UCRANIA, GERNIKA Y LA GUERRA CIVIL

abril 18, 2022

Comparecencia telemática de Volodímir Zelenski en el Congreso el 5 de abril de 1922 (imagen de El Periódico).

EL MARTES EL PRESIDENTE UCRANIANO VOLODÍMIR ZELENSKI compareció telemáticamente en el Congreso de los diputados e hizo esta afirmación: “Estamos en abril de 2022, pero parece que estamos en abril de 1937, cuando todo el mundo supo del bombardeo de Gernika. Imaginen esa destrucción en ciudades de más de 100.000 personas”. Zelenski, intuimos que bien asesorado, recordó el castigo de la urbe vasca cuando transcendía la matanza de civiles en Bucha por tropas rusas. Desde nuestra óptica, su mención a Gernika subrayó la dimensión global del conflicto de Ucrania al vincularlo al célebre lienzo de Pablo Picasso y jugó a favor de Kiev por sus implicaciones, ya que asocia la masacre de Bucha, negada por sus responsables, con la de la ciudad vasca, donde sucedió otro tanto; recuerda a las víctimas de un bombardeo de la Alemania nazi cuando Moscú alude a la “desnazificación de Ucrania” como pretexto de su invasión; y, quizá de manera no prevista por Zelenski, remite a aspectos de nuestra Guerra Civil que pueden ser aleccionadores. 

El bombardeo de Gernika, con 5.000 habitantes, sucedió la tarde del lunes 26 de abril de 1937, día de mercado, duró unas tres horas y lo efectuó la Legión Cóndor germana (con participación italiana). Según su jefe de Estado Mayor, Wolfram Von Richthofen, la urbe fue “asolada”. Las circunstancias del ataque son imprecisas y los historiadores Josep Solé i Sabaté y Joan Villarroya (en España en llamas, 2003) estimaron que entre 37 y 40 aparatos lanzaron bombas explosivas e incendiarias. Destruyeron 271 edificios (el 74.4% del total) y pudieron matar entre 250 y 300 personas, aunque las cifras oficiales aludieron a 1.645 y en 2017 el historiador Xabier Irujo las elevó a más de 2.000. Aún se debate si la responsabilidad última de la masacre debe recaer en el ejército franquista (pues pidió a los alemanes que atacasen la urbe por ser un cruce de comunicaciones y producir armas) o en la aviación alemana (que justificó la destrucción causada con la escasa visibilidad reinante). Se ha deliberado también sobre el objetivo real de la agresión (experimentar técnicas militares, desmoralizar a la población o cortar comunicaciones). Tras el bombardeo, el bando franquista quiso desvincularse de los hechos y su propaganda los atribuyó a “rojos vizcaínos y dinamiteros asturianos”, lo que recuerda a la maniobra del Kremlin, denunciando las muertes de Bucha como un “monstruoso montaje” antiruso. 

Este recuerdo de Gernika invita a trazar paralelismos entre la Guerra Civil y la contienda de Ucrania. El primero es que esta última posee una dimensión fratricida, dados los vínculos de todo tipo entre ucranianos y rusos. El segundo es la llamada constante de Zelenski a terceros países para que se impliquen en Ucrania, lo que recuerda cómo la política de “no intervención” en España de las democracias europeas en 1936 actuó en detrimento de la República, ante la ayuda de Italia y Alemania al bando rebelde (que consolidó las ambiciones de estas potencias). El tercero, es el afán de Zelenski de asimilar la contienda de Ucrania a una pugna entre democracias y regímenes autoritarios (tesis reforzada por el apoyo al Kremlin de China y países como Hungría). Zelenski ya lanzó esta idea en marzo: “Estamos luchando por nuestra independencia, por la libertad y por la igualdad para todo el continente”. Ello rememora cómo nuestra Guerra Civil fue percibida de modo similar a nivel mundial. El cuarto, abundando en esta analogía, es la afluencia de voluntarios multinacionales a Kiev, que recuerda a los que nutrieron a las Brigadas Internacionales de nuestra contienda. Por último, no está de más añadir que la alusión de Zelenski a Gernika ha tenido un efecto inesperado en Vox, en cuyas filas y entorno no faltaban simpatías por Putin antes de la invasión de Ucrania. La mención a la ciudad vasca no ha entusiasmado a su líder, Santiago Abascal, y ha apuntado que “quizá habría sido más acertado hablar de Paracuellos (donde los predecesores de Putin ensayaron el genocidio)”. Su declaración, en el fondo, refleja hasta qué punto la Guerra Civil aún habita en nuestra cultura.

En suma, la mención de Zelenski a Gernika demuestra cómo la conflagración de 1936, casi 90 años después de su inicio, aún ofrece un poderoso marco simbólico al trazar líneas de fractura política nacionales e internacionales. 

_______________________________________

*Artículo publicado originalmente como Xavier Casals, «Ucrania, Gernika y la Guerra Civil”, El Periódico (7/IV/2022). La imagen de esta entrada es la que acompaña al artículo.


UNA ANTIGLOBALIZACIÓN PLANETARIA

febrero 26, 2022

Abascal-ep

EL ASCENSO DE VOX HA SORPRENDIDO POR SU RAPIDEZ. En noviembre de 2018 era un partido marginal y en 2019 era la tercera fuerza del Congreso (15,1% del voto); tenía presencia local, autonómica y europea; y el PP facilitó su rápida normalización, al recabar su apoyo para gobernar Murcia, Madrid y Andalucía. Ahora puede sumarse al Ejecutivo popular de Castilla y León, lo que la convertiría en una ‘derecha respetable’ de forma definitiva. Tal situación dista de ser excepcional en Europa y más allá del continente, pues Vox forma parte de un sector político en expansión.

Una tendencia global

Lo ilustran tres datos. El primero es que la ultraderecha es la tercera fuerza del Parlamento Europeo, aunque ello es invisible al estar dividida en dos grupos: Identidad y Democracia (en el que destacan Marine Le Pen y Matteo Salvini), con 66 escaños, y Conservadores y Reformistas Europeos (que acoge al partido polaco Ley y Justicia y a Vox), con 64. Si les añadimos los 13 de Fidesz (la formación de Viktor Orbán expulsada del Grupo Popular Europeo), la extrema derecha reúne a 143 de los 705 escaños de Estrasburgo y se sitúa tras el Grupo Socialista (146) y el Popular (166).

El segundo dato es que la ultraderecha está representada en todos los parlamentos de Europa, salvo los de Irlanda e Islandia: su presencia es la norma, no la excepción. El tercer dato es que su crecimiento se inscribe en una tendencia transcontinental. Lo reflejó la victoria de Narendra Modi en la India en 2014, la de Donald Trump en EEUU en 2016 o la de Jair Bolsonaro en Brasil en 2018, por citar casos destacados. De este modo, el crecimiento de Vox se integra en una tendencia internacional paradójica, en la medida que las fuerzas de ultraderecha reflejan un rechazo a la globalización (flujos migratorios, multiculturalismo, entes supraestatales) de carácter global.

Entre el aislamiento político y la participación en el gobierno

En general, no hay fórmulas políticas que garanticen su contención. De esta forma, su aislamiento o “cordón sanitario” por el resto de formaciones limita su avance, al carecer la ultraderecha de expectativas de “tocar poder”, pero no comporta su hundimiento. Lo refleja el caso de Alternativa para Alemania (AfD): esta ha conocido una moderada caída del voto (del 12,6% al 10,3%). Cuando la extrema derecha se integra en el gobierno, sus partidos ponen el foco sobre todo en endurecer los controles de la inmigración.

Lo ilustró el gobierno de Giuseppe Conte en 2018, que agrupó al Movimiento 5 Estrellas y a la Liga de Salvini. Este, desde la cartera de Interior, quiso frenar desembarcos de inmigrantes o multar a ONG’s que los ayudaban. Igualmente, en Austria, la coalición del conservador Sebastian Kurtz con el extremista Partido de la Libertad también se plasmó en políticas de inmigración más restrictivas y se retiró del Pacto Mundial para la Migración de la ONU, pues rechazaba del mismo “un derecho humano a la migración ajeno al sistema legal austríaco”.

En general, las fuerzas de ultraderecha en los ejecutivos combinan la acción de gobierno con la de partidos de protesta. De este modo, la Unión Democrática de Centro (UDC-SVP), que forma parte del Ejecutivo suizo, mantiene una movilización cívica en torno a sus temas promoviendo referéndums, entre los que destacó el relativo a la prohibición de minaretes, en 2009.

¿La hora de las etnocracias?

Así las cosas, si nos preguntamos cuál sería la meta de un hipotético Gobierno de ultraderecha, los gobiernos de Polonia o Hungría permiten hacerse una idea. Los presiden, de forma respectiva, Mateusz Morawiecki (con Ley y Justicia, 43,5% en 2019) y Orbán (con Fidesz, 52,5% en 2019), ambos próximos a Vox, e impulsan democracias iliberales: sistemas políticos formalmente democráticos, pero cuyos Ejecutivos autoritarios concentran cada vez más poder. En este escenario, para el politólogo Cas Mudde, la meta de la ultraderecha en el poder sería crear una ‘etnocracia’: “un régimen supuestamente democrático que determina estructuralmente el dominio de un grupo étnico” (La ultraderecha hoy, 2021).

En definitiva, la irrupción de Vox se inscribe en un movimiento amplio de rechazo a la globalización que articula la ultraderecha y cuya actuación demuestra la fragilidad de realidades hasta hace pocos años consideradas irreversibles, como la existencia de la propia Unión Europea. 

__________________________________________

*Artículo publicado originalmente como Xavier Casals,  “Una antiglobalización planetaria”, El Periódico (31/X/2021). La imagen que lo ilustra en este blog fue publicada con el texto. Desconocemos su autoría, de ahí que no la indiquemos.

 

LA INTERNACIONAL DE VOX

noviembre 4, 2021

ExUlfMuWEAIkzzE

La Iberosfera según Vox.

SANTIAGO ABASCAL Y DIRIGENTES DE VOX ESTÁN TRABANDO NUMEROSOS CONTACTOS con políticos de América Latina en vistas a articular una estructura estable, el Foro Madrid, una pretendida respuesta al izquierdismo del Foro de Sao Paulo y del Grupo de Puebla. Los cimientos de esta apuesta remiten a otoño de 2020. En septiembre de aquel año el partido creó la Fundación Disenso, que el 12 de octubre –día de la Hispanidad- lanzó el diario La Gaceta de la Iberosfera para presentar “‘la batalla cultural a la izquierda’ a nivel internacional”. Y el día 20 publicó la Carta de Madrid, un documento programático “contra el avance del comunismo” que contó con las adhesiones de algunos políticos significados, como Eduardo Bolsanaro (hijo del presidente brasileño) o el chileno José Antonio Kast. Este año, 2021, representantes de Vox viajaron a Bolivia a apoyar a la presidenta Jeanine Áñez; asistieron en Ecuador a la toma de su presidente Guillermo Lasso; se entrevistaron con Keiko Fujimori en Perú; el mes pasado Abascal anunció la creación del citado Foro en México, con apoyo de parlamentarios del país. Y la celebración de Vox en Madrid el 9 y 10 de octubre (¡Viva 21!) tuvo un video de apoyo del exmandatario colombiano Andrés Pastrana, que preside la Internacional Demócrata de Centro (uno de sus vicepresidentes es Pablo Casado). Aparentemente, pues, el proyecto voxista avanza viento en popa.

El partido obtiene tres réditos claros del mismo. En primer lugar, su eco mediático internacional le aporta publicidad gratuita impagable. En segundo lugar, le permite presentarse como un actor internacional relevante en contraste con su apoyo electoral (15%), muy alejado al del partido magiar Fidesz (48.5%) o del polaco Ley y Justicia (PiS, 41%). En tercer lugar, Vox deviene una oficina transcontinental de enlace, ya que conecta a un amplio espectro de la ultraderecha europea con otro de América, que incluye desde Bolsonaro hasta el senador republicano Ted Cruz. A la vez, la adscripción de Vox en Estrasburgo al grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (CRE, que lidera el PiS) y su buena sintonía con Viktor Orban (líder de Fidesz que en marzo dejó el grupo Popular) lo sitúan en buena posición si finalmente las fuerzas ultraderechistas superan su división entre el CRE e Identidad y Democracia (que reúne a diputados lepenistas y de la Lega de Salvini, entre otros) y confluyen en un solo grupo, ya que Vox puede ser su interlocutor con fuerzas de América.

La importancia de la “Iberosfera”

Vox ha remozado un mito tradicional de la ultraderecha, la Hispanidad, con el neologismo Iberosfera. Su Fundación Disenso vincula así ambos conceptos: “podemos hablar de Hispanidad como de una unidad que nos reúne a todos los iberoamericanos, incluidos aquí portugueses, españoles (y andorranos)”. Señala que “la Iberosfera vendría a ser la continuación, en términos de cooperación e intercambio […] de actores políticos y culturales, del perpetuo intercambio de intereses y valores que constituye la Hispanidad”. Pese a lo expuesto, Vox difiere de la ultraderecha precedente, pues esta adoptó una posición beligerante ante EE.UU. que entroncó con la pérdida de Cuba y Filipinas en 1898. Así en 1996 la revista Fuerza Nueva, pese a la dictadura de Fidel Castro, afirmaba que “no hay que […] amparar los intereses del vecino [EE.UU.] para arrebatarle [a la isla] sus señas de identidad”. Y en 1997 un grupo falangista hasta reivindicó al Che Guevara como “ejemplo de servicio total a la comunidad hispanoamericana”. Vox proyecta ahora un giro atlantista que le proporciona un amplio campo de juego, ya que puede dialogar con el trumpismo, e incluye también el universo lusitano, lo que incorpora el bolsonarismo.

Acto d ela Fundación Disenso

Acto de la Fundación Disenso en noviembre de 2020.

En suma, el conglomerado voxista (el partido, Disenso y su Gaceta o la editorial afín Homo legens) intenta vertebrar una “internacional de ultranacionalistas” y poner las bases de un marco ideológico global importando y exportando ideas. En este último aspecto la formación podría tener un influjo intelectual significativo al ofrecer un arsenal de argumentos para las “guerras culturales” contra la izquierda. Por esta razón, el eventual legado ideológico de esta andadura de Vox podría transcender el de su acción institucional, pero solo el tiempo lo dirá.

 

Artículo publicado originalmente como Xavier Casals,  “La Internacional de Vox”, El Periódico (31/X/2021)


LA ULTRADERECHA Y LAS REDES SOCIALES: “ANTISOCIAL”, UNA LECTURA OBLIGADA

marzo 21, 2021


Las redes sociales de la ultraderecha han sido esenciales en el ascenso de Trump (foto de Getty Images publicada por Cadena Ser).

ANDREW MARANTZ ES UN PERIODISTA de The New Yorker que ha escrito Antisocial, un voluminoso reportaje de más de 500 páginas sobre –y este es el subtítulo de la obra- “la extrema derecha y la ‘libertad de expresión’ en Internet”.

El autor trabajó desde 2016 en la elaboración de este ensayo que, desde nuestra perspectiva, es de lectura necesaria por tres razones que apuntamos a continuación.

Un retrato de la “coalición digital” que contribuyó al triunfo de Trump

En primer lugar Marantz ofrece una visión de conjunto de la que podríamos denominar de algún modo “coalición digital” (la galaxia de  activistas y colectivos que agitan las redes) que contribuyó al triunfo de Donald Trump en los comicios presidenciales de 2016.

No es una investigación efectuada “desde fuera”,  sino que Marantz (que es judío y se halla en las antípodas de los protagonistas de su libro) se adentra en su universo. Realiza así una inmersión en distintos ámbitos de la ultraderecha con la asistencia a sus actos y entrevista a algunas de sus figuras más o menos notorias, como Milo Yiannopoulos, Mike Cernovich o Mike Enoch. En algunos casos se adentra en su entorno familiar para explicar mejor su evolución política o mostrar sus contradicciones.

Al hacerlo refleja cómo las diferencias ideológicas teóricas en el seno de esta «coalición digital» en la práctica pueden ser muy difusas. No hay tanto estructuras orgánicas como  celebrities digitales cuya relevancia define su proyección en Internet: su cifra de seguidores, de visualizaciones de vídeos o visitas a blogs y, sobre todo, su capacidad para que algunos de sus temas se introduzcan en el mainstream informativo.

Una descripción de la polarización que crea la ultraderecha y de  la difusión de sus tesis

En este sentido, Marantz permite entender la importancia que tuvo la existencia de esta constelación digital en el ascenso de Trump primero y después en apuntalar (y –según cómo- moldear) su discurso desde la Casa Blanca.

El ensayo expone cómo la gran meta de este conglomerado de influencers, celebrities y cenáculos de una ultraderecha de tonalidad diversa pasa por dos objetivos complementarios y relacionados: movilizar de forma permanente a sus seguidores y normalizar sus puntos de vista moviendo los límites de la llamada “ventana de Overton”.

En este ámbito es remarcable que estos publicistas a menudo tienen una visión clara de los circuitos de circulación de sus mensajes entre el mundo digital y el real para obtener impacto. De este modo, Cernovich -uno de los influencers citados- sostiene al respecto que “el conflicto es atención” y “la atención es influencia”, en lo que no anda desencaminado.

Un debate que plantea: la libertad de expresión en las redes

Por último, el ensayo tiene un leitmotiv esencial: ¿Cuáles deben ser los límites de expresión en las redes sociales? ¿Qué responsabilidad tienen sus propietarios en los contenidos de las mismas que incitan al odio o en la desinformación que expanden sus usuarios? El tema es complejo y en una entrevista en La Vanguardia el propio Marantz lo explicitó así:

En Silicon Valley, los nuevos guardianes (gatekeepers), porque han tomado el relevo de la vigilancia que ejercían los medios tradicionales, aunque no lo admiten ni asumen la responsabilidad que conlleva, hubo ingenuidad al principio, cuando el experimento comenzaba y nadie sabía en qué se convertiría. Tampoco nadie les dio razones para dudar, la sociedad les dijo que podían ganar todo el dinero que quisieran sin asumir ninguna responsabilidad cultural, ética o política.

La ultraderecha y las redes sociales: una relación compleja

Marantz, en suma, nos permite reflexionar sobre dos cuestiones importantes. Una es cómo los extremistas de la derecha han sabido sacar partido de las redes sociales. La otra es el debate complejo que implican los intentos de limitar la libertad de expresión en estas redes.

Antisocial es, pues, una lectura más que recomendable para aproximarse a la ultraderecha digital de EE.UU., cuya prosa fluida facilita su rápida lectura pese a su extensión.


SUIZA: LA PROHIBICIÓN DEL BURKA Y EL NIQAB INSUFLA OXÍGENO A LA ULTRADERECHA LOCAL Y POSIBLEMENTE EUROPEA

marzo 9, 2021

 

«¡Frenar el extremismo!». Lema de los partidarios de prohibir el burka y el niqab en el referéndum.

 

ESTE DOMINGO SE HA CELEBRADO UN REFERÉNDUM EN SUIZA PARA PROHIBIR EL BURKA Y EL NIQAB (lo que ocurre ya en otros países como Francia, Dinamarca, Bélgica o Austria), así como la indumentaria que no permite identificar a manifestantes violentos o hooligans de futbol.

Los partidarios de la prohibición han tenido una victoria ajustada de (51,2% de los sufragios contra el 48.8%). Como informa el portal swissinfo.ch (7/III/2021), impulsó esta iniciativa “el Comité de Egerkingen, formado por numerosos legisladores de la derecha conservadora y también en el origen de la iniciativa antiminaretes [que comportó al celebración de un referéndum en 2009 que se saldó con su prohibición en suelo suizo], el texto exige la prohibición de toda forma de ocultación del rostro en el espacio público”. Consideramos interesante hacer tres apuntes al respecto.

 

La mirada de la mujer del cartel crea inquietud en el espectador.

1. La derecha populista del SVP/UDC recupera la iniciativa

Con este referéndum el SVP/UDC ha logrado un éxito después de cosechar varios fracasos en iniciativas precedentes, como informa El País (7/III/2021). Este medio señala que el citado Comité de Egerkingen “está vinculado con el SVP y miembros del partido forman parte de él. El grupo se centra precisamente en combatir la supuesta ‘islamización de Suiza’, y ha vinculado a las portadoras de burka o niqab con el eslogan ‘parar el extremismo’ en sus carteles”.  El éxito es llamativo al convertir en tema de debate público una cuestión aparentemente menor, en la medida que serían inexistentes en Suiza las portadoras del burka  y se reducirían a una treintena las del niqab, según informa este diario. Los promotores de adoptar tales medidas han alegado su carácter preventivo: “¡Pongamos límites al Islam radical antes de que sea demasiado tarde!”, afirma su propaganda

2. La iniciativa pone el tema de modo preminente en la agenda europea

El éxito de la iniciativa otorga centralidad a esta cuestión en la agenda política europea, en la que diversas formaciones de ultraderecha hacen bandera de la islamofobia (que puede interpretarse como un rechazo al Islam o, como señala el experto académico Cas Mudde, un “miedo irracional” a esta religión o a los musulmanes). No es extraño suponer, pues, que la consulta helvética tendrá réplicas en otros países de la Unión Europea de la mano de formaciones de este espectro ideológico. Aunque sus promotores fracasen en la convocatoria de consultas, el debate suscitado en torno a la cuestión contribuirá a introducir el temor a la “islamización” en el debate público.

3. El grafismo de la campaña ha amalgamado amenazas distintas

Por último, consideramos interesante remarcar que la campaña en favor de la prohibición ha aunado gráficamente la supuesta amenaza de extremismo islámico que encarnarían el burka y el niqab y la plasmada por manifestantes violentos de los que la propaganda favorable a la prohibición insinuó su aparente carácter antifascista. Cabe pensar que este diseño tendrá imitadores en el seno de la extrema derecha occidental.

La amenaza de «islamización» y violencia callejera [¿antifascista?] unidas.

 


ENTREVISTA A SOFÍA TIPALDOU (II): “NOS ACERCAMOS AL FIN INSTITUCIONAL DE AMANECER DORADO. PERO NO DE SUS IDEAS”

diciembre 2, 2020

SOFÍA TIPALDOU ES UNA POLITÓLOGA GRIEGA CON UN CONOCIMIENTO SOLVENTE DE LA ULTRADERECHA RUSA Y HELENA, así como de otros países europeos. A continuación publicamos la segunda parte de la entrevista, cuya primera entrega puede consultarse aquí.

¿Quiénes han sido los votantes de Amanecer Dorado?

Los votantes de Amanecer Dorado han sido en su mayoría hombres jóvenes (en 2015 el 32.2% tenía entre 30 y 44 años y 24,8% entre 45-58) con educación secundaria, así como titulares de escuelas técnicas o instituciones educativas privadas. Respecto a su profesión, la mayoría han sido empleados en el sector privado (26.2% en 2015), seguidos por parados (16% en 2015) y pensionistas (15.7% en 2015).

El trasvase de votos revela el trasfondo político de los votantes de Amanecer Dorado, sobre todo de aquellos que le enviaron por primera vez en el parlamento en las elecciones de mayo de 2012. Entonces el 40% de sus electores habían votado en las elecciones anteriores a Nueva Democracia y el 19% a LAOS. Esto significa que la base de apoyo de Amanecer Dorado viene de los ámbitos ultraconservadores y reaccionarios, como era de esperar. Lo que sorprende es que un 24% de votantes de Amanecer Dorado era del partido de centro-izquierda PASOK, mientras un 4% votaba partidos de izquierda, como el Partido Comunista de Grecia o SYRIZA. Finalmente, el 13% restante de los votantes en 2012 votaban por primera vez o eran votantes de otros partidos.

Sin embargo, después del asesinato de Pavlos Fyssas en septiembre de 2013 solo el 27.2% de sus votantes se autodefinían como seguidores de la ideología de extrema derecha. En julio de 2019, cuando Amanecer Dorado quedó fuera del parlamento, el 12% de sus votantes en las elecciones europeas de mayo de 2019 se dirigió a Nueva Democracia, un 6% a Solución Griega y un 4% a SYRIZA. 

 

Resultados de las elecciones de 2019, en las que AD quedó extraparlamentario (El Periódico).

¿Por qué ha sido importante el juicio a Amanecer Dorado?

El juicio a Amanecer Dorado, “el primer juicio de un partido nazi en Europa después de la Segunda Guerra Mundial y los juicios de Núremberg” según el defensor de los pescadores egipcios Kostas Skarmeas, planteó la pregunta  de si un partido electo puede ser una organización criminal. En Grecia la ideología no se penaliza, al contrario de Alemania, donde los partidos que amenazan el sistema democrático se prohíben. Con lo cual, el tribunal tenía que decidir si el líder de Amanecer Dorado y los otros 17 miembros del parlamento de 2012 eran miembros y dirigentes de una organización criminal según el artículo 187 del código penal. Algunos han sido acusados de posesión de armas. Otros 51 miembros del partido han sido juzgados por haber sido miembros de una organización criminal.

El momento de llevar a todos los lideres de Amanecer Dorado al juicio solo llegó después de aquel septiembre de 2013, cuando en doce días miembros de la formación atacaron a los participantes de la conmemoración anual de la batalla de Meligalas (1944) durante la guerra civil. Agredieron a los miembros de Partido Comunista [KKE] y los sindicalistas de PAME y a Fyssas. El mencionado asesinato de Fyssas desencadenó la reacción del gobierno de Nueva Democracia y del PASOK y el ministro de Justicia, Nikos Dendias, envió un informe a la fiscal del Tribunal Supremo para investigar a Amanecer Dorado como una organización criminal. La cúpula directiva del partido fue arrestada e interrogada. Sin embargo, eso no frenó su acción electoral. El Tribunal Supremo le dejó participar en las elecciones europeas de 2014 y Amanecer Dorado fue el tercer partido con el 9.3% del voto (536.910 sufragios). 

En julio de 2014 el fiscal Isidoros Ntogiakos en su texto de 700 páginas propuso que:

sería imposible considerar como partido político legal a la reunión de personas o a la organización que, bajo el vestido de partido político, intenta conseguir sus metas con el ejercicio de violencia física o armada, el lanzamiento de amenazas contra la vida humana y la integridad corporal de cualquier ciudadano con el propósito verdadero de celebrar acciones castigables y la ruptura más extensa del orden publico [traducción propia del original].

 

Un diputado de AD, Ilias Panagiotaros, en un acto de 2015 (imagen de Reuters/Público.es).

¿Cómo discurrió el proceso?

A partir de la propuesta de Ntogiakos, el Consejo de la Corte de Apelación votó enjuiciar a los miembros de Amanecer Dorado. La lista de sus cargos tenía más de 1.000 páginas. Su línea defensiva fue alegar que estaban perseguidos por su ideología y que la organización no tenía responsabilidad por las acciones violentas de algunos de sus miembros, a quienes expulsó. Sin embargo, en el juicio no se dirimía si los líderes de Amanecer Dorado instigaron los crímenes bajo investigación. El proceso examinó si los dirigentes del partido formaron una organización criminal que funcionaba bajo el disfraz de partido. El juicio empezó el 20 de abril de 2015 y concluyó el 7 de octubre de 2020.

El tribunal examinó más de cien casos (actuales o cerrados) de varios delitos por todo el país en relación con Amanecer Dorado, tomando en consideración casos ya juzgados o bajo juicio y crímenes en los cuales se había condenado o estaban acusados los mismos miembros de Amanecer Dorado que se juzgaban ahora por pertenencia y dirección de organización criminal. La Corte de Apelación dictó que los dirigentes del partido eran culpables por pertenecer y/o dirigir una organización criminal y este octubre les impuso condenas de 5 a 15 años.

Junto con el caso de Amanecer Dorado como organización criminal el tribunal juzgó tres delitos relacionados con homicidio: el asesinato de Fyssas, un intento de homicidio contra el pescador egipcio Abuzind Embarak y otro contra miembros del Partido Comunista de Grecia (KKE) y de PAME. Giorgos Roupakias, que apuñaló a Fyssas, y otras 15 personas se declararon culpables por su asesinato. También se declararon culpables todos los acusados que atacaron a los pescadores egipcios. Tres personas se declararon culpables por el ataque contra los sindicalistas del KKE y de PAME, pero los cargos se cambiaron de intento de homicidio doloso a daño corporal peligroso.

¿Asistimos al fin de Amanecer Dorado?

La decisión de la Corte de Apelación ha sido muy importante a nivel político, porque ha sellado la condena penal a la ideología de Amanecer Dorado. Pero tenemos que tener en cuenta que no se condenó a la organización, sino a unas personas concretas. No se puede prohibir un partido y aun si se prohíbe, sus ideas pueden mutar fácilmente y tomar otra forma. En otras palabras, si el gobierno prohíbe Amanecer Dorado, sus dirigentes pueden formar otro partido que ocupe su lugar.

Detención de Ilyas Kasidiaris, portavoz en el parlamento de AD (imagen de bfmtv.com).

Según la legislación griega, los dirigentes de Amanecer Dorado van a poder participar en elecciones hasta que sus condenas sean firmes. Una vez lo sean, los miembros de Amanecer Dorado pueden perder su derecho de elegir y ser  elegidos. Como pueden pasar años hasta llegar a este punto, los dirigentes condenados podrían participar en elecciones futuras. Aún así, la profesora de ciencia política Vasiliki Georgiadou opina que la gente no les volverá a votar con la misma facilidad por el descrédito que conllevó el juicio. El material visual de los ataques, las declaraciones de los dirigentes y miembros de Amanecer Dorado, los datos de sus ordenadores y teléfonos repelieron a sus votantes, que giraron la espalda al partido en masa.

Entre las repercusiones electorales que conllevó el juicio, podemos mencionar que el intento de Mijaloliakos y de otros dirigentes de presentarse como presos políticos y ganar así el apoyo de los votantes antisistema de derecha fracasó. La razón es que durante el juicio se demostró que sus crímenes han sido muchos y han resultado tan violentos que espantaron a la sociedad griega. El número de sus votantes cayó de más de medio millón a unos 150.000 en las elecciones de 2019, una cifra que, según Georgiadou, va a caer más en las próximas elecciones.

Pero el desmoronamiento de Amanecer Dorado ya había empezado antes con problemas internos. Muchos altos cargos desertaron de la organización cuando las autoridades empezaron los arrestos. El primer en dejar el partido fue el diputado Efstathios Boukouras, quien en un acto teatral en mayo de 2014 se dirigió al parlamento en lágrimas por haberse afiliado a Amanecer Dorado “por casualidad” y se encontraba en el cárcel sin saber por qué. A partir de este punto, uno después de otro los diputados de Amanecer Dorado abandonaron el barco que se iba hundiendo, como Dimitris Koukoutsis, Nikos Mihos, Georgios Galeos, Eleftherios Sinodinos, Despina Sveroni, Dimitris Adamopoulos, y Georgios Epitideios . Muchos de ellos criticaron al líder, sobre todo su nepotismo y su autoritarismo.

En este marco, lo que acabó enterrando definitivamente la organización fue la deserción de los subdirigentes Ilias Kasidiaris y Giannis Lagos. Lagos, diputado y encargado de la región de Pirea (que incluye el barrio donde asesinaron a Fyssas) fue elegido eurodiputado en 2019. Poco después se independizó del Amanecer Dorado y formó su propio partido, Conciencia Popular Nacional (E.LA.SYN). Kasidiaris, portavoz del partido y mano derecha de Mijaloliakos (muchos seguidores le veían como su continuador) ha formado este año el partido Griegos por la Patria. Esta división interna de Amanecer Dorado no le garantiza un futuro prometedor, independientemente de  si sus dirigentes pueden participar en las próximas elecciones.

 

El periodista Kyriakos Velopóulos, que fundó y lidera Solución Griega (foto de E. M. en elmundo.es).

¿Qué lecciones podemos extraer del caso griego?

Del caso griego hemos aprendido que un factor del éxito de formaciones de extrema derecha es su unidad. En el presente, la derecha radical en Grecia parece tan fragmentada en el escenario político como lo fue en España antes de la aparición de Vox. Lo que queda de Amanecer Dorado va a tener que competir no solo con el nuevo partido de extrema derecha que entró en el parlamento, Elliniki Lisi, sino también con los partidos de sus exmiembros. Sin contar con la perdida de todos los privilegios y de la financiación que recibía al estar en el parlamento.

En este sentido, podemos decir que nos  acercamos al fin de la segunda época de Amanecer Dorado, la época que salió de la marginalidad política y se popularizó a través del camino electoral. Sin embargo, no podemos decir lo mismo de las ideas que promueve. No hay que olvidar que la formación cuenta con una presencia de 40 años en la vida política griega y su influencia no puede desaparecer tan rápido. El ultranacionalismo, el nativismo, la violencia, el sexismo, el racismo, el antisemitismo, las teorías de conspiración continuarán existiendo en la sociedad griega y tarde o temprano encontrarán su expresión electoral.

Esa tendencia va mano a mano con el auge de la derecha radical populista en Europa y en el mundo. Y según la profesora de ciencias políticas Daphne Halikiopoulou, si Grecia no sale de la lógica polarizada que define su vida política entre la derecha y la izquierda, nuevos “Amaneceres” pueden surgir en cuando empiece la próxima crisis.


ENTREVISTA A SOFÍA TIPALDOU SOBRE AMANECER DORADO (I): «ESTE PARTIDO CONSTRUYÓ UN EJÉRCITO SECRETO QUE EN 2013 SE ESTIMÓ QUE TENÍA UNOS 3.000 INTEGRANTES»

noviembre 21, 2020

SOFÍA TIPALDOU ES UNA POLITÓLOGA GRIEGA CON UN CONOCIMIENTO SOLVENTE DE LA ULTRADERECHA RUSA Y HELENA, así como de otros países europeos.

Ha centrado sus intereses académicos en el nacionalismo y la derecha extremista de la Unión Europea y los países postcomunistas en sentido amplio. Se doctoró en 2015 con el estudio Russia’s nationalist-patriotic opposition: the shifting politics of right-wing contention in post-communist transition. Ha publicado varios trabajos en esta línea y actualmente es becaria de investigación Marie Skłodowska Curie en la Universidad de Manchester con un proyecto de investigación sobre el impacto del nacionalismo ruso en la política exterior de Rusia.

La hemos entrevistado para abordar un tema que consideramos relevante para nuestro blog y sus seguidores: la trayectoria del partido Amanecer Dorado, del que nos hemos ocupado en varias ocasiones en este blog. Tras su condena judicial consideramos necesario presentar una visión amplia de su trayectoria. Con tal fin, Tipaldou nos ha trazado la evolución de esta organización que publicamos en dos entregas de lectura obligada para quien desee conocerla desde sus orígenes hasta hoy.

Agradecemos a esta reputada politóloga que haya contestado a nuestras preguntas con detalle.

Manifestación de Amanecer Dorado en 2015 (fuente Wikipedia).

¿Cuál es el origen de Amanecer Dorado?

Amanecer Dorado empezó como un pequeño grupo de nostálgicos de Nazismo en los principios de los años ochenta, liderado por Nikolaos Mijaloliakos y Christos Pappas. La trajectoria política de Mijaloliakos empezó en el Partido del 4 de Agosto(K4A), cuyo nombre conmemora el comienzo del régimen militar de Ioannis Metaxas (1936-1941). K4A fue fundado por el padre de radicalismo de derechas griego, el abogado Konstantinos Plevris, un autodeclarado ardiente admirador de Hitler y defensor de la dictadura griega de Georgios Papadopoulos (1967-1974). Plevris fue también defensor del alto cargo de Amanecer Dorado, Ioannis Lagos, en el juicio que empezó en abril de 2015. K4A se disolvió en 1977, pero su influencia permanece. En 1980, Mijaloliakos junto con un grupo de personas immersos en el ámbito de K4A, publicaron un periódico llamado Amanecer Dorado: Publicación periódica Nacional-Socialista.

Hasta el 1984, el grupo de Mijaloliakos diseminaba propaganda nazi. En aquel entonces, en exdictador Papadopoulos nombró desde la cárcel a Mijaloliakos como líder de las juventudes de su partido Unión Política Nacional (EPEN). Mijaloliakos conoció a Papadopoulos mientras estaba encarcelado por su participación en una serie de ataques con bombas contra sedes comunistas e izquierdistas, como la del partido comunista griego, las redacciones de los periódicos Anti e Avgi y cines que proyectaban películas soviéticas. Christos Pappas, el número dos de Amanecer Dorado, también tuvo conexiones con Papadopoulos a través de su padre, colaborador intimo del dictador y miembro del llamado comité revolucionario de la dictadura. Mijaloliakos aceptó el liderazgo de las juventudes de EPEN, pero dimitió a cabo de unos meses para enfocar su propia organización: Amanecer Dorado. 

¿Es un partido neonazi o ha experimentado cambios importantes?

La ideología del grupo inicial de Mijaloliakos fue sin duda neo-nazi. El periódico de Amanecer Dorado elogiaba el nacionalsocialismo. Por ejemplo, publicaba portadas de Adolf Hitler y dealtos cargos del partido Nacional Socialista Obrero Alemán (NSDAP) y estaba adornado con simbología nazi, como la esvástica y el águila imperial germana. En el periódico también figuraban fotografías de colaboradores griegos con el régimen nazi, como el primer ministro griego impuesto por las potencias de Eje en 1941, Georgios Tsolakoglou. Amanecer Dorado también publicaba libros que promovían el nacionalsocialismo, como una traducción del discurso de Hitler en Sportpalast de Berlín en 1942. El siguiente párrafo, publicado en un artículo en 5 de mayo de 1981, no deja dudas sobre la orientación ideológica de grupo Amanecer Dorado: 

Somos paganos…porque somos griegos, porque es imposible para nosotros de aceptar otros valores de las cuales surgen del milagro del espíritu griego. Somos nazis, si este término no os molesta (a nosotros nos molesta), porque en el milagro de la Revolución alemana de 1933 vimos la Voluntad que salvará a la humanidad de la podredumbre judía… Somos anarquistas porque somos intransigentes y fanáticos…y lo seremos hasta el momento que el amanecer del Poder Nacional-Socialista dominará… Somos extremistas porque aprendimos de amar y odiar sin medida, profundamente y eternamente [traducción propia del original].  

En 1987 la organización redactó su “Estatuto Secreto”, un documento confidencial que describe en detalle sus principios, estructura organizativa y sus objetivos. Uno de ellos fue revelar a la sociedad griega “el carácter verdadero del modo de vida nacional socialista”  con su periódico. El grupo también declaró su fieldad al líder y su fe en “el único principio que es indestructible de la decadencia de nuestros tiempos, el Principio de Lider”. Otro documento, el ‘Codigo Interno’, estableció el saludo romano (similar a saludo nazi), el cual practicaban sus miembros y altos cargos con frecuencia, como vimos en varias fotos y videos.  A la vez, muchos miembros de Amanecer Dorado tienen tatuados símbolos nazis, como sus exparlamentarios Ilias Kasidiaris, que tiene una esvástica en su brazo, y Panagiotis Iliopoulos, que tiene el saludo nazi “Sieg Heil”.

Fue en 1998 en cuando Amanecer Dorado inició los ataques contra sus oponentes ideológicos, como Aleksis Kalofolias, del grupo musical Last Drive. El caso con más repercusión mediática fue el ataque ese mismo año contra Dimitris Kousouris, Ilias Fotiadis e Ioannis Karampatsolis, tres estudiantes activos de la Unión Nacional de Estudiantes Griegos (EFEE). En aquel ataque, los agresores dejaron a golpear a Kousouris solo cuando le dieron por muerto. El encargado del ataque fue Antonis Androutsopoulos, Periandros, el secuaz de Mijaloliakos de aquel entonces. Periandros se fugó y permaneció desaparecido hasta el 2005, cuando se entregó a la policía. Fue condenado por intento de homicidio contra Kousouris y lesiones a los otros dos estudiantes. Poco después Periandros dejó Amanecer Dorado y acusó a Mijaloliakos de haberle traicionado y haber negado su relación con él en el juicio por las agresiones.

Amanecer Dorado con el tiempo construyó un ejército secreto. En 2013 –cuando fue detenida la cúpula del partido- se estimó que tenía alrededor de 3.000 integrantes. Estos efectuaron entrenamiento secreto militar y poseían armas de varios tipos, como ametralladoras, granadas, escopetas, pistolas paralizantes y nudilleras de metal. El partido también tuvo grupos de asalto que funcionaban como guerrillas urbanas y que utilizó en ocasiones especiales. Por ejemplo, cuando quiso vengarse de ataques de extranjeros contra griegos o quiso castigar a sus propios miembros por no cumplir con las reglas. 

Meandro griego, logotipo de Amanecer Dorado.

Todo esto bosqueja una organización claramente neo-nazi. No obstante, Amanecer Dorado experimentó un cambio fundamental en los principios de los noventa, cuando sus lideres decidieron entrar en el ámbito político general. Sin abandonar su ideología nacionalsocialista, la organización moderó su discurso y adoptó la religión mayoritaria en Grecia, el Cristianismo Ortodoxo. Todas las referencias al nacionalsocialismo y el paganismo se abandonaron por completo. Este cambio fue cosmético, pues Amanecer Dorado siguió teniendo una retórica antisistema, antisemita y anticomunista. En su manifiesto de 1997 el termino “nacionalsocialismo” es reemplazado por el de “nacionalismo”. Sin embargo, su periódico siguió dedicando portadas a Hitler y a Rudolf Hess.

El partido tampoco dejo de tener contacto con otros grupos de extrema derecha del extranjero, como el chipriota Frente Popular Nacional (ELAM),  el Partido Nacional Británico (BNP),  el Partido Nacional Democrático Alemán (NDP), el ruso Movimiento Contra la Inmigración Ilegal (DPNI) y con grupos neonazis como el prohibido Red Libre Sur (Freies Netz Süd). En cuanto a España, activistas ultras de Plataforma per Catalunya (PxC) y Casal Tramuntana estaban en contacto con sus compañeros de Amanecer Dorado y aprendían de ellos. La influencia de Amanecer Dorado fue tan grande, que Casal Tramuntana y España 2000 copiaron el estilo característico de Amanecer Dorado de camisetas negras.   

¿Cuáles fueron los factores de su éxito y su decadencia?

A pesar de existir desde los años ochenta, Amanecer Dorado logró entrar en el ámbito político general en 2010, después de haber moderado su retórica. Su primer éxito electoral fue la elección de su líder, Mijaloliakos, como concejal de Atenas con 10.222 votos. Dos años més tarde, Amanecer Dorado logró entrar en el parlamento griego con 7% del voto, lo que le valió 21 escaños. Se transformó así en el primer partido neonazi que ganó representación parlamentaria en uno de los países de Europa Occidental después de la Segunda Guerra Mundial.  Este ingreso de Amanecer Dorado en el parlamento se debe a una combinación de muchos factores. Aquí expondré cuatro que, en mi opinión, fueron decisivos.

El primero fue la crisis política que conllevó la crisis económica que empezó en 2008. En 2010, el gobierno griego introdujo una serie de medidas de austeridad a cambio de préstamos del Banco Central Europeo y del Fondo Monetario Internacional. Estas medidas afectaron más a las clases medio-bajas, con un incremento de las cargas fiscales hasta el 337%, mientras en las clases altas se incrementaron solo en un 9%. No es de extrañar que dicha desigualdad causara un malestar generalizado hacia los gobernantes y cultivase la desconfianza hacia el Estado.

Además, para asegurar que Grecia cumpliera sus obligaciones fiscales, se formó un gobierno transitorio en noviembre de 2011, con la participación del partido PASOK que estaba gobernando desde 2009 (centro izquierda) y de los partidos de la oposición Nueva Democracia (centro derecha) y Alarma Popular Ortodoxa (LAOS) (derecha radical populista). El economista Lukas Papademou fue apuntado nuevo primer ministro. El cambio de gobierno sin elecciones propias ha sido criticado como antidémocratico tanto por muchos medios de comunicación nacionales e internacionales, como por el pueblo griego, que no cesó de salir en las calles durante este periodo.

El acto más dramático que tuvo lugar un mes antes de las elecciones de 2012 fue el suicidio del pensionista Dimitri Chrystoula en medio de la plaza central de Atenas de Syntagma como protesta de las consecuencias de la crisis de deuda. Todo aquello contribuyó a la erosión de las instituciones políticas griegas, de los líderes políticos y del sistema de partidos en su conjunto, que junto con la pérdida de importancia de la participación política, han sembrado las semillas de un cambio fundamental en la vida política griega.

Caricatura que muestra a la crisis yresucitando al nazifascismo en Grecia (dibujo de Carlos Latuff, 2012).

Las elecciones de 2012 sellaron la intención de la sociedad griega a castigar los dos partidos grandes. El partido de centro-izquierda PASOK perdió el 30.7% de votos de las elecciones de 2009 y el partido de centro-derecha Nueva Democracia el 14.6%. Amanecer Dorado entró en el parlamento griego con 21 escaños (6,9% del voto), desplazando el LAOS. También entraron en el parlamento griego dos nuevos partidos, el partido de Izquierda Democrática (DIMAR) y el partido nacionalista y xenófobo Griegos Independientes (ANEL), subiendo el número total de partidos de cinco a siete. Según los asientos atribuidos, no fue posible la formación de gobierno y las elecciones se repitieron en junio de 2012. Amanecer Dorado perdió un pequeño porcentaje del voto (0,05%), pero logró 18 escaños.

El segundo factor que contribuyó al auge electoral de Amanecer Dorado fue la erosión del partido de extrema derecha LAOS. El líder de LAOS, Georgios Karatzaferis, viene del partido de centro-derecha Nueva Democracia, que dejó para formar un partido mas extremo. LAOS entró en el parlamento en 2007 con 10 escaños y en 2012 ganó 15 escaños. Sin duda, la popularidad de LAOS se debía a la figura populista de su líder. Este cultivó un discurso antisistema, vociferando en contra de las políticas de austeridad y contra de inmigración. Pero la participación de LAOS en el tripartito del gobierno transitorio de Papadimos en 2011 y su apoyo de las medidas de austeridad impopulares le costó sus escaños. Nunca más logró entrar en el parlamento griego.  

Al mismo tiempo, Nueva Democracia acudió a las elecciones de 2012 liderada por Antonis Samaras, el cual pertenece al sector más conservador de su partido. En un intento de capturar el voto ultraconservador, Samaras introdujo un discurso xenófobo y racista, incriminando a los inmigrantes, llamándoles “ilegales”, “tiranos de la sociedad” que han llenado las escuelas infantiles “y los griegos no pueden entrar”. Esta abertura hacia el electorado nacionalista resulto contraproducente. Por un lado Nueva Democracia ganó las elecciones, pero por otro introdujo la xenofobia en el discurso público, normalizándola. Este fue el tercer factor que abrió el camino para la entrada al parlamento de Amanecer Dorado que dominaba el discurso xenófobo y anti-inmigratorio, manteniendo al mismo tiempo un perfil antisistema. Pero también fue más allá: de 10 a 13 de mayo de 2011 Amanecer Dorado organizó un pogromo contra gente de color en el centro de Atenas. Esta fue su respuesta al asesinato de un griego por extranjeros en un robo. El pogromo dejó atrás una persona muerta, cien heridos lleve y veinte heridos graves en hospitales. 

Nikolaos Mijaloliakos, líder de AD (foto de AFP-Louisa Gouliamaki en El Periódico).

El cuarto factor que facilitó la entrada de Amanecer Dorado en el parlamento son los medios de comunicación griegos. El discurso político populista y machista vende más que el discurso sobrio y moderado (como el fenómeno Donald Trump espectacularmente comprobó). Los medios de comunicación griegos, priorizando la audiencia, estaban sobre-proyectando los representantes de Amanecer Dorado. Por ejemplo, en programas matinales de entretenimiento invitaban al portavoz de Amanecer Dorado, el joven y musculoso Ilias Kasidiaris, popularizando su vida y cultivando una imagen de este como si fuera el vecino de al lado. Además, periodistas de baja calidad profesional (como Giorgos Tragkas y Nikolas Bogdanos) no fueron capaces de cuestionar la ideología nacional-socialista de los representantes de Amanecer Dorado que invitaban a sus programas de televisión, ni a denunciar la discrepancia de nacionalsocialismo con la democracia. Todo eso tuvo un papel importante en presentar Amanecer Dorado como un partido cualquiera -en vez del partido antidemocrático que fue en la realidad- y contribuyó a su auge electoral.

¿Cómo actuó la formación en el parlamento?

Una vez en del parlamento, Amanecer Dorado entró en una nueva etapa, gracias no solo a la amplia cobertura que le ofrecían los medios de comunicación, sino también  a las subvenciones estatales para los partidos. Amanecer Dorado introdujo una serie de “políticas sociales” que han sido ejemplos a seguir para otros movimientos de extrema derecha en Europa. Por ejemplo, introdujo la repartición de comida “solo para Griegos” en una plaza central de Atenas, donde repartían bolsas de comida a toda la gente que les enseñaba su carné de identidad griego. Muchos miembros del comité parlamentaria de Amanecer Dorado estaban allí para hablar a las cámaras sobre como están gastando sus sueldos de miembros de parlamento para el bien de los griegos. También aseguraban que no les importaba la preferencia política de la gente que recogía la comida ni si habían votado para ellos. Mas adelante Amanecer Dorado hizo recogidas de sangre “solo para Griegos”, a pesar de que los médicos repetían que la sangre donada se da a cada ser humano que la necesita. Asimismo, Amanecer Dorado promovió su frente de juventud y los grupos de mujeres;  amplió su obra de caridad en sitios como orfanatos y amplió sus estrategias de reclutamiento en escuelas, gimnasios, campos de futbol, conciertos y colonias de verano.

Reportaje de Euronews (7/X/2020).

Al mismo tiempo, el gobierno de coalición que formó Nueva Democracia (con el PASOK y DIMAR) después de las elecciones del junio de 2012 introdujo políticas controvertidas. Por ejemplo, en agosto de 2012 dicho gobierno lanzó la operación Xenios Zeus que terminó con la detención de mas de 80.000 extranjeros y el confinamiento de mas de cinco mil en centros de detención. Otras operaciones similares siguieron, como la Tetis dirigida a drogadictos. La guardia costera empezó a remolcar hacia Turquía barcos que llegaban llenos de extranjeros, mientras el Estado comenzó a presionar periodistas independientes y al movimiento anti-fascista. Tengo que mencionar también la penetración de Amanecer Dorado en la policía, las fuerzas armadas, la Iglesia Ortodoxa y las instituciones judiciales que se consideran grandes nodos del anticomunismo y han sido los bastiones tradicionales del nacionalismo del Estado.

Después de la entrada de Amanecer Dorado en el parlamento, los ataques físicos perpetuados de sus miembros contra inmigrantes, antifascistas y gente de izquierda se multiplicaron. De los numerosos ataques, destacan por su brutalidad el ataque contra unos pescadores Egipcios en su residencia en Perama en 2012; el asesinato de paquistani Sahzat Luqman mientras se iba a su trabajo en 2013; y la agresión ese mismo año a miembros del Partido Comunista de Grecia y de sindicalistas de la Frente de Lucha de Trabajadores (PAME). Parece que Amanecer Dorado aprovechó la demora en aprobarse la ley contra el racismo y la xenofobia (aprobada el 2014), mientras el aparato estatal (sobre todo sectores del cuerpo policial) parecía positivamente predispuesto a Amanecer Dorado. Como muestran las entrevistas a extranjeros de ONGs internacionales asaltados por miembros de Amanecer Dorado, la policía no solo no les dejaba denunciar el ataque, sino que también les amenazaba con detenciones por no tener permiso de residencia en Grecia.

¿Cuando empezó el declive del partido?

El momento que contuvo el auge de Amanecer Dorado fue el asesinato de músico antifascista Pavlos Fyssas en septiembre de 2013 en manos de un miembro destacado de Amanecer Dorado, Georgios Roupakias. Este homicidio desencadenó una ola masiva de arrestos contra diputados y miembros del partido, incluyendo al líder. Pese a ello, Amanecer Dorado convenció a los votantes de que constituía el único representante del nacionalismo antisistema en Grecia. En las elecciones municipales de 2014 su portavoz Ilias Kasidiaris fue el cuarto candidato más votado en Atenas con 16,1% de los votos, mientras en las elecciones europeas de ese año Amanecer Dorado sacó un alarmante 9.38%.

En las elecciones generales de enero de 2015, con el líder Mijaloliakos interviniendo en los mítines por teléfono desde la cárcel, Amanecer Dorado fue la tercera fuerza. Su porcentaje electoral bajó un 0.64%: obtuvo el 6.2%, que se tradujo en 17 escaños. En las elecciones anticipadas de septiembre de 2015, Amanecer Dorado obtuvo un 6.9% y logro tener 18 diputados. Las elecciones de 2015 confirmaron la existencia de una base electoral sólida de derechas que estaba dispuesta a cerrar los ojos a los crímenes de Amanecer Dorado. Pero, a pesar de haberse establecido como tercera fuerza, sus votantes disminuyeron: los 440.966 de las elecciones de mayo de 2012 pasaron a 379.722. 

Esa fue la última vez que Amanecer Dorado consiguió representantes en el parlamento. Mientras se desarrollaba el juicio contra el partido salieron a la luz muchos documentos que revelaron la verdadera cara de la organización. Además, muchos miembros y algunos altos cargos, asustados por el castigo penal, testificaron voluntariamente contra la organización. Las instituciones estatales se distanciaron del partido bajo el gobierno de SYRIZA y los medios de comunicación empezaron a referirse a Amanecer Dorado como una organización neonazi. Todo ello impactó en la opinión pública.

Reportaje de Euronews sobre la condena de Amanecer Dorado (7/X/2020).

Entonces Grecia salía de la crisis económica y paso de ser el niño malo a convertirse en el caso más exitoso de Europa. En este nuevo contexto, el atractivo de una pandilla de “nacionalistas” con pasado oscuro, escenificaciones inspiradas del partido de Hitler con antorchas y vestidos uniformes (como la conmemoración de la batalla de Termópilas) y glorificación de la violencia disminuyó. Sin embargo, en las elecciones europeas de 2019 Amanecer Dorado obtuvo el 4.8% del voto y un escaño. Pero en las elecciones generales de ese mismo año (que ganó Nueva Democracia con amplia mayoría) ya no logró ningún escaño. En su lugar apareció un nuevo partido ultraconservador nacionalista, Solución Griega (Elliniki Lisi), liderado por Kiriakos Velopoulos. Antes de crear su propio partido, Velopoulos era parlamentario de LAOS y en 2012 ingresó en Nueva Democracia.

_______________________________

Segunda entrega: «El juicio a Amanecer Dorado planteó la pregunta  de si un partido electo puede ser una organización criminal».


LA INFLUENCIA DESCONOCIDA DE ARGELIA EN LA VIOLENCIA POLÍTICA DE LA TRANSICIÓN ESPAÑOLA (1975-1982): EL 23-F de 1981; EL SÁHARA Y EL MPAIAC; ETA Y EL BVE

noviembre 7, 2020

Recepción de autoridades españolas en el aeropuerto de El Aaiún (fondo de Antonio Bustamante, imagen de Publico.es).

¿CÓMO INFLUYÓ ARGELIA EN LA TRANSICIÓN ESPAÑOLA? Aunque pueda sorprender al lector, Argelia influyó de modo relevante en la violencia política de la Transición española por diferentes vías. Hemos publicado un artículo que lo analiza con detalle a partir de una amplia revisión bibliográfica. A continuación publicamos su abstract en castellano e inglés, que describe los àmbitos del citado influjo argelino, y un enlace para descargar el PDF del estudio.

Resumen

Este artículo analiza la influencia de la guerra de independencia de Argelia (1954-1962) y de la Argelia independiente en tres ámbitos de la violencia política de la transición española. En primer lugar, muestra cómo el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 [23-F] se inspiró en el que tuvo lugar en Argelia en 1958. En segundo lugar, examina el apoyo de Argelia al nacionalismo saharaui y canario. En tercer lugar estudia cómo la guerra de Argelia fue un referente de ETA y de integrantes de comandos contra ETA. El objetivo del trabajo es mostrar la doble importancia de Argelia en los temas expuestos (como referente y actor político).

Palabras clave

Violencia política, España, Argelia, ETA, 23-F, Islas Canarias, MPAIAC.

 *****

Title

«The influence of Algeria in the political violence of the Spanish Transition (1975-1982)»

Abstract

This article analyzes the influence of the Algerian independence war (1954-1962) and the influence of the newly independent Algeria in three areas associated with the political violence of the Spanish transition. First, it shows how the coup d’état of February 23, 1981 [23-F] was inspired by a similar coup d’etat that took place in Algeria in 1958. Second, it examines the relevance of Algeria’s support for Saharawi and Canarian nationalism. Third, it studies how the Algerian war was a reference for ETA and also for members of the commands against ETA. The objective of this work is to show the double significance of Algeria both as a benchmark and political actor.

Key Words

Political Violence, Spain Transition, Algeria, ETA, 23-F, MPAIAC.

Referencia

Xavier Casals Meseguer, «La influencia de Argelia en la violencia política de la Transición española (1975–1982)», Dictatorships & Democracies (D&D), 8 (2020), pp. 213-240.

Enlace

Para dscargar el artículo en PDF clicar aquí 


ENTREVISTA A XAVIER PEYTIBI Y SERGIO PÉREZ-DIAÑEZ: «LA ALT-RIGHT ES UN MOVIMIENTO ASOCIADO A UNA COMUNICACIÓN REACCIONARIA JUVENIL ONLINE»

septiembre 4, 2020

 

Xavier Peytibi (izquierda) y Sergio Pérez-Diáñez (derecha).

 

¿QUÉ ES LA ALT-RIGHT? Desde la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2016 la mención a esta extrema derecha estadounidense ha sido frecuente en los medios de comunicación. Ahora que nos acercamos de nuevo a los comicios, un ensayo reciente explica qué es la alt right y cuáles son sus técnicas de comunicación: Cómo comunica la alt-right. De la rana Pepe al virus chino.

Sus autores son Xavier Peytibi y Sergio Pérez-Diáñez. Peytibi es politólogo especializado en relaciones internacionales y consultor de comunicación política y pública en Ideograma, desde donde trabaja para diez países en comunicación de gobierno, campañas electorales y comunicación estratégica. Es profesor en diversos  másters de su especialidad (@xpeytibi). Pérez-Diáñez es igualmente politólogo y consultor de comunicación política y asesora a partidos en elecciones. Ha investigado sobre la influencia de Steve Bannon en el discurso electoral de Trump (@spdianez).

Dado que consideramos de gran interés el ensayo de interés para nuestros lectores y lectoras, les hemos hecho esta entrevista. Les agradecemos que hayan accedido a contestar nuestras preguntas por correo electrónico.

¿Qué es la alt-right?

La alt-right constituye un movimiento político complejo, influenciado por la ideología aislacionista del paleoconservadurismo (1930-40) y la Nueva Derecha europea. Esta última la generaron intelectuales de extrema derecha que incorporaron elementos de la izquierda para la actualización de la ideología fascista.

Actualmente, se trata de un movimiento asociado a una comunicación reaccionaria online (de la que dependen para organizarse y difundir sus ideas) y protagonizada por jóvenes con un fuerte sentimiento anti-establishment y que se centran en la cultura, las políticas anti-globalización y la preservación de la raza blanca y la civilización occidental.

¿Podemos incluir en ella a Trump o partidos de ultraderecha?

La alt-right ha podido contemplar cómo Trump ha citado la inmigración como problema, que ha usado un lenguaje que no tiene en cuenta lo que era políticamente correcto, desplegando una serie de mensajes con los que quienes engrosan las filas del movimiento trumpista podían sentirse reflejadas.

Además, la elección de Steve Bannon como jefe de campaña de Trump y posterior estratega jefe en la Casa Blanca se produjo en vistas a lograr el apoyo de personas identificadas con la alt-right, que también servían de ejército de activistas en la red para disparar artillería en forma de memes contra los adversarios políticos de Trump.

No obstante, Trump no es ningún líder de la alt-right, sino que ofrece una ventana de oportunidad al movimiento mediante la cual sus mensajes han pasado de las sombras de Internet a obtener notoriedad pública. Aunque no han empleado jamás ninguna palabra habitual en la retórica de la ultraderecha,  sí que han realizado algunos guiños a este espectro. Lo han hecho mediante los llamados mensajes dog-whistle («silbato para perros»), que activan a un target minoritario y pasan desapercibidos para la gran mayoría de la población.

Hay que tener en cuenta, además, que la alt-right no ha podido convertirse en partido político en Estados Unidos, como ha podido hacer la ultraderecha en otros países. Ello ha favorecido su apoyo a Trump al buscar visibilidad. En este sentido, pese a que Trump no sea de la alt-right, sí se ha aprovechado de ella.

¿Cuáles serían sus figuras más relevantes?

En el plano intelectual, destaca la figura de Richard Spencer, fundador del think tank ultra nacionalista National Policy Institute, con sede en Whitefish, a quien se le atribuye haber acuñado el término “alt-right” por primera vez. Generalmente, Spencer es catalogado como una de las voces más influyentes del nacionalismo blanco, si bien él se ha definido a sí mismo como paleoconservador antes de “inventar” la alt-right.

En el plano de la comunicación política y los medios de comunicación, destacan las figuras de Milo Yiannopoulos, quien cuenta en su haber con el mérito de haber elaborado una suerte de manifiesto para entender el movimiento frente a los ataques de lo que él definiría como los medios de comunicación “mainstream” al servicio del establishment, y, sobre todo, Bannon. Un empresario de medios de comunicación que ha dirigido documentales de derechas, fundado un think tank para investigar los escándalos de presunta corrupción del matrimonio Clinton y, sobre todo, haber convertido Breitbart News en el medio de comunicación por excelencia de la alt-right y fuente autorizada para Trump en su carrera por la Presidencia.

¿Qué singulariza la comunicación de la alt right? 

En nuestro libro exponemos que los principales elementos de la comunicación de la alt-right son el antagonismo (siempre hay un enemigo al que culpar de todos los males, como las élites, el feminismo o el islam); el patriotismo (ellos son el pueblo que defiende al país frente a los ataques externos o internos); un lenguaje con mensajes sencillos y que generan emociones; la incorrección como forma de ganar más visibilidad en redes y fuera de ellas; el uso del humor como forma de excusar sus ataques; una comunidad donde comparten sus ideas, contenidos innovadores y visuales como los memes; la victimización a cuenta de sus ideas; el uso de medios propios para difundir sus teorías; y el manejo de temas como el nacionalismo exacerbado, el supremacismo blanco o la necesidad de volver al orden.

¿Qué papel tienen las redes sociales en su actuación?

Las redes sociales son un elemento fundamental de la alt-right, ya que la posiciona a la vanguardia de los movimientos políticos actuales y explica dónde radica la mayor parte de su éxito. Fue a partir del episodio del Gamergate en 2014, basado en el ciberacoso troll a las creadoras de videojuegos que habían denunciado el machismo de la industria, cuando la alt-right empezó a muscularse en Internet.

Es en la red donde se libra la guerra cultural de la alt-right contra la hegemonía de la izquierda, rechazando la corrección política y los mensajes feministas de Internet, utilizando especialmente los memes como armas la humillación de los adversarios políticos y alcanzar la viralidad de sus mensajes. Estos memes, apegados a la cultura pop de los millennials, permiten llegar, a partir del humor o de lo políticamente correcto, a nuevos nichos.

Además, muchos otros memes sirven también de guiño simbólico a la comunidad, como por ejemplo Pepe the Frog, una rana dibujada con el programa MS Paint que, a partir de 2014, se convirtió en un “icono multiuso” de la alt-right. Sólo los miembros de la comunidad entienden perfectamente qué significa, y se convierte en argot propio, y algo que sienten como suyo, y que realimenta su ideología, su burbuja, a la vez que refuerza sus creencias.

 

Trump mimetizado como Pepe the Frog (www.lasexta.com).

¿Por qué son importantes los «frames» de la alt right?

 Los frames son una herramienta de comunicación política que permiten construir metáforas que puedan influir en el «inconsciente cognitivo», tal como indicaba George Lakoff. Se trata de destacar determinados elementos de la realidad para hacerlos más sobresalientes de cara a la opinión pública y enarbolar una visión del mundo que el receptor del mensaje pueda asumir e interiorizar.

En este sentido, y pese a sostener postulados que, a priori, no son compartidos por buena parte de la población más “moderada”, la alt-right ha logrado viralizar buena parte de sus mensajes gracias a una gran capacidad de framing. De este modo, ha colocado algunos marcos mentales en la palestra pública, como el insulto “cuckservatives” para referirse durante las primarias a los republicanos tradicionales que eran adversarios de Trump o que han actuado con pasividad ante el problema de la inmigración ilegal. Actualmente han difundido la expresión “virus chino” para enmarcar la pandemia de la Covid-19 en un contexto de guerra fría con China y teorías de la conspiración que implican a personajes tan diversos como George Soros o Bill Gates.

¿Ha tenido repercusión este movimiento en España?

La alt-right está presente en España a través de las redes sociales, si bien no es un movimiento tan musculado como sucede en otros países como EE.UU., Francia o Italia. Aquí, no tiene grandes comunicadores ni figuras intelectuales relevantes, y desde luego no está vinculada con ningún partido concreto. Ni siquiera con Vox, por mucho que se insista en ello. En España, podemos afirmar que la alt-right aún está en estado embrionario, si bien tiene espacios de crecimiento en redes sociales como YouTube, Twitter o Tik Tok.


¿VUELVE EL FASCISMO? ¿LA ULTRADERECHA ACTUAL REFLEJA EL RETORNO DEL FASCISMO? DOS HISTORIADORES EXPERTOS EXPERTOS EN EL TEMA ANALIZAN LA CUESTIÓN*

junio 18, 2020

 

Los historiadores Emilio Gentile (izq.) y Enzo Traverso (der.).

DONALD TRUMP, MATTEO SALVINI, MARINE LE PEN, NIGEL FARAGE… ¿VUELVE AL FASCISMO? Esta es una pregunta habitual en los medios de comunicación y foros ante el ascenso de la extrema derecha. Ahora disponemos de dos textos breves solventes y legibles, redactados en forma de entrevista que abordan la cuestión.

Ambos reflejan las tesis de dos reputados historiadores italianos de dilatado currículum y sólida reputación: Emilio Gentile (nacido en Bojano en 1946), en Quién es fascista (2019), y Enzo Traverso (nacido en Gavi en 1957),  en Las nuevas caras de la derecha (2018), del que existe versión en catalán, Els nous rostres del feixisme.

Del fascismo al postfascismo: ¿Qué ha cambiado?

¿Es posfascista la ultraderecha actual? Traverso plantea esta y otras cuestiones en una entrevista con el antropólogo Régis Meyran de 110 páginas con 87 notas. Es un diálogo con referencias numerosas a estudios, hechos y debates, y con unas respuestas llenas de matices. Todo ello le otorga complejidad sin limitar la comprensión.

Ahora bien, como la obra fue publicada en francés el 2017, la conversación pone el foco en Francia, a veces tiene referencias que el lector o lectora puede desconocer (como sucede aludir al Partido de los Indígenas de la República o al Comité Invisible). Pese a ello, los análisis perspicaces de Traverso compensan el esfuerzo.

El historiador prefiere el término «postfascismo» para aludir a la ultraderecha actual ante los de derecha populista o el de «nacional-populismo». Con él designa «un estado inestable, expresión de una transición inacabada entre un fascismo superado -pero que no deja de ser la matriz de su movimiento- y una derecha nacionalista que no siempre aparece como legítima y respetable en una democracia liberal». Es, pues, «un fenómeno transitorio, en mutación, que no ha cristalizado», desvinculado del neofascismo. Este término, de hecho, sería un oxímoron: no designa algo nuevo, sino “residual» en querer «prolongar y regenerar el viejo fascismo».

«El fascismo ha muerto definitivamente»

Muy distinto es el punto de vista de Gentile, opuesto a la pretendida existencia de un fascismo que ha pervivido hasta el presente, como se plantea de forma habitual. Es rotundo al respecto: «El fascismo ha muerto definitivamente, pues nadie hoy -ni siquiera los neofascistas- quiere restaurar el régimen que fue derribado por la victoria irreversibles de las fuerzas antifascistas, unidas para restituir al pubelo italiano la libertady la soberanía».

Discípulo del célebre historiador Renzo de Felize, este investigador ha escrito una breve ensayo en forma de entrevista, pues esta no refleja un diálogo real. Ello obedece a que el autor ha organizado su argumentación a lo largo de 220 páginas de reducido tamaño a partir de una secuencia de preguntas que le han formulado a lo largo de su carrera y que aún se repiten. Este formato tiene la virtud de poder plantear numerosas cuestiones habituales en foros y medios de comunicación con respuestas sintéticas.

Al desarrollar sus tesis, Gentile insiste en acotar el fascismo a su época, evitando las simplificaciones que insisten en la existencia de un «fascismo eterno» o de su permanente retorno. Al hacerlo aporta explicaciones ilustradas con hechos y episodios históricos que le confieren solidez.

En este sentido, analiza muchas cuestiones interesantes, como las relaciones entre la Resistencia y el antifascismo o la actitud del comunismo italiano ante el fascismo. Esta última fue compleja y en 1934, tras llegar Hitler al poder el año anterior y consolidarse el régimen de Mussolini, pasó de identificar a los socialistas como «socialfascistas» a buscar la colaboración con estos y con el resto de formaciones antifascistas.

Miembros de Casa Pound en Roma con máscaras con los colores de la bandera italiana (foto: Reuters).

Dos visiones divergentes y sugerentes

En suma, estamos ante dos lecturas que se complementan, que coinciden en rechazar algunos lugares comunes del debate público o mediático (como la existencia de un «islamofascismo») y que muestran cómo se pueden argumentar visiones muy distintas sobre la relación entre la ultraderecha actual y el fascismo con solidez, por lo que recomendamos su lectura. En una época en la que se repiten tópicos desde la pobreza de información y la pereza intelectual, estos dos textos breves ofrecen sendas perspectivas inteligentes y documentadas sobre la eventual persistencia del fascismo.

________

* A pretición de lectores del blog volvemos a reeditar esta entrada publicada originalmente en agosto de 2019.

 


EL TRUMPISMO DE VOX, UNA RUPTURA EN LA TRADICIÓN ANTI-ESTADOUNIDENSE DE LA EXTREMA DERECHA ESPAÑOLA

mayo 27, 2020

Vox se ha mostrado partidario de Donald Trump y ha asumido aspectos de su discurso (imagen de elplural.com)

 

VOX HA SUPUESTO UN CAMBIO IMPORTANTE EN LA CULTURA POLÍTICA DE LA ULTRADERECHA ESPAÑOLA AL ALINEARSE CON EL TRUMPISMO. Tal toma de posición supone una ruptura con la cultura política de la extrema derecha española, tradicionalmente anti-estadounidense. Como este aspecto ha pasado desapercibido incluso para sectores  académicos, hemos considerado importante remarcarlo.

Para ello reproducimos esta entrevista que hicimos en 2013 al historiador Daniel Fernández de Miguel al publicar su ensayo El enemigo yanqui. Las raíces conservadoras del antiamericanismo español.  Su contenido cobra hoy renovada actualidad al exponer la larga tradición política de antiamericanismo existente en el seno de la derecha española. Ello permite apreciar cómo la irrupción de Vox ha supuesto una ruptura ideológica en tal sentido.

****

DANIEL FERNÁNDEZ DE MIGUEL: «ANTES DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL EL ANTIAMERICANISMO ESPAÑOL DE DERECHAS Y DE IZQUIERDAS ERAN MUY SIMILARES»

DFDM¿Existe un antiamericanismo de derechas tan intenso como el de izquierdas? Así lo demuestra un estudio más que interesante de Daniel Fernández de Miguel.El autor es doctor en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid, tras ser becado por la Fundación Ramón Areces para realizar una tesis doctoral sobre el antiamericanismo conservador español. En el curso de su investigación, ha realizado estancias en la University of California, San Diego, y en l’École des Hautes Études en Sciences Sociales de París. Ha publicado El enemigo yanqui, además de diversos artículos y colaboraciones sobre la imagen norteamericana en España. En la actualidad trabaja en una fundación privada y colabora con el Departamento de Historia del Pensamiento y de los Movimientos Sociales y Políticos de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid.

Tras leer su obra le hemos planteado una entrevista por correo electrónico que le agradecemos que haya contestado para nuestro blog y reproducimos a continuación.

¿Cuando y por qué cristaliza un antiamericanismo español conservador?

El siglo XIX fue fundamental para que surgiera y se consolidara un antiamericanismo de carácter conservador en España. Las causas son diversas.  En primer lugar, a lo largo de la centuria hubo un constante choque de intereses en el continente americano entre los dirigentes de una España que buscaba a toda costa mantener la influencia sobre sus antiguas colonias, y los gobernantes del coloso anglosajón, que trataban de sumar nuevos territorios y lograr ventajas económicas y comerciales. Pronto se desarrolló en España una corriente de opinión de talante conservador en la que se llamaba a la unión de los pueblos hispanos frente a la amenaza política, cultural, religiosa y económica que representaba el enemigo yanqui.

Por otro lado, comenzaron a extenderse por Europa ciertos tópicos sobre los norteamericanos, a los que se tildaba de vulgares, pueriles y materialistas, un pueblo de mercachifles sin alma. Por último, hay que tener en cuenta que Estados Unidos se erigió como una de las naciones faro de la democracia, el republicanismo y la libertad religiosa, cuyo ejemplo podía ser emulado en otras latitudes, lo que concitaba la enemistad de los sectores más conservadores de las sociedades europeas, en particular de las católicas.

El antiamericanismo español, según su libro, codificó en gran medida una imagen del estadounidense a partir de la novela Babbitt (1922), de Sinclair Lewis. ¿Qué visión ofrecía esta obra que resultó tan atractiva a la derecha española?

El éxito de Babbitt a la hora de ofrecer una determinada imagen del estadounidense no se circunscribió a España, la novela tuvo una excelente acogida en toda Europa durante los años veinte y treinta. La clave de su éxito consistió en ofrecer una visión crítica de la vida del ciudadano medio norteamericano en un momento en el que numerosos intelectuales y creadores de opinión europeos se afanaban por demostrar la vacuidad de un American way of life que comenzaba a fascinar a muchos ciudadanos del viejo continente, hipnotizados por las imágenes que trasladaban las películas de la potente industria cinematográfica estadounidense.

Portada-El-enemigo-yanqui

Portada de El enemigo yanqui.

En la derecha española, tanto en círculos católicos como en falangistas, se utilizó la novela como argumento de autoridad para destacar varios aspectos que deploraban del “carácter” estadounidense: el conformismo, el materialismo ramplón, la hipocresía, el infantilismo, la ignorancia… Además, el hecho de que el personaje central de la novela, George F. Babbitt, perteneciera a una suerte de club rotario, contribuyó aún más a su identificación por parte de la derecha española como epítome de los males de la vida yanqui. No olvidemos que el rotarismo fue anatematizado por la Iglesia española a través de una intensa campaña protagonizada por varios obispos en 1928, cuyo colofón fue una admonición pastoral del arzobispo de Toledo, el Cardenal Pedro Segura, en enero de 1929.

¿En qué aspectos difiere este antiamericanismo de derechas del de izquierdas?

 En las décadas previas a la Segunda Guerra Mundial, el antiamericanismo español de derechas y el de izquierdas guardaban muchas semejanzas. Ambos discursos coincidían en la denuncia del “imperialismo yanqui” sobre la América hispana. Y se criticaba a la sociedad estadounidense basándose en similares imágenes: la obsesión por el dinero, el febril ritmo de vida, la impersonalidad de la sociedad de masas, la insustancialidad de su industria del entretenimiento… En definitiva, lo que más les chocaba de un nuevo estilo de vida, de una modernidad, con la que los españoles de la época todavía no estaban muy familiarizados.

En lo que sí se diferenciaban era en la mayor hostilidad que entre los sectores de la izquierda radical generaba el capitalismo norteamericano y la represión del movimiento obrero. Tras la Segunda Guerra Mundial, sobre todo a partir de los años sesenta, el antiamericanismo de izquierdas se caracterizará por su talante marcadamente político, de denuncia de la política exterior de la gran superpotencia occidental, mientras que en la derecha el antiamericanismo, más minoritario que antes, permanecerá sobre todo ligado a prejuicios culturales, morales y de estilo de vida.

¿Qué importancia tuvo este antiamericanismo bajo el franquismo?

Durante el primer franquismo, hasta finales de los años cuarenta, el discurso antiamericano de derechas gozó de gran predicamento.

Cuando se creía en la victoria del Eje en la Segunda Guerra Mundial, este discurso fue profusamente utilizado, con un grado de virulencia solo alcanzado con anterioridad en el contexto de la Guerra de 1898. Y durante los años del aislamiento, en la segunda mitad de los años cuarenta, falangistas, católicos y militares, con la connivencia de las autoridades, no dudaron en criticar a EEUU y lo que representaba su modelo de vida, en comparación con una España a la que se presentaba como voluntariamente aislada del ajetreado mundo exterior, displicente hacia el nuevo liderazgo norteamericano del bloque occidental, al que se criticaba por su supuesta blandura e inocencia. Los retratos que se hacían entonces de la vida estadounidense en algunas publicaciones falangistas, militares y católicas no tenían desperdicio. La criminalidad, la disolución de la familia, el consumo de drogas, la tensión nerviosa… parecían campar a sus anchas en el país del Tío Sam. Fue entonces cuando más énfasis se puso desde la Iglesia en alertar sobre el peligro de que EEUU utilizara su inmenso poder para difundir el protestantismo por el mundo.

Franco-Eisenhoower

El abrazo de Franco y Eisenhoower en diciembre de 1959 visualizó el giro ideológico del régimen.

A comienzos de los años cincuenta, cuando las vicisitudes de la guerra fría condujeron a la búsqueda de entendimiento entre la Casa Blanca y El Pardo, se produjo un cambio de opinión hacia EEUU en el régimen franquista, ratificado por los acuerdos del 26 de septiembre de 1953 (Convenios1953). A partir de entonces, si bien en privado permaneció un fuerte sustrato antiamericano en algunos sectores del régimen, visibilizado en ocasiones con espectacularidad, como en el famoso artículo de Blas Piñar titulado  “Hipócritas”  publicado en ABCden 1962 (ver PDF aquí: ABC-19-01-62), llo cierto es que en público se reprimieron las muestras de este tipo de antiamericanismo.

¿Queda hoy algún legado de este antiamericanismo?

La plena incorporación de la sociedad española, a lo largo del último medio siglo, a pautas de vida modernas, que deben mucho a la influencia estadounidense, ha acortado la brecha cultural y de estilo de vida que separaba anteriormente a ambos países.

Por lo tanto, el antiamericanismo ya no conforma un discurso integral de oposición contra toda una civilización. Las últimas muestras de antiamericanismo ideológico se dieron en grupos de extrema derecha surgidos en el tardofranquismo, como Fuerza Nueva o el Círculo Español De Amigos de Europa [CEDADE]. No obstante, lo que ha legado el antiamericanismo conservador es una serie deshilvanada de prejuicios y tópicos sobre los anglosajones, que se han transmitido de generación a generación con muy pocos cambios y que siguen estando muy presentes en la sociedad a la hora de valorar a los estadounidenses.

Antiamericanismo 2010

Cartel del Movimiento Social Republicano [MSR] en el que es visible el antiamericanismo.

Hoy en día, el antiamericanismo conservador se encuentra más extendido entre los países de religión musulmana que en Europa. De manera parecida a lo que ocurría dentro del conservadurismo católico en el pasado, el temor a la pérdida de identidad, a la secularización y a la imposición de la modernización al estilo americano constituyen los principales motivos del antiamericanismo islámico, además del carácter de “cruzada” con que sus sectores más extremistas interpretan la política exterior estadounidense de los últimos años.


EL 68: REFLEXIONES HISTÓRICAS DE INTERÉS

abril 27, 2020

 

Blindado del Ejército en México D.F. el 26 de julio de 1968 en una concentración de estudiantes (foto de Wikipedia).

 

EL RECUERDO DE LOS 40 AÑOS DE 1968 HA DEJADO UNA ESTELA DE PUBLICACIONES, de las que se hizo eco la prensa.

Por nuestra parte, colaboramos en un estudio colectivo sobre extremismo y violencia política que recomendamos por la diversidad de sus temas y trabajos: Juan Avilés, José Manuel Azcona y Matteo Re (eds.), Después del 68: la deriva terrorista en Occidente (Sílex ediciones, Madrid, 2019), 634 pp.. Nuestra aportación fue “Redes y dinámicas transnacionales de contrainsurgencia en la América Latina de los años del plomo: ‘Terror import/export’“. Puede accederse al sumario e introducción de la obra en PDF aquí.

 

En esta entrada incorporamos el PDF completo (68s – Coloquio) de las actas de un interesante congreso internacional al respecto, celebrado en Barcelona los días 29 y 30 de noviembre de 2018. Su referencia bibliográfica es la siguiente: Carme Molinero, Ricard Martínez i Muntada y Brice Chamouleau (eds). 68s. Congrés Internacional. Actes. Barcelona (CEDID-UAB, 2019), 185 pp. Se puede acceder al conjunto de información sobre la obra aquí, de donde hemos descargado el PDF.

El contenido de las actas es el siguiente:

  • «El 68 y su proyección violenta: los años 70, ‘años de plomo'», Victor Aparicio Rodríguez.
  • «Recepción e influencia del mayo francés del 68 en España. El caso catalán», Patricia Badenes Salazar.
  • «La transcendència dels anys 68 a la comarca de la Safor (País Valencià) repercussions i conseqüencies posteriors», Vicent Cremades.
  • «La deriva más radical de los 68’s: Die Rote Armee Fraktion. Die Generation ‘K'», Laura García Fernández.
  • «De la Renaixença al 68. Nacimiento y construcción del nacionalismo de liberación en la Cataluña del Tardofranquismo», Andrea Geniola.
  • «1968 com a transició narrativa i cultural a Catalunya», Mariona Lladonosa Latorre.
  • «The agitators of today and the leaders of tomorrow». La política exterior de Estados Unidos y los estudiantes españoles en el contexto del 68″, Óscar J. Martín García.
  • «Letters from ‘Glaucos’: Guy Debord during the Portuguese Revolution», Ricardo Noronha.
  • «Origen, trayectoria y resistencia en la nueva izquierda en Chile. El discurso de la violencia y la justicia en la reconfiguración estratégica del Movimiento de Izquierda Revolucionaria [MIR]», José Antonio Palma Ramos.
  • «Calles, suburbios y fábricas. La crítica a la producción del espacio en el cine del Mayo francés», Irene Valle Corpas.
  • «De las aulas a las armas. Radicalización del estudiantado universitario santafesino en la segunda mitad de la década de 1960», Natalia Vega.
  • «El 68 invers. Sorgiment i èxit d’una cultura ‘troll’ de dretes, 50 anys després», Francesc Veiga.

 

 


TRES APUNTES SOBRE LA AFINIDAD DE VOX CON EL PARTIDO LEY Y JUSTICIA POLACO

marzo 2, 2020

Santiago Abascal, líder de Vox, y el presidente del partido Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski (foto de La Razón).

 

LA PROPUESTA DE VOX DE PAGAR 100 EUROS MENSUALES POR CADA HIJO HASTA LOS 18 AÑOS supone adoptar una medida estelar del partido Ley y Justicia [PiS], que gobierna Polonia. Diversas decisiones tomadas por los ejecutivos del PiS han sido asociadas a la creación de “democracias iliberales”, como ejemplificaron sus reformas destinadas a controlar el poder judicial. Desde nuestra óptica, es interesante remarcar esta proximidad de Vox al PiS por tres razones.

1. Una ruptura en las tradicionales afinidades de la ultraderecha

La extrema derecha española tradicionalmente (por razones de proximidad geográfica y cultural) ha sido proclive a primar las relaciones de proximidad con formaciones italianas y francesas por encima de las de otros países. Eventualmente, hubo cierta conexión con la Guardia de Hierro rumana en los años treinta y en la posguerra que aún perduró en los setenta. Sin embargo, las afinidades con fuerzas ultracatólicas y antirusas del Este, como es el caso de Vox y el PiS, constituyen una novedad.

De hecho, Vox ya manifestó en su programa que compartía el euroescepticismo de los países del llamado grupo de Visegrado, que incluyen a Polonia: «Impulsar en Bruselas un nuevo tratado europeo, en la línea que defienden los países del grupo de Visegrado en cuanto a fronteras, soberanía nacional y respeto por los valores de la cultura europea».

2. Una elección de aliados significativa

En este sentido, Vox no escogió como grupo parlamentario en Estrasburgo a Identidad y Democracia (que lidera la Liga italiana y al que pertenece el Reagrupamiento Nacional que dirige Marine Le Pen), sino al de los Conservadores y Reformistas Europeos, que pertenece el PiS.

Sin embargo, ello ha supuesto una contradicción significativa para el partido que lidera Santiago Abascal, ya que a este grupo, paradójicamente, también esta adscrito a él la formación valedora de Carles Puigdemont, la Nueva Alianza Flamenca [N-VA].

3. Un cambio silencioso de política económica

Al asumir la citada medida estelar del PiS para fomentar la natalidad, Vox no solo ha remarcado su vecindad ideológica con este partido, sino que también ha hecho una enmienda silente a su política económica neoliberal. Y es que instaurar este subsidio requeriría entre 9.600 y 8.000 millones anuales de euros. Ello choca con su afán de rebajar impuestos y reducir el Estado. Por esta vía, Vox puede haber iniciado una andadura para proyectarse como «derecha social» y buscar caladeros de voto en sectores sociales populares, aunque es pronto para formular conjeturas al respecto.

Conclusión: un partido “en construcción”

La afinidad entre Vox y el PiS aquí expuesta ilustra, por una parte, como Vox ha  cambiado tradiciones establecidas en la extrema derecha española, al priorizar por ahora como referente a un partido ultracatólico del Este. Por otra parte, refleja como Vox modifica algunos de sus pilares programáticos de forma implícita y según cada coyuntura. Ello representa una capacidad de rápida adaptación a escenarios cambiantes sin asumir contradicciones notorias.


CÓMO LA ULTRADERECHA EXPLOTA LAS PERIFERIAS: LE PEN Y LAS ELECCIONES LOCALES COMO EJEMPLO

febrero 2, 2020

 

HEMOS DEDICADO LAS ÚLTIMAS ENTRADAS DEL BLOG A “LA ESPAÑA VACIADA” Y A LAS PERIFERIAS EMERGENTES O CONSOLIDADAS.

Hemos visto así como estas últimas se han manifestado ya en las elecciones del 10-N y plantean tensiones territoriales nuevas, con propuestas de nuevas autonomías (una región leonesa) o creación de ciudades autónomas (La Línea). Asimismo, hemos advertido que esas periferias (los “lugares que no importan”, siguiendo a Andrés Rodríguez-Pose) manifestaban su protesta por su relegamiento votando a opciones populistas.

La ultraderecha contra las “megalópolis”

La estrategia de Marine Le Pen y su Reagrupamiento Nacional [RN] en vista a las futuras elecciones locales de 2020 pasa precisamente por explotar esta realidad. Lo recoge el blog francés Fragments sur les temps présents (de lectura imprescindible para público interesado en la ultraderecha), haciéndose eco de un artículo de Nicolas Lebourg. Según este reputado experto en la extrema derecha, la estrategia lepenista es la siguiente:

Ella [Marine Le Pen] defiende una «desmetropolización» y el «localismo». Las críticas a la ciudad mundial [ville-monde] de París (donde el RN no tiene ninguna opción electoral), más preocupada por las otras ciudades mundiales que por las francesas, le permiten abogar por un incentivo fiscal para reubicar empresas de metrópolis en zonas áreas abandonadas. Es una idea que le permite vincular las campañas municipales y presidenciales.

En suma, transforma su sociología electoral (clases trabajadoras del sector privado, áreas rurales, etc.) en el campo político de los outsiders de la globalización que ella conduciría contra la «nación start-up [emergente]» de Emmanuel Macron.

De este modo, lo que puede ser una campaña electoral poco atractiva se convierte en un combate épico contra la globalización (“el mundialismo” antinacional y la defensa de la Francia olvidada), una estrategia que el politólogo Xavier Crettiez denomina “escapismo revolucionario”.

Y es que Le Pen afirma que los comicios locales serán la ocasión para que emerja una nueva élite forjada en la política municipal para regenerar el país y detener el proceso de decadencia de grandes zonas territoriales ante la consolidación de urbes y regiones dinámicas (véase el discurso de Le Pen en la clausura de la convención nacional del RN para los comicios locales de 2020 de 12 de enero, especialmente a partir del minuto 10).

 

El trasfondo: la Francia periférica de los “chalecos amarillos”

Este combate electoral lepenista no puede comprenderse plenamente si no tenemos en cuenta la revuelta de los “chalecos amarillos” iniciada en octubre de 2018. Esta última fue una formidable protesta de la “Francia periférica” y su creciente abandono contra París como “ciudad global”.

Su estallido fue una sorpresa y lo motivaron decisiones aparentemente de poco calado, como el aumento del precio del combustible o una mayor limitación de la velocidad. Sin embargo, ello fue el precipitante de la revuelta de una Francia periférica que necesita el automóvil porque cada vez tiene más dificultades para disfrutar de servicios o acceder a un empleo.

Este proceso lo describió con claridad meridiana el geógrafo Christophe Guilluy en La France périphérique. Comme on a sacrifié les clases populaires (2014), de lectura necesaria para entender las cuestiones que planteamos en esta entrada y las precedentes.

Retrocede la polarización izquierda-derecha ante otra emergente: periferia perdedora-ciudad global

En síntesis, lo que refleja el discurso lepenista en los comicios locales es la importancia creciente de la brecha que se abre entre periferias insurgentes y que se resisten a enquistarse en la marginalidad y la red de urbes globales bien insertas en las redes de comunicación, conocimiento y economía global.

El lepenismo ya ha obtenido buenos réditos de ello, como señaló el politólogo Pascal Perrineau en La France au Front. Essai sur l’avenir du Front National (2014). Este subrayó la importancia de las fracturas territoriales en su voto.

¿Por qué dedicamos nuestra atención a esta cuestión? Porque es más que probable que las periferias emergentes españolas generen nuevas dinámicas políticas aún por contornear, pero que adquirirán importancia creciente a corto y medio plazo y articularán conexiones con opciones populistas de signo diverso.


TRES LECTURAS SOBRE LA “ESPAÑA VACIADA” Y SUS IMPLICACIONES POLÍTICAS Y SOCIALES

enero 26, 2020

Imagen de eldiario.es sobre «La España vaciada» de un interesante artículo sobre el tema.

 

EN NUESTRA ANTERIOR ENTRADA HEMOS ABORDADO LAS NUEVAS TENSIONES POLÍTICAS que está generando la llamada “España vaciada”, es decir, los territorios que sufren una despoblación difícil de revertir y que intentan hacer oír su voz.

Baste apuntar al respecto que -según previsiones de la División de Población de la ONU- un 28% de la población total de España en 2035 vivirá en Barcelona y Madrid, porcentaje que llegaría al 33% al sumar Valencia, Sevilla y Zaragoza con sus periferias. En esta entrada sugerimos tres lecturas de interés sobre esta cuestión, ya que consideramos que cada vez tendrá más peso en la vida política y social del país.

Sergio del Molino, La España vacía (2016)

Sergio del Molino, La España vacía. Viaje por un país que nunca fue (2016).

Excelente y premiado ensayo, bien escrito por un periodista nacido en 1979 y que a través de los viajes, datos y reflexiones del autor traza un sólido y buen retrato de la España que se despuebla. Muestra así como se configuran “dos Españas”, no en términos machadianos, sino de población, equipamientos y servicios: “Hay dos Españas: una urbana y europea, y una España interior y despoblada. La comunicación entre ambas ha sido y es difícil. A menudo, parecen países extranjeros el uno del otro. Y, sin embargo, la España urbana no se entiende sin la vacía”, advierte. El éxito de la obra ha dado nombre al fenómeno de la “España vaciada”. Clicando aquí puede leerse algunas de sus páginas y aquí el autor presenta la obra.

Andrés Rodríguez-Pose, “La venganza de los lugares que no importan” (2018)

Andrés Rodríguez-Pose, “The revenge of the places that don’t matter” [La venganza de los lugares que no importan”] (2018).

Este estudio de un profesor de Geografía Económica de la prestigiosa London School of Economics [LSE] analiza cómo la situación de pobreza y declive económico que supone la despoblación ha creado periferias (“lugares que no importan”) cuya protesta se ha canalizado por una vía populista de “fuertes fundamentos territoriales, en lugar de sociales”, como han reflejado el Brexit o el acceso de Donald Trump a la presidencia de los EE.UU.. A partir de tales consideraciones subraya la necesidad de implementar políticas de desarrollo territorial. Puede verse en este articulo una síntesis de sus tesis y descargarse aquí su estudio en PDF.

«Periferias. Nuevas geografías del malestar”, Papeles, 147 (2020)

“Periferias. Nuevas geografías del malestar” es el tema central del número 147 (2020) de la revista Papeles de relaciones ecosociales y cambio global de la FUHEM. La revista permite acceder on-line a algunos de sus artículos que ofrecen un estado de la cuestión interesante y reciente, notablemente la introducción de Santiago Álvarez Cantalapiedra. Este señala como la “pérdida de población ha dejado de ser exclusivamente un fenómeno rural y alcanza también a las capitales de provincia y de comarca, cuyos habitantes emigran hacia los grandes centros urbanos, dando paso al éxodo urbano de la población más cualificada hacia las ciudades globales”.


A %d blogueros les gusta esto: