UNA LECTURA DEL ÉXITO DE PODEMOS: DEMOCRACIA 2.0, NUEVA POLÍTICA Y RATONES CONTRA GATOS

 

Pablo Iglesias explica la fábula de Ratonlandia.

PODEMOS HA IRRUMPIDO DE FORMA ESPECTACULAR. La formación, creada el enero y liderada por el politólogo Pablo Iglesias se ha convertido en la cuarta fuerza estatal en los comicios europeos, ya que obtenido 5 escaños y 1.246.000 sufragios (7.9% del total).

A continuación reproducimos parte de nuestro análisis de este fenómeno de un artículo del diario catalán Ara: “Podem (i la resta) són aquí per quedar-se” (7/VI/2014). Puede leerse la versión íntegra del texto registrándose como usuario. No obstante, aquí hemos añadido nuevos elementos.

Desde nuestra óptica, este fenómeno refleja el cambio cualitativo que experimenta la política española en tres vertientes.

1. Estalla la democracia 2.0 con un “partido 15-M”

Podemos representa la articulación política del movimiento de los indignados o del 15 de mayo del 2011 [15-M], que aspiraban a canalizar también otros partidos: el Movimiento RED liderato por Elpidio Silva (105.183 votos, 0.6%);  Red Ciudadana-Partido X (100.115 sufragios, 0.6%) y  Equo, que en los comicios europeos se coaligó con Compromís bajo el rótulo Primavera Europea [PU] y ha logrado un escaño.

Estas formaciones comparten lo que denominamos “democracia 2.0”. En general, quieren hacer realidad la “plaza electrónica” que proyecta Internet: una democracia participativa, horizontal e inmediata sin liderazgos verticales.

Podemos-casta

El círculo de Podemos simboliza la voluntad de hacer real la “plaza electrónica”.

En este sentido, las redes sociales son a la vez mensaje y canal transmisor de estos nuevos actores. Podemos lo refleja en el círculo, que es a la vez su símbolo y forma de organizarse.

2. Se consolida el eje político viejos/nuevos partidos

A la vez, Podemos ha sido el elemento más ostentoso del nuevo eje político que se afianza en toda España y separa viejos y nuevos partidos.

Estos últimos han sido los grandes ganadores de las elecciones europeas: Podemos (5 escaños), UPyD (4), C’s (2) y PE (1). Han sumado el 19.5% de los votos totales, porcentaje que sube al 21.1% si añadimos los 244.929 sufragios de Vox.

horadelagent

Es la hora de “la gente”, el pueblo, contra las élites, la casta.

3. Se dibujan múltiples esferas de competencia política

Este cambio, además, dibuja múltiples esferas de competencia política. UPyD compite con C’s. A su vez, UPyD y C’s erosionan al PSOE y al PP y este último, además, sufre la competencia de Vox.

A la izquierda la situación es igualmente tensa: el PSOE ve crecer IU (1.562.567 votos, 9.9%) y esta tiene que competir con unos “partidos 15-M” de resultados casi equivalentes (Podemos, RED y Partido X suman 1.451.246 sufragios, 9.8%).

El escenario resultante apunta al declive inexorable -o cuando menos sostenido y profundo- del bipartidismo, acompañado de fragmentación política a la alza y discursos estridentes para delimitar fronteras electorales.

Conclusión: hacia la desintegración del sistema político de la Transición

Esta dinámica de fragmentación partidista se hará muy intensa en el próximo ciclo electoral y estará marcada por el ascenso de los nuevos partidos.

Ello supondrá una crisis del sistema político surgido de la Transición (como ya apuntamos en enero) y la irrupción de un intenso populismo anti-elitista, como hemos anticipado en nuestro ensayo El pueblo contra el parlamento.

portada-elpueblocontraelparlamento

Portada de El pueblo contra el parlamento.

En suma, las nuevas formaciones, siguiendo la metáfora que Pablo Iglesias expresa en la fábula de Ratonlandia (que narra en el vídeo de esta entrada), serán los ratones que empezarán a comer a los gatos.

Parafraseando al pragmático líder comunista chino Deng Xiaoping (“da igual que el gato sea blanco o negro, lo importante es que cace ratones”), en la política actual “da igual que el  ratón sea blanco o negro, lo importante es que cace gatos”.

Los comentarios están cerrados.