EL “GIRO CIVIL” DE LA ULTRADERECHA ESPAÑOLA

Manoslimpias

Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias, tras presentar una querella contra Jordi Pujol.

RECIENTEMENTE HEMOS PUBLICADO UN ANÁLISIS DE LA NUEVA TENDENCIA DE LA ULTRADERECHA ESPAÑOLA QUE CALIFICAMOS COMO “GIRO CIVIL”. Lo hemos hecho en el diario catalán Ara (23/IX/2014), donde puede accederse de modo gratuito al texto registrándose como usuario.

Con esta expresión queremos señalar que colectivos vinculados de distinto modo a este espectro ideológico ahora se proyectan en el ámbito social. Lo hacen por tres vías que hoy son visibles en Cataluña: la acción judicial, el “trabajo social” y la participación en grandes movilizaciones cívicas. Sintetizamos a continuación el contenido del mencionado artículo.

1. La acción judicial

El sindicato Manos Limpias es la entidad emblemática en este ámbito. A pesar de no adscribirse de modo explícito a ningún ideario, se la asocia a la esfera ultraderechista por el cariz político de muchas de sus denuncias y porque su secretario general, Miguel Bernad, fue seguidor de Blas Piñar, y su letrado Jaime Alonso es vicepresidente de la fundación Francisco Franco.

La entidad, con un amplio historial de denuncias de cariz diverso, en el 2008 logró un éxito importante al obtener la condena de Juan Maria Atutxa por el Tribunal Supremo por haberse negado a disolver Socialista Abertzaleak. Todo ello ha otorgado a la entidad una proyección que probablemente no se corresponde a su desconocida representatividad sindical.

querellaPxC Pujol

La dirección de PxC tras presentar una querella contra Pujol.

Ahora la Plataforma per Catalunya [PxC] podría seguir este camino al personarse como acusación popular en el caso de Jordi Pujol.

2. El “trabajo social”

Una segunda dinámica de presencia pública ultraderechista combina activismo social y ayuda a sectores desfavorecidos. Ha surgido influida por dos referentes extranjeros: la Casa Pound de Roma, un local “ocupado” que refleja la eclosión de una “contrasociedad ultraderechista”, y las campañas de ayuda “sólo a griegos” de Amanecer Dorado.

ESpañoles en acción

Españoles en Acción es una ONG promovida por España 2000.

Así, la Casa Pound tendría sendos reflejos en Castellón, en el Proyecto Impulsa, emprendido el 2011, y en Barcelona, en el Casal Tramuntana. Esta última agrupación mantiene un banco de alimentos que, según su web, tiene como beneficiarios principales a “familias del barrio”, a las que también ayudaría “a encontrar trabajo y a solucionar diferentes problemas”. Sus miembros, además, hacen donaciones de sangre y recogen juguetes por Navidad que entregan en el Hospital de Santo Pau.

A la vez, la impronta de la formación helena Alba Dorada se plasmaría en las ONG que promueve España 2000 en Valencia (Hogar Social Patriota Mª Luisa Navarro) y Alcalá de Henares (Españoles en acción), que quieren auxiliar a “españoles”, o en las colectas de comida para “los de casa” de la PxC.

Dos recientes “ocupaciones” ultraderechistas de edificios, una en Madrid (ya finalizada) y otra en Zaragoza, manifiestan igualmente la voluntad de hacer “trabajo social”, visible en los nombres elegidos: Hogar Social Madrid y Hogar Social Zaragoza.

3. El asociacionismo transversal

La última fiesta nacional de Cataluña, la Diada, habría consolidado aquí una tercera dinámica civil en este sector político: unirse a concentraciones ideológicamente transversales, en lugar de convocar manifestaciones propias (dinámica que ya fue visible al acudir colectivos de este ámbito al llamamiento realizado por la plataforma Somos Cataluña, Somos España el 12 de octubre del 2013).

DIADA DN

Miembros de Democracia Nacional en el acto convocado por SCC en Tarragona el 11 de septiembre.

Así, el pasado 11 de septiembre, el grueso del espectro ultraderechista se unió al acto que Sociedad Civil Catalana convocó en Tarragona, pese a que la entidad rechazó previamente la presencia “de cualquier persona u organización de dudosa reputación democrática o de ideología xenófoba”. A la vez, Somos Catalanes, partido impulsado por exmiembros de la PxC, apoyó la manifestación de la Assemblea Nacional Catalana.

¿Un cambio de fondo?

Desde nuestra óptica, estos tres tipos de actuaciones, plasman un “giro civil” de la extrema derecha que puede dotarla de más visibilidad mediática y penetración social. Los réditos que pueden obtener sus actores son una incógnita, pero indican una actividad al margen de canales políticos tradicionales que otorga una visibilidad social nueva. Habrá que estar atentos a esta evolución.

Los comentarios están cerrados.