¿UNA PREFIGURACIÓN DE LAS SS EN 1895?*

ss alemanas

Desfile de las SS el 20 abril de 1939 en conmemoración del 50 cumpleaños de Adolf Hitler (foto de Wikipedia).

EL ESCRITOR BRITÁNICO M. P. SHIEL (Matthew Phipps Shiel, 1865-1947) publicó en 1865 un relato dedicado a una fantasiosa entidad: The Spartan Society (la Sociedad Espartana), que tituló con las siglas de esta entidad, The SS.

Su trama gira en torno al asesinato simultáneo de miles de personas en Europa. Zaleski, el protagonista que indaga este crimen, apunta que su causa última radica en los peligros que habían supuesto para los Estados los avances de la medicina, pues habían permitido sobrevivir a seres débiles y enfermizos que eran una carga social. Y se hace esta reflexión: “¿Puede estar escrito que la civilización más avanzada del futuro necesitará tener como principal y primer elemento de su gloria, el más bárbaro de todos los rituales del barbarismo: la inmolación de hecatombes que gimen con el más obstinado gemido humano”.

Hopliat espartanoUn antecedente de tal proceder, según Zaleski, se hallaba en la antigua Esparta, donde el Estado impedía prosperar a los débiles, que perecían abandonados (en la imagen de la derecha puede verse la escultura de un hóplita espartano procedente de Wikipedia).

Así las cosas, Zaleski intuye que los asesinos constituyen “un ejército de hombres” nada comunes, sino “infernales (o celestiales) en astucia, recursos, en fuerza y unidad de propósito; hombres que se mofan hasta el desdén de las pobres medidas de seguridad de la sociedad, diferenciados del típico criminal tan fácil de atrapar de nuestros días por una seguridad en sí mismos y una integridad espiritual infinitas”.

Finalmente, Zaleski averigua que la entidad responsable de los homicidios es la citada SS, que desea desembarazar a la humanidad del lastre que constituyen los individuos menos fuertes.  ¿Hasta qué punto Shiel anticipó en su SS a las asesinas SS históricas?

Júzguelo por su cuenta el lector, que dispone de la versión en castellano del relato, publicada por Edhasa en El príncipe Zaleski (2007). Según la editorial, el volumen recoge los seis cuentos que se conocen protagonizados por el misterioso príncipe Zaleski, “una de las creaciones más afortunadas de Shiel”: éste “es un personaje singular entre los detectives litearios: un aristócrata decadentista, de quien se insinúa apenas la homoxesualidad, que pasa buena parte de su existencia en una habitación en la penumbra fumando opio o hachís; sin embargo, cuando se le plantea un enigma pone en marcha toda su erudición y sus excepcionales dotes deductivas y, para sorpresa del lector, llega a conclusiones de una lógica aplastante”. La edición se complementa con un estudio introductorio de Brian Stableford.
____

* Hemos decidido recuperar esta entrada editada el 18 de junio del 2010 porque era un complemento de nuestro artículo “Un mundo peor”, Qué leer, 121 (mayo 2007), p. 46, reproducido en el post anterior.

Los comentarios están cerrados.