ENTREVISTA A ELISENDA CALVET: “EXISTE UNA PRÁCTICA SISTEMÁTICA DE DESAPARICIONES FORZADAS EN MÉXICO”

ElisendaELISENDA CALVET MARTÍNEZ es profesora de Derecho Internacional Público en la Universidad de Barcelona. La hemos entrevistado por e-mail dado el interés suscitado por el caso de los estudiantes desaparecidos de México. Calvet ha trabajado en temas de derechos humanos en Cruz Roja Española, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y el Comité de Desapariciones Forzadas de las Naciones Unidas.  Le agradecemos su amabilidad al responder a nuestras cuestiones.

¿Por qué se producen las desapariciones de estudiantes en México?

El 26 de septiembre de 2014, en el Estado de Guerrero, 43 estudiantes de la Escuela Normalista del Estado de Guerrero, fueron entregados por la policía municipal de la ciudad de Iguala a un grupo de sicarios. Éstos al parecer han explicado a la PGR –fiscalía mexicana-, que los mataron y luego los quemaron. Después, según su testimonio, lanzaron los restos a un río cercano para borrar las pruebas. Los familiares, que no confían en las autoridades, persisten en su búsqueda bajo el lema “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”.

Cuando hablamos de desapariciones forzadas, nos referimos a personas que han sido detenidas o secuestradas, por agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan bajo su autorización o aquiescencia, seguida de la negación de dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o paradero de la persona desaparecida.

EstudiantesProtesta sobre los estudiantes “desaparecidos”.

En la actualidad se puede afirmar que existe una práctica sistemática de desapariciones forzadas en el Estado de México, que en parte se debe a la falta de investigación de estos delitos así como la impunidad total de la que gozan los autores de estos crímenes. El caso de Iguala es sólo la punta del iceberg, y así lo demuestra el hecho que los cadáveres encontrados hasta el momento cerca de Iguala no corresponden a los estudiantes normalistas. ¿Entonces quiénes son? México debería investigar todos estos casos también!

Los motivos detrás de las desapariciones forzadas suelen ser políticos, pero en el caso de México responde sobre todo al control de tierras por parte del crimen organizado para destinarlas al cultivo de la amapola, privando a los campesinos de su principal sustento.

amapolaCampo de amapolas para la producción de heroína en Chilpancingo, capital del estado de Guerrero (foto de La Prensa)

¿Es cierto que están implicadas en ella los cuerpos de seguridad y el narcotráfico? 

En el caso de México, las desapariciones forzadas están vinculadas al crimen organizado y al narcotráfico que actúan con total impunidad. En el caso de Iguala, el alcalde y su mujer (que en un primer momento huyeron) estaban involucrados, junto con la policía municipal y los grupos de narcotráfico. La corrupción y el crimen organizado están muy enraizados en México y esto hace que sea más difícil acabar con este tipo de crímenes.

¿Por qué el gobierno se muestra incapaz de poner fin a esta situación?

[según la ONU, “el ejecutivo ha contabilizado 23.000 desaparecidos hasta la fecha. Pero nadie ha puesto orden en ese agujero negro. Ni hay un registro eficaz ni una normativa general sobre esta materia”].

Por un lado está el hecho de que las desapariciones forzadas se dan en zonas rurales y bastante desfavorecidas de México como es el caso del estado de Guerrero. Luego están la violencia y la corrupción y el enfrentamiento entre cárteles que hacen que el Estado no sea capaz de controlar ni de evitar los crímenes como las desapariciones forzadas. En Iguala se cometen asesinatos de forma regular y en Acapulco, en los últimos 3 meses han muerto más de 130 personas asesinadas, lo cual muestra el grado elevado de violencia del país.

Una de las medidas adoptadas por el gobierno ha sido la de sustituir a la Policía Municipal altamente corrompida y penetrada con narcotraficantes, por el Ejército Federal, pero de momento no parece que haya surgido efecto. El mayor problema es que el crimen organizado está infiltrado en las instituciones, fuerzas de seguridad, juzgados, fiscalía… incluso ha financiado partidos políticos.

¿Este problema está vinculado de algún modo con las desaparición y asesinato endémico de mujeres en Ciudad Juárez?

Lo que tienen en común las desapariciones de Iguala y las de Ciudad Juárez es la total impunidad con la que actúan los autores de estos crímenes. Como las autoridades no investigan ni procesan a los responsables, los crímenes se siguen cometiendo porque se sabe que no va a pasar nada. En el caso de Ciudad Juárez además las víctimas son principalmente mujeres, jóvenes, entre 14 y 16 años que desaparecen, de modo que hay una feminización de estos crímenes. Además, en muchos casos los familiares no denuncian los hechos por miedo a represalias o a que sean a su vez desaparecidos o asesinados.

1024Cruces_Lomas_del_PoleoCruces colocadas en Lomas del Poleo, Planta Alta de Ciudad Juárez, en el lugar donde fueron encontrados 8 cuerpos de mujeres víctimas de feminicidio en 1996 (foto de Wikipedia).

¿Existen iniciativas de la comunidad internacional para intervenir en casos de desapariciones forzadas como las que suceden en México?

En el marco de la ONU, el Comité contra la Desaparición Forzada se encarga de velar por el cumplimento de la Convención Internacional sobre la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas de 2006. Este Comité ha estado analizando en febrero de 2015 la situación de México y ha propuesto recomendaciones al Estado para prevenir y poner fin a la práctica generalizada de desapariciones forzadas. También existe el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de Naciones Unidas, creado en 1980, que puede recibir denuncias de desapariciones forzadas de cualquier país del mundo. El principal mandato de este mecanismo es humanitario y hace de enlace entre los familiares y las autoridades del Estado con el fin de esclarecer la suerte o paradero de la persona desaparecida.

CIDHA nivel regional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (órgano de la OEA con sede en Washington DC) ha enviado un Comité de Expertos Internacionales para evaluar el caso de los 43 normalistas y ha instado al Estado que no cese en la búsqueda de los estudiantes. El delito de desaparición forzada es de carácter continuado, lo que quiere decir que mientras no se encuentre a la persona desaparecida se sigue cometiendo el crimen.

Los comentarios están cerrados.