TED CRUZ, CANDIDATO DEL ULTRADERECHISTA TEA PARTY A LA PRESIDENCIA DE LOS EE.UU.

Ted Cruz, el “pájaro loco” del Tea Party, quiere ser presidente
 En Estados Unidos, hay dos tipos de senadores: los que se dedican a legislar y los que están en permanente campaña para ser presidente. El senador tejano Ted Cruz, concluía hace casi un año el autor de este magnífico perfil en The New Yorker, pertenece a la segunda categoría. El pasado 23 de marzo, Cruz confirmaba lo certero del diagnóstico al anunciar en la evangélica Liberty University (ante 11.000 estudiantes que, a pesar del nombre de la universidad, estabanobligados a asistir al acto bajo amenaza de multa) que competirá en las primarias del Partido Republicano para ser su candidato a la Casa Blanca en 2016.

¿Quién es Ted Cruz?

Ted Cruz es uno de los principales representantes del ala más derechista del Partido Republicano e ídolo del Tea Partydesde que en 2012 se alzó sorprendentemente con la victoria en las primarias al Senado en Tejas. Su historia familiar tiene tirón entre los fervientes creyentes en la fuerza de la voluntad del individuo (y paralelamente la limitación del alcance de las políticas del estado): su padre, Rafael Cruz, emigró desde Cuba y consiguió salir adelante en EE. UU. a pesar de sus serias limitaciones económicas y de idioma. Al hijo, senador tras graduarse en Princeton y Harvard, parece que tampoco le ha ido mal.

A pesar de su origen latino, Ted Cruz está absolutamente en contra de la reforma migratoria que, con el apoyo de Barack Obama, aprobó el Senado en 2013. La reforma, que acabó bloqueando la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, hubiera abierto el camino de la nacionalidad estadounidense a millones de inmigrantes indocumentados. (Entre sus impulsores estaba, curiosamente, otro senador republicano de origen cubano y con ambiciones presidenciales, Marco Rubio.)

Otra ironía en la biografía de Ted Cruz es que su obsesión de “sellar las fronteras”, tan propia de la derecha nacionalista de EE. UU., coincide con el hecho de que nació en Canadá. Esto ha llevado a algunos a preguntarse si Cruz cumple el requisito que impone la Constitución estadounidense para ser presidente: el de ser un ciudadano “de nacimiento”. La mayoría de los expertos legales entienden que sí lo cumple, pues al haber nacido de madre estadounidense, Cruz adquirió su nacionalidad de EE. UU. al nacer. No parece que esto vaya a ser un impedimento para su candidatura, aunque ojo con Donald Trump, que ya jugó la carta de la partida de nacimiento contra Obama al extender la patraña de que había nacido en Kenia.

Un discurso de 21 horas en el Senado

¿Qué hoja de servicios en el Senado puede presentar Ted Cruz de cara a la carrera presidencial? Volviendo a la dicotomía de los dos tipos de senadores, desde luego, no ha propuesto ninguna legislación importante. Por lo que será recordado es por liderar la estrategia de los republicanos que acabó con el “cierre” del gobierno federal por dos semanas en 2013 y, concretamente, por su discurso de 21 horas ininterrumpidas contra la reforma sanitaria de Obama, su principal obsesión. Durante este discurso, Cruz incluso leyó un cuento infantil para sus dos hijas pequeñas, que supuestamente estaban viendo a su papá por televisión y esperando el ritual habitual antes de ir a dormir.

El papel protagonista de Ted Cruz en el “cierre” del gobierno federal mereció la reprobación de un destacado colega republicano en el Senado, que acusó a Cruz de montar un “espectáculo” obviando el “interés nacional”. Ya antes, su despreocupación por las tradiciones del Senado y la jerarquía del Partido Republicano habían llevado a John McCain (contrincante de Barack Obama en las elecciones presidenciales de 2008) a calificar a Cruz de “wacko bird” o “pájaro loco”.

Entre las fortalezas que se suelen atribuir a Ted Cruz están la de ser elocuente, ingenioso y buen orador. En una ocasión, bromeando sobre la percepción de que los políticos de Washington están en una burbuja, le dijo a una audiencia en Tejas: “he pasado el último mes en Washington y es genial estar de vuelta en EE. UU.” También está considerado un hábil polemista: de hecho, durante sus años universitarios participó en ligas de debate con gran éxito, lo que le puede resultar muy útil en la competitiva campaña que se avecina.

El programa de Cruz

¿Qué medidas propone Ted Cruz si llega a ser presidente? Destaca su plan de abolir el equivalente estadounidense de la Agencia Tributaria y desmantelar la progresividad del impuesto sobre la renta, sustituyéndolo por una “tarifa plana” según la cual (¡magia!) el más rico y el más pobre paguen exactamente el mismo tipo impositivo. También propone triplicar el número de guardias fronterizos y, cómo no, derogar la reforma sanitaria de Obama.

Ted Cruz, al ser el primero en anunciar su candidatura a la Casa Blanca, ha pretendido consolidar su posición antes que otros probables contendientes que también tratarán de hacerse con el voto más conservador, evangélico y sureño (Mike Huckabee, Bobby Jindal, Rick Santorum o Rick Perry). Sus posibilidades de ganar unas elecciones presidenciales son bastante reducidas, pues la idea de un presidente Cruz disgusta a los votantes moderados que suelen decidir el resultado. Sin embargo, será sin duda un candidato importante en las primarias republicanas y el “efecto Cruz” puede obligar a otros probables candidatos relativamente moderados (como Jeb Bush, Scott Walker o Chris Christie) a virar a la derecha, lo que puede perjudicarles en las presidenciales. Una cosa está clara: el “pájaro loco” no va a parar de dar guerra.

Los comentarios están cerrados.