JEAN JAURÈS O EL GRAN LÍDER DEL SOCIALISMO FRANCÉS REIVINDICADO POR MARINE LE PEN

 

198-10

Mítin del líder socialista Jean Jaurès.

CUANDO SE CUMPLE UN SIGLO DEL INICIO DE LA GRAN GUERRA, la figura del líder socialista Jean Jaurès (1859-1914) cobra renovada actualidad. Éste, fundador de L’Humanité en 1904, fue célebre no solo como líder de masas, sino por su oposición al conflicto y a la conrovertida implantación del servicio militar obligatorio de tres años.

Un crimen sin castigo

Su antimilitarismo impulsó al extremista nacionalista Raoul Villain a asesinarle el 31 de julio de 1914. Villain pertenecía a la Ligue des jeunes amis de l’Alsace-Lorraine y esa jornada disparó a Jaurès causándole la muerte.

1914El lector interesado en el tema puede ver una aproximación al clima prebélico de Francia y al posicionamiento que mantuvo Jaurès en una obra del historiador Max Gallo que ha sido recientemente traducida: 1914.

Se da la circunstancia de que Villain fue juzgado en 1919 por el crimen y resultó absuelto en un proceso escandaloso. Posteriormente se estableció en España y en 1936 fue asesinado por un republicano o anarquista español.

Hoy el legado de Jaurès es objeto de polémica, no solo entre la izquierda, sino que el Front National también ha querido apropiarse de su figura.

Jaurès reivindicado desde el “marinismo”

Por una parte, Jaurès ha sido exaltado por el Front de Gauche como líder socialista y pacifista opuesto a la guerra (como muestra este cartel) y afirma que de haber vivido hoy habría apoyado a esta formación, algo lógico desde las filas de la izquierda.

Jaures-Front de Gauche

Por otra parte, Jaurès también ha conocido una reinvidicación política chocante en el 2009: la del Front National. La formación reivindica al líder socialista desde el prisma patriótico, mediante una frase del mismo que hace énfasis en la patria: “A quien no tiene nada, la Patria es su único bien”

Jaures-FN

Louis Aliot, compañero sentimental de Marine Le Pen y líder frentista, ensalzó en estos términos al líder izquierdista:

En un momento en que muchos de nuestros compatriotas conmemoran sesquicentenario del nacimiento de Jean Jaurès (1859-1914) este año, esta es una forma de recordar que hoy en día el único partido político en Francia que defiende los valores de la justicia social y el humanismo es el Frente Nacional“.

La reinvención “republicana” e izquierdista del FN

¿Cómo entender esta lectura política de Jaurès? Ésta debe ubicarse en el giro del FN liderado por Marine Le Pen hacia la asunción oficial de valores republicanos y de búsqueda de un electorado de izquierdas.

marchais-530x451De este modo, el FN también ha hecho suyas manifestaciones del líder histórico del comunismo francés, Georges Marchais (izquierda).

Marine Le Pen, en su libro Pour que vive la France (2012) citó fragmentos de una carta escrita por éste en 1981 al rector de la Gran Mezquita de París en la que su figura se proyectaba poco menos como la de un frentista avant la lettreAsí, en la misiva mencionada, Marchais sostenía que debía frenarse la inmigración por el riesgo de que llevara a trabajadores al paro (ver pp. 145-146).

Pero Le Pen silenció en su reproducción la condena explícita que Marchais hizo en ella de la xenofobia: “lo que nos guia es la [...] solidaridad de los trabajadores inmigrantes. Todo el contrario del odio y la ruptura”, escribió.

Más de estas obvias manipulaciones, lo que nos interesa destacar es que el FN se ha convertido en una formación maleable y dispuesta a avanzar hacia la derecha y la izquierda en busca de electorado potencial. Para ello no duda en reivindicar figuras políticas como las de Jaurès o Marchais y presentarse como una fuerza netamente republicana.

 

la-rc3a9sistance-cest-nous-fnj

De este modo, el FN incluso ha sumado a su arsenal iconográfico el célebre cuadro de Eugène Delacroix “La libertad guiando al pueblo”. Lo han hecho sus juventudes empleando el gráfico lema “La Resistencia [al sistema] somos nosotros con Marine Le Pen”.

Conclusión

Consideramos importante destacar esta evolución, ya que desde nuestra óptica se equivocan quienes insisten en presentar la extrema derecha de hoy como una mera reedición maquillada de los fascismos de entreguerras.

En este sentido, sus análisis obvian su capacidad de reinvención y reposicionamiento ideológico, algo que la convierte en un fenómeno político nuevo. Ello puede aparejar una incapacidad para entender los mecanismos de éxito de estos partidos.

Los comentarios están cerrados.