LO QUE QUEDA DE FRANCO EN LA CASA REAL (1): LAS ARMAS DEL REY EMÉRITO

83rey-juan-carlos-franco_v660

Juan Carlos cuando era príncipe junto a Franco.

EL DEBATE SOBRE LA LLAMADA MEMORIA HISTÓRICA se ha centrado en la eliminación de símbolos públicos franquistas, pero ha obviado una incómoda realidad: el escudo de armas del Rey Juan Carlos I. Ahora que el Rey ha abdicado, consideramos pertinente recordarlo (esta entrada la publicamos inicialmente en febrero del 2010).

Portada de Franco y los Borbones (2019, 1ª ed. 2005).

En este sentido, en nuestro ensayo  Franco y los Borbones hemos señalado que la herencia política de Franco, como ha destacado el experto en heráldica (y antiguo juanista) Armand de Fluvià, también se reflejó en los actuales distintivos regios: “el escudo, el sello y el estandarte reales aún llevan los símbolos preconstitucionales (y por tanto, anticonstitucionales) del fascismo franquista, del Movimiento Nacional. ¿Por qué no han sido cambiados? ¿Es que el Rey de España ya se siente cómodo con ellos?”, se preguntaba en el año 2004.

Una paradoja histórica

No deja de ser una paradoja que cuando se debate la conveniencia de anular la presencia pública de símbolos franquistas (que ya se ejemplificó en la retirada de una estatua del Generalísimo en Madrid en marzo de 2005), éstos se hallen presentes en los distintivos de la Corona. Nos referimos al yugo y las flechas (símbolo de la Falange originario de los Reyes Católicos) y a la vistosa cruz de Borgoña carlista del escudo de armas del Rey:

ESCUDO

En cambio, el príncipe Felipe posee un escudo de armas “normalizado”, en la medida que los símbolos citados han desaparecido de modo claro y rotundo. Ello podía verse en la web de la Casa Real, en el apartado dedicado al Príncipe de Asturias (hoy el monarca Felipe VI):

En suma, con la proclamación de Felipe VI se cerrará una etapa en la Corona española que remite a su origen dictatorial.

Los comentarios están cerrados.