200 concejales, por lo que el FN ha expresado su satisfacción.

****

Marine Le Pen: El nacimiento de la estrella de la derecha populista

El ascenso de Le Pen está asociado a la crisis económica, el desgaste del bipartidismo y la erosión política de los principales líderes políticos, pero también a un cambio profundo del Frente Nacional

LA PRIMERA VUELTA DE LAS ELECCIONES LOCALES FRANCESAS HA CONSTITUIDO UN SEÍSMO POLÍTICO, dada la alta abstención (38,7%, la mayor en 40 años) y el impactante (aunque limitado) crecimiento del Front National [FN, Frente Nacional] que lidera Marine Le Pen. ¿Cuál ha sido la cuenta de resultados de estos comicios? La crónica de Miguel Mora en El País (24/III/2014) la ha resumido así, siendo muy notable si se tiene en cuenta que en el 2008 el partido no logró ninguna alcaldía:

El FN […] conquista ahora el 4,5% de los votos globales (que suben al 9,2% en las ciudades de más de 10.000 habitantes), pero gana por primera vez en su historia dos alcaldías en el primer turno: Hénin-Beaumont, en la cuenca minera del norte, y Orange, en el centro del país. Mientras, el centro-derecha se asegura 250 ciudades en la primera vuelta, y la izquierda, 139.

Además, el FN se coloca en cabeza en 17 municipios mayores de 10.000 habitantes, un poco por todo el país, entre otros en Perpignan (34%), Avignon (29,6%), Saint-Gilles (42%), Fréjus (40%), Forbach (35%), Tarascon (39%) y Luc (37%). Se posiciona segundo de cara a la segunda vuelta en 44 más (Nîmes, Cavaillon, Istres o Villeneuve-sur-Lot). Deviene protagonista en Marsella, Metz, Lille, Saint-Etienne, Amiens o Quimper. Y se asegura no solo más de los mil concejales que predijo Le Pen, sino ser la estrella del segundo turno.

Tras provocar 229 triangulares contra candidatos del PS, la UMP o la centrista UDI, los Estados mayores de los grandes partidos no se ponen de acuerdo en reeditar el Frente Republicano. La izquierda lo pide, y la derecha se niega, contribuyendo así a sanear un poco más la imagen de una extrema derecha cada vez menos diabólica, y con la que cada vez la UMP parece identificarse más.

Ante este balance de resultados, es interesante analizar cómo se ha producido este cambio. Como mostramos a continuación, en el han confluido diversos factores. Unos son de carácter general, como la crisis económica, el desgaste del bipartidismo o la erosión política de los principales líderes de las fuerzas tradicionales.

Sin embargo, otros son de carácter endógeno y obedecen al cambio que ha supuesto la dirección política de Marine Le Pen (nacida en 1968), como exponemos a continuación.

laresistancecenous

El FN “marinista” se ha adscrito igualmente a los valores republicanos, con una lectura propia (por ejemplo, denuncia el “racismo antifrancés” o “antiblanco”.

De le Pen padre a Le Pen hija

Su ascenso en el firmamento político tuvo lugar en el 2011. Su acceso a la jefatura frentista en enero de ese año demostró que las formaciones de ultraderecha no solo pueden sobrevivir a la desaparición de la escena de sus líderes-fundadores, sino que pueden renovarse y hasta ser incluso más atractivas para el electorado.

Recordemos que la dilatada trayectoria de este partido -fue constituido en octubre de 1972- ha sido inseparable de la de su líder inicial, Jean-Marie Le Pen (nacido en 1928), un routier de la ultraderecha que le ha conferido un perfil de partido “anti-sistema”, que la política de coaliciones (los llamados “cordones sanitarios” o “frentes republicanos”) por la que ha optado el resto de formaciones para aislarla, ha acentuado.

En 1999, esta situación originó una crisis interna de la formación, cuando Bruno Mégret intentó darle un giro y orientarla a acuerdos con la derecha mayoritaria. Se generó entonces el Mouvement National Républicain [MNR, Movimiento Nacional Republicano], liderado por el primero, de nulo impacto electoral.

La campaña para la sucesión de Jean-Marie Le Pen se inició oficialmente en septiembre del 2010 y en ella pugnaron su hija Marine -vicepresidenta del partido desde su congreso de noviembre del 2007- con el eurodiputado y también vicepresidente Bruno Gollnisch (nacido en 1950) y se saldó en enero de 2011 con la victoria de la primera.

lafrancedesoublies

El “marinismo” se dirige a un amplio electorado, buena parte del mismo ha sido de partidos de izquierda.

Mucho más que una sucesión dinástica

Lejos de ser la mera escenificación de una sucesión “clánica”, se produjo en el partido un amplio debate interno. En él, la hija de Le Pen y Gollnisch encarnaban realidades distintas, generacionales e ideológicas: el segundo encarnó al núcleo más “duro” del partido frente a la flexibilidad de la primera, que se alzó con la presidencia del FN con un 67,3% de votos de los delegados al congreso.

 Si bien el patriarca continúa siendo presidente de honor y eurodiputado, su hija es el nuevo rostro frentista, fogueada desde que en el 2002 fuera nombrada su portavoz.

Debe subrayarse que el inicio del mandato de la hija de Le Pen coincidió con un reposicionamiento favorable del FN, pues sus resultados en las elecciones regionales de marzo del 2010 anunciaron el abandono de su marginalidad: obtuvo 2.223.800 votos en la primera vuelta, doblando sus pobres resultados de los comicios europeos de junio del 2009 (1.091.691 votos).

5millionsdechômeurs8millionsdepauvres

Propaganda de adhesión al FN dirigida a los sectores sociales más castigados: “5 millones de parados, 8 millones de pobres. ¿Sarkozy ha sido escogido para esto?”

Las regionales del 2010: “el retorno” del FN

Esta tendencia fue valorada por el politólogo Pascal Perrineau como “el retorno del Frente Nacional”. Los buenos resultados en las elecciones cantonales de marzo del 2011 confirmaron esta tendencia: logró el 15% de los sufragios y disputó la segunda vuelta en 394 cantones, aunque sólo obtuvo dos consejeros regionales.

Superado este test con éxito, las elecciones presidenciales de abril del 2012 dibujaron un escenario aún más favorable para la nueva líder. Los sondeos ya lo anunciaron y una encuesta de Le Monde (12.01.2012) indicó que su intención de voto se situaba en el 21,5% frente al 23,5% del presidente Nicolás Sarkozy y el 27% del socialista François Hollande, mientras un 31% de franceses estaría de acuerdo con sus ideas. Finalmente, obtuvo un respetable 18% de los votos en la primera vuelta.

Asimismo, en los comicios legislativos celebrados ese mismo año logró que 61 de sus candidatos pasaran a la segunda vuelta, cosechó un 17.3% de los votos y logró dos diputados. Todo un premio a lo que se ha denominado estrategia de “dulcificación” o “desdiabolización” del FN.

lavoixdupeuple

Un nuevo look que ha provocado controversia en el partido: Marine Le Pen caracterizada como estrella pop.

Nuevo liderazgo y nuevo partido

El ascenso de Marine Le Pen está asociado a un cambio profundo de su formación. Ésta ha introducido cambios en su discurso, que Perrineau en el 2011 concretó en estos términos:  “intenta introducir un discurso exento de referencias sulfúreas a la Segunda Guerra Mundial y a sus dramas, jugando con las referencias al discurso republicano (laicismo, patriotismo) y reforzando el componente cultural y no étnico del discurso identitario (denuncia de la islamización, del bilingüismo)”.

En este aspecto, el “marinismo” se dibuja como -quizá- el más exitoso fenómeno de aggiornamiento de la derecha populista, dado su éxito: ha logrado que el FN deje de ser un partido de oposición al sistema (meta de Le Pen padre) para pugnar por ser un eventual partido de gobierno o, cuando menos, aspira a reemplazar al principal partido de la derecha, la UMP, que pasa por sus horas bajas, a la par que erosiona a un socialismo desnortado.

El espectacular ascenso del FN en la primera vuelta de las elecciones locales celebradas este 23 de marzo ha confirmado que  el sistema de partidos francés parece hallarse en una embrionaria transición del bipartidismo al tripartidismo, con el “marinismo” como tercera fuerza emergente, a tenor del crecimiento sostenido que éste experimenta. No obstante, las variaciones del voto marinista  (fluctúa del 18 % de las presidenciales al 4.5% de las locales) dificultan establecer conclusiones rotundas en este sentido.

Así las cosas, todo indica que las elecciones europeas de mayo supondrán la superación de una nueva reválida del FN, que puede recuperar el liderazgo de un grupo político de derecha populista en el parlamento de Bruselas, que perdió en 1989 y no ha vuelto a recuperar.