UN VIEJO AFÁN DE LA ULTRADERECHA: FORMAR GRUPO EN ESTRASBURGO

schot-50shades-far-right

Sátira de Schot sobre el acercamiento entre Marine Le Pen y Geert Wilders en De Volkskrant (Amsterdam, 12/XI/2013).  Véase la traducción del texto al final del post. Fuente: www.presseurop.eu

EL ANUNCIO DE UNA ALIANZA ULTRADERECHISTA ante las elecciones europeas hecho en noviembre del 2013 por la dirigente del Frente Nacional [FN] francés, Marine Le Pen, y el líder del Partido de la Libertad de Holanda [PVV], Geert Wilders, llevó al primer plano informativo una ambición recurrente de la ultraderecha: formar un grupo parlamentario en Estrasburgo.

Tener grupo en Estrasburgo, un viejo sueño

En este aspecto, nos parece pertinente recuperar una síntesis de la reflexión que publicamos al respecto en el diario catalán Ara (“Le Pen y Wilders: quart intent”, 29/XI/2013). En ella, como veremos a continuación, remarcamos que la creación de un grupo de derecha populista en el hemiciclo europeo no es ninguna novedad.

En realidad, esta iniciativa de Wilders y Le Pen constituye el cuarto intento de aglutinar fuerzas de este espectro para conseguir importantes contrapartidas del europarlamento. A continuación exponemos sus antecedentes.

Primer intento fracasado: la Eurodestra (1979)

El primero se desarrolló con motivo de las elecciones europeas de 1979. Entonces el Movimiento Social Italiano [MSI] impulsó la Eurodestra, un intento que se reveló fallido de unir partidos de este signo del sur de Europa y contempló contar como  posibles socios en España (Fuerza Nueva), Francia, Grecia y Portugal.

036

 Giorgio Almirante, líder del MSI y promotor de la Eurodestra.

Segundo intento exitoso: el GDE (1984)

En 1984 la extrema derecha logró formar grupo en la europarlamento y constituyó el Grupo Técnico de Derechas Europeas, más conocido como Grupo de Derechas Europeas o GDE. Lo lideró Jean-Marie Le Pen (padre de Marine), que en los comicios europeos de ese año hizo su desembarco estelar en la política francesa al obtener 10 escaños.

images

Jean-Marie Le Pen, padre de Marine, que lideró el GDE.

El GDE reunió representantes galos, italianos, helenos y del Ulster. Pero los resultados de las elecciones europeas de 1989 alteraron su composición. Los eurodiputados alemanes de los Republicanos chocaron con los italianos por el contencioso histórico sobre Tirol del Sur.

Entonces Le Pen eligió a los germanos como socios (en detrimento de los italianos). Sin embargo, estos sufrieron una crisis interna que los dividió y acabó por hundir al GDE.

Tercer intento: el efímero ITS (2007)

Tras proyectarse diferentes diseños de alianzas europeas sin resultados (como Euronat), en el 2007 se articuló un nuevo grupo de este espectro en Estrasburgo: Identidad, Tradición y Soberanía (ITS).

ITS unió a una veintena de parlamentarios al ingresar aquel año en el hemiciclo ultraderechistas búlgaros y rumanos que se sumaron -entre otros diputados- a la italiana Alessandra Mussolini (nieta del Duce).

_44229764_mussolini2_ap203b

Alessandra Mussolini, que tuvo un papel decisivo en la quiebra de ITS.

Pero la agrupación solo duró de enero a noviembre y acabó con estrépito. Ello se debió a que la nietísima criticó a los rumanos a raíz de un crimen cometido en Italia (afirmó que para ellos “romper la ley” se había convertido en “un modo de vida”). Entonces los cinco eurodiputados de esta nacionalidad abandonaron ITS y éste devino inviable al perder escaños.

Conclusión: una empresa difícil

En síntesis, vertebrar un grupo de extrema derecha en Estrasburgo no es fácil porque implica unir a colectivos que, por definición, son ultranacionalistas y a menudo numerosos litigios dificultan su interlocución.

Tom-FN-PVV

Una pareja de ballet nueva en la pista: Wilders y le Pen. Caricatura de Tom Janssen.

Quizá a partir del mes próximo puede cuajar una agrupación parlamentaria de este ámbito ideológico y articular otra “internacional de ultranacionalistas” mediante un programa de mínimos, pero el empeño es más difícil de cumplir de lo que parece. No nos referimos tanto al hecho de crearlo, como de dotarle de continuidad y, sobre todo, estabilidad.

 *****

* Traducción del texto de la viñeta inicial:

Cincuenta sombras de negro/ Durante mucho tiempo, el ingenuo populista [Geert Wilders] resistió a las tentaciones de la extrema derecha. Hasta que la carismática y dominante representante (Marine Le Pen) le enseñó a dejarse llevar y a aceptar sus deseos más oscuro.  ¡Extremadamente pícaro!   

 

Los comentarios están cerrados.